Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C aáo e l m a n d o s a b e pie en S e v i l l a u n a Gwsm Perfumería es la de GALINDEZ, calle Pl y Margall, 2 Í la más surtida, y acreditada. ¿Esencias. y. Colonias a granel, de las mejores calidades. PLAYAS- Viaje í N O D O I fW l iw S W E r V W. B fc- w SÁBADO 6, A LAS 9 Y MEDIA DE LA NOCHE Sevilla, a Sanlúcar- Chipiona 7 pesetas Ida y vuelta 11 Amor de Dios, 23. Teléfono 26.343 A A D U A N A D Próxima convocatoria para Periciales y Auxiliares. P a r í prepáS ración en sus clases o por correo, programas y contestaciones? el INSTITUTO K E Ü S P R E C I A D O S 23, M A D R I D Tenemos internado. Tres últimas oposiciones obtuvimos 47 plazas. Clase diaria de una hora, 15 pesetas mensuales. INSTITUTO R E U S PREOIAIÍOS, 23; P U E R T A D E L SOL, 13, y M A Y O R 1, M A D R I D Libro: 6 pesetas. pr TAQUIGRAFÍA INGENIEROS INDUSTRIALES- INSTITUTO ARTUR PERITOS AiRIQQLAS Y BACHILLERATO AC I BERNARDOTS, MADR A: E NAI 0 Í Universitario Ciencias. Eficacísima preparación. Enseñanza gratuita; a los que no aprueben. A C A D E M I A V E L D J L A Magdalena, 1, Madrid. OPOSICIONES A HACIENDA Y POLICÍA INGENIEROS DE poteco M B 300 plazas para Policía; exámenes en octubre. E n enero de 1931, Auxiliares do Contabilidad de Hacienda. E n Hacienda se admiten señoritas. Programa oficial, nuevas contestaciones y preparación en el antiguo y acreditado I N S T I T U T O R E U S E n Policía obtuvimos- 143 plazas, entre ellas loa números 1, 2, 3, etc. y en Hacienda, seis veces el número 1, dos veces el n ú m e r o 2 y 32 é plazas. Los- retratos y nombres de estos éxitos definitivos se publican en el prospecto que regalamos. Solicite programas gratuitos ara ntigüo y acreditado INSTITUTO R E U S P R E C I A D O S 23; P U E R T A D E L SOL, 13, y M A Y O R 1, M A D R I D Tenemos internado. CAMINOS. mi INSTITUTO ASTUR T SSÍÁ C M (f A C rústicas en toda España, compro e h i- 1 r 1 rt M 9 jr, r i t o Alcalá. 94, Madrid. yiiwi t e a usted BLANCO Y N E G R O i i i un ija? 1 y E RODRIGUEZ- SOLTS LOS G U E R R I L L E R O S D E 1808 42 J; Ramón PBérmudez más conocido por. Póriiévédrai zapatero de oficio e hijo de Arévalo, fué tino de los muchos jóvenes que acudieron al llamamiento que e l brigadier don Ignacio de ¡Tapia, conde de Val- del ¡Aguila, hizo a l a juventud de Arévalo para que fuese a l a capital a ingresar como voluntario en el baitallón que en A v i l a se organizaba para combatir a los franceses: llamamiento al cual respondió l a provincia con el mayor entusiasmo, presentándose en A v i l a al lado de jóvenes de las primeras familias de Arévalo, como los señores Bernal, Revilla, Sanz y otros, que, desde luego, fueron nombrados oficiales, potros como Bermúdez. que, poco afectos a l a discip l i n a militar, resolvieron incorporársela las guerrillas, i Bermúdez se dio bien pronto a conocer en l a de Saornil por su valor y serenidad. Deseoso u n día de ver a su familia, y contra l a voluntad de. su jefe, por- considerar su pretensión na temeridad, en atención a que en Arévalo existía guarnición francesa, resuelto a llevar a cabo su deseo, se despidió de sus camaradas, y a los dos días, y casi ya de noche, se encontró a una legua dé A r é ivalo con un guarda de campo, a quien preguntó si ¡había visto alguna partida de franceses, a l o que. el guarda contestó que allí cerca, en l a casa, del Soto (posesión del señor marqués dé Cilleruelo) había diez dragones; que huyese si no quería ser víctima de ellos. fí- -T o d o lo contrario. ¿Y cómo? -preguntó el guarda, a quien la sangre fría con que Bermúdez se éxpHcába iba dando ánimos. -M i r a vas a llegarte a l a casa, y, rhüy azorado, les dices que huyan, que viene sobre ellos la partida JjdjjSaornií, r r r r ¡I- ¿T e chanceas? A l instante concibió Bermúdez el proyecto de apoderarse de ellos y entrar en Arévalo precedido con la gloria de este triunfo. -Si tú me ayudas- -le dijo al guarda- verás qué pronto los prendemos. ¿A los franceses? -interrogó con espanto el guarda. -Sí- -contestó Bermúdez. ¿Y qué más? -L o demás déjalo de m i cuenta. Había cerrado la noche y la obscuridad era completa. E l guarda echó a correr hacia l a casa, diciendo a los franceses que se preparasen a la defensa, pues venían sobre ellos más de cincuenta guerrilleros. Juzgúese el espanto de los franceses! D e repente se oye a Bermúdez g r i t a r ¡Cercar la casa... ¡Veinte hombres por la es palda... ¡Veinte por el frente... ¡Adelante... Suena un tiro... Y los dragones, aterrados, se entregan sin resistencia. Bermúdez ordena que vayan saliendo uno a uno y entregando las armas. E n tanto, el guarda se presenta con una cuerda... y empieza. a atarlos por parejas. Cuando los imperiales se dieron cuenta de lo acontecido era y a tarde; y sin más escolta que el guarda y un molinero, que acudió al tiro, Bermúdez presentó en A v i l a a los diez dragones, Las autoridades de la capital trataron de recompensar a Bermúdez y sus dos compañeros, y todos se negaron; mas insistiendo el presidente de la Junta, pidió Bermúdez que se pusiese en libertad a don iVelentín Perrino, escribano y vecino de Arévalo, que se encontraba detenido en A v i l a por haber sido denunciado como afrancesado, gracia que le fué concedida en el acto. Este hombre, tan esforzado en el campo de batalla como bueno en la paz, al terminar la guerra, volvió a Arévalo, tornó a sus trabajos, sin jamás pedir ni. aceptar premio alguno por lo que él juzgaba el cumplimiento de su deber. r P o r las montañas de: León se hacía Solar btrá guerrilla, á l mando del rico hacendado don José María ¡Vázquez, apellidado el Salamanquino, por ser hijo de esta ciudad, el cual no cesaba de combatir a los imperiales y de Erodueirles dáffo terribles.
 // Cambio Nodo4-Sevilla