Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 5 D E S E P T I E M B R E D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 14 estamos viendo todos. los días al presidente popular, un hombre como todos nosotros, pero no nos detenemos a, meditar en el espíritu de coloso que anima esa arcilla humana. Y de. que en e l propio Sr. Leguía. hallaban eco esos desmesurados elogios, creyéndose verdaderamente, un hombre providencial, está la prueba en discursos suyos, de uno de ios cuales es este trozo: A ratos, cuándo pienso en la obra que hemos realizado, en las fatalidades geográficas e, históricas que hemos corregido, en el destino que hemos impresó a la República, creo que en mi corazón y en mi cerebro se concentraron fuerzas de la N a t u raleza para rectificar los rumbos de la H i s toria. Ño de otro modo puede, explicarse esa resurrección nacional que h a. transformado el dolor en alegría, la miseria en opulencia, la desorganización en disciplina, y que provoca el estallido de esos entusiasmos que se, traducen en los homenajes que a diario recibo. Y queremos advertir al lector, para que esté seguro de que no son invenciones de sus adversarios, que las dos transcripciones anteriores han sido tomadas del diario La Prensa, órgano diario de, Leguía en L i m a Hacia el fin. -Y vamos, brevemente, porque esta. ¡información es ya muy extensa, hacia los momentos actuales que vive el Perú. Contra el Sr. Leguía, que contaba con un excelente servicio policíaco, se han preparado numerosos atentados y movimientos revolucionarios, y todos, todos, fracasaron o abortaron, haciendo pensar que su poder sólo acabaría cuando concluyera su existenc i a -E l último de estos intentos, verdadera. obedecidas en provincias, o a. ellas se apusieran inconvenientes dilatorios, él presmepte, contagiado del temor general, atiende lbs nuestra sección de anuncios p o r consejos de voces amigas, firma su renuncia al cargo y delega sus. funciones en una palabras clasificados en secciones. Junta militar, de la cuál forman parte personalidades adictas, y en la. que se reserva E n ellos encontrará constantemen- un puesto al promotor del movimiento de Arequipa, Sr. Sánchez del Cerro, quien, sintiéndose fuerte y temiendo una celada, se te asuntos que pueden interesarle. niega a reconocer a la Junta de L i m a y prende a cuantos emisarios se. le ¡envían. A c t o seguido dé su dimisión, Leguía embarca en el Almirante Grau, no como huido, sino aún como, jefe, y a que desde allí envía mente diabólico, data sólo de Tunos- me és, y órdenes, que no son obedecidas, y que retenía por objeto asesinar al Sr. Leguía en presentan su último esfuerzo por recobrar el interior de la Catedral de L i m a al paso el Poder, que se desliza de sus manos segude l a procesión del Viernes Santo. ramente para siempre, hasta que el teniente Aunque la contradicción de los cablegracoronel Sánchez del Cerro se impone totalmas que, llegan estos días inducen, a confumente, hace qué el ex presidente sea apresión, es fácil para nosotros reconstruir los sado y vuelto a L i m a y obtiene, -cuando sucesos, basándonos en noticias sueltas. cerramos estas líneas, que l a Junta presidiE l domingo 24 de agosto. corrieron por. da por el general P o n e r s e disuelva y ac te L i m a graves rumores acerca de un movia la de. Arequipa. miento revolucionario en el Sur del país, ¿Qué sucederá ahora? Todo depende de movimiento que había sido denunciado á l a las dotes que demuestre el Sr. Sánchez del Policía, sin que lo tomaran en cuenta las Cerro, para quien se, le abre u n período plealtas autoridades. Como al- movimiento no no de actividad y de responsabilidades. se le concedía importancia, el- presidente LeSi, escarmentando en Cabezas ajenas, r éguía marchó por la tarde de dicho domingo al hipódromo de Santa Beatriz, para asistir siste a los halagos ilegales de un Poder i n definido y acierta a encauzar los anhelos a las carreras de caballos, festejo al que populares que ofrezcan garantías para toera. gran aficionado. E n el curso- de- las cados, merecerá bien- de su Patria, y constirreras a la tribuna presidencial debieron tuirá su conducta un feliz ejemplo para la llegar noticias alarmantes, que obligaron al- América española, y aun para el mundo enSr. Leguía a trasladarse ál histórico palacio tero. i de Fizarro, y allí, perdida Inusitadamente la Pero... serenidad por todos ante él extraño hecho de que. las órdenes impartidas no fueran J S GUTIERREZ- RAVE: OÉ E l público debe leer diariamente J f r DOLOR Terrible sufrimiento DE CABEZA que destruye la belleza d e l rostro, aplaca la voluntad y hace perder el d o m i n i o de s i mismo. por Especialmente para las mujeres que su constitución más delicada están c o n freimportancia disponer cuencia expuestas a dolores de cabeza, neuralgia, jaqueca, etc. es de mucha dé u n remedio que haga desaparecer rápidamente E l calmante que VERAMON. estos dolores, asi como el malestar que los acompaña, sin- perjudicar el organismo. lidad y aumenta el bienestar es el que, gue: obra con rapidez, elimina el dolor, restituye la norma- por su composición química especial se d i s t i n por la intensidad de su efecto, por no atacar él corazón y por no producir ardores de estómago.
 // Cambio Nodo4-Sevilla