Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ACADEMIA, dirigida por D. ÁNGEL LOSADA, ex profesor de la General Militar de- Zaraí jza. Externos y. mediopensionistas. IntWS nado yigiladisimo e instalado con todo -confort Profesorado muy competente y de prestigio. Juan de Mena, 23, MADRID. E n el mejor sitio de la corte, junto al Retiro. Teléfono 96834. Pedid Reglamentos. Visitas: de once a una y. de seis a siete. PltEPARAOÜH PARA EL INGRESO EN LA ACADEMIA GENERAL MILITAR AÍSREPÍtl fi V HUniUHLHU I R A P l i l I I RATA DMUESIlfaSsEanH 1 U r C n i I Vw a universitario Ciencias. Eficacísima preparación. Enseñanza gratuita los que no aprueben. ACADEMIA V E L L L L A Magdalena, 1, Madrid, INGENIEROS INDUSTRIALES- INSTITUTO ARTUR PERITOS AGRÍCOLAS B 6 TM INGENIEROS AGRÓNOMOS nos bien conceptuados. Más del 70 por 100 del Cuerpo procede de esta Academia. ADUANAS I flfl DI A 7 A 6 IIIU r L M M O ACADEMIA SERRANONAVARRO RIVERA LA MAS ANTIGUA CARRETAS, 35. B A C H I L L E R E S en tres convocatorias A P A R E J A D O R E S TM TM Exámenes en marzo de 1931. Instancias hasta el 30 noviembre 1930. Edad, desde los 23 años. Programa oficial, contestaciones y preparación en el INSTITUTO REUS PRECIADOS, 23; PUERTA D E L SOL, 13, Y MAYOR, 1, MADRID. Ultima oposición obtuvieron nuestros alumnos 58 plazas. Regalamos prospecto detallado. VfeC Í U T E B U E M T Í I R E C U C Sil I C i l l E l l I U H C v A D f l $l í S t ü C C A E T lIlfflBCi if A Plazas con 3.000 pías. Se admiten señoritas. No se exige título. Para el programa U r U w l V i w l v k V H i MSjaW 8 SWH oficial, contestaciones y preparación en las clases o por correó, diríjanse al INSTITUTO REUS PRECIADOS, 23; PUERTA D E L SOL, 13 y MAYOR, 1, MADRID. E n las últimas oposiciones obtuvimos 17 plazas, entre ellas la número 1 de señoritas y la número 2 de varones. Regalamos prospecto detallado. DONA MANOLITA DE PABLO dará ios DOS MILLONES en el sorteo de 5 a CRUZ ROJA Administración número s, S A N B E R N A R D O 18, M A D R I D Tiene billetes para el sorteo de la C R U Z R O J A para el de N A V I D A D y para los sorteos corrientes, y envía a provincias y extranjero desde u n décimo en adelante. 430 E. RODRIGUEZ- SOLIS LOS G U E R R I L L E R O S D E 1808 431 durante el invierno, y ya en el mes de enero de 1809 sorprendió los destacamentos franceses de F r ó mista, Rivas y Paredes de N a v a logrando poner en libertad a varios prisioneros ingleses que los i m periales conservaban en su poder. L a suerte hizo que Porlier tropezase con otro hombre de gran valía, don Bartolomé Amor, de quien luego hablaremos, que fué segundo suyo y uno de esos patricios dignos de mención y alabanza por sus extraordinarios méritos. Furioso el general francés que mandaba en F a lencia de los gloriosos hechos de Porlier y de las continuas derrotas que hacía sufrir a sus soldados, se apoderó del prior de San Juan de D i o s y de l a señora de Paniagua, en cuya casa del pueblo de San Cebrián tenía su alojamiento el Marquesito. Apenas lo supo Porlier envió a su leal compañero Amor a Palencia, en donde éste logró penetrar disfrazado de pastor, consiguiendo hacer llegar a m a nos del general, francés un oficio en que el Marquesito le advertía que de no poner inmediatamente en libertad a l prior y a la señora de Paniagua, f u silaría todos los prisioneros que tenía en su poder. Determinación ante l a cual los presos recobraron inmediatamente l a libertad. N o perdonó el general francés a Porlier semejante humillación, y- k preparó en Saldaña una emboscada, en la q e el Marquesito estuvo a punto de ser cogido, salvándose tan milagrosamente, que n i aun pudo tomar su caballo, en mangas de camisa y descalzo, con otros dos oficiales y un cura. Toda l a guerrilla de Porlier fué inhumanamente sacrificada, y los franceses llevaron su crueldad al extremo de clavar vivos a algunos guerrilleros en postes, que fijaron en el camino de C a m ó n De nuevo Porlier, ayudado del valiente A m o r comenzó a reunir nuevos partidarios y hacer terrible destrozo en los franceses desde la parte derecha del canal, y por Melgar de Yuso, cazando, como se cazan pájaros, a cuantos imperiales pretendían pasar de una a otra orilla. Excitado el entusiasmo de los palentinos con estas victorias, y ansiosos de vengar la bárbara muerte de sus hermanos en Saldaña, fué t a l el número de guerrilleros que se le presentaron, que Porlier x, A m o r formaron en Pedrosa dos compañías bien a r madas, merced a los fusiles tomados a l enemigo, con unos 140 hombres, teniendo que pasar a Astudillo en busca de paño para uniformarlos. Deseoso Porlier de que nuevos triunfos dieran renombre a sus gentes, resolvió hacerse dueño en el mes de febrero del depósito de prisioneros que tenían los imperiales en Sahagún. T a l como lo había pensado, y con el apoyo del valiente Amor, realizó su plan el intrépido Porlier, apoderándose de los prisioneros españoles e ingleses que tenían los i m periales, y lo que es más, de los cien soldados franceses que los custodiaban. Este gran triunfo produjo en todos los suyos u n entusiasmo indescriptible. Con los auxilios que le prestó l a Junta de A s t u rias, y engrosada su guerrilla con nuevos adeptos, luego de vencer a los imperiales en Cervera, acometió a la guarnición enemiga de A g u i l a r de Campóo, compuesta de 400 hombres y dos cañones. Aguilar de Campóo era por entonces una villa de unos 1.000 habitantes, situada en la margen izquierda del río Pisuerga. Su origen se remonta a la época de los romanos; perteneció a l a casa señorial da López de Haro, y fué declarada cabeza de marquesado por los Reyes Católicos. E n la plaza, algo irregular, se alzaba l a Casa Consistorial, antes palacio de los señores de A g u i l a r con un gran pórtico de columnas y escudos de armas en l a fachada, de bastante mérito. Aguilar contaba además con la iglesia colegiata, edificio del orden gótico, adornada con varios sepulcros; con seis ermitas, un convento de monjas y algún trozo de antig- uas murallas. E n los alrededores, y sobre un elevado cerro, a l Este, existían las ruinas del antiguo castillo de A g u i l a r en el camino del valle se admiraban algunas canteras de exquisitos mármoles, y a l Oeste el soberbio convento de Premostratenses de Santa María la Rea. 1, magnífica obra del siglo x r con ricos capiteles del más puro gusto románico. Cerca de este convenid se dice hállanse enterrados el célebre guerrero Bernardo del Carpió, vencedor de Carlomagno en Roncesvalles, y su alférez, el no menos famoso soldado Fernando Gallo.
 // Cambio Nodo4-Sevilla