Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 9 D E S E P T I E M B R E D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 31. INFORMACIONES Y NOTICIAS TAURINAS E n U t r e r a L o s olvidados p o r su gusto. É n M a d r i d N i l o uno ni l o o t r o E n T e t u á n N o v i l l o s grandes, mansos y difíciles. E n M u r c i a U n a corrida de enfermos. U n espectador muerto en la plaza de T o r tosa. Otras corridas de toros y n o v i l l o s E N UTRERA j M e n o s torpe que los sevillanos, y obediente a l plan premeditado, que e r a el t r a bajar l o menos posible, F o r t u n a estuvo t a n m a l como ellos. H a s t a como estoqueador. S i trasudó algo las t a l e g u i l l a s fué p o r que el h o m b r e está algo g o r d o y p o r q u e e l c a l o r apretaba. A p a r t e l a abundante c a r e n c i a de p r o b i d a d a r t í s t i c a- -n u n c a bastante c e n s u r a d a- -h a y que c o n s i d e r a r ante l a m a l a t a r d e del bilbaíno que se t r a t a de u n t o r e r o que, en el declive de s u c a r r e r a n o puede esperar p r o v e c h o que no h a y a a l c a n z a do y a E n c a m b i o los otros, se j u g a b a n casi, el todo p o r el todo. Q u i z á s l a p a r t i d a n o esté p e r d i d a aún. E c l i p s a d o s p o r el p r o p i o d e s á n i m o- -e n que se j u s t i f i c a b a el desdén de los públicos, que no son i n j u s t o s j a m á s- -e l C h i c o de l a B l u sa, R a f a e l el G a l l o ese veterano B i e n v e n i d a a q u i e n R a y i t o brindó l a muerte de s u seg u n d o b i c h o se a m o n t o n a r o n durante b u e n número de años con los desheredados del arte. Y u n día s a c a r o n el pecho y se c o l o c a r o n en v a n g u a r d i a P e r o cada u n o l l e v a b a dentro u n torero. ¿L o sienten l a t i r en sí Rayito y A n g e l i l l o? P u e s a destaparlo. ¿N o? E n t o n c e s ¿a qué esperan? Aitt Casar, aut nihil- -que quiere d e c i r O a l toro, o a casa A p u n t a d o queda que el g a n a d o del señor G o n z á l e z- -p r o c e d e n t e de P é r e z de l a C o n r c h a- -f u é excelente p o r el trapío y l a c o n dición de l i d i a d i g n o de p l a z a g r a n d e R o a l e s R e g a t e r í n y R o m e r i t o entre los peones, y A n g u i l a u n s o b r i n o de C a m e r o y los h i j o s de J u a n y M a n u e l D í a z p o r los de l a v a r a l a r g a a c t u a r o n b i e n en l a p r i m e r a c o r r i d a de U t r e r a que estuvo bastante c o n currida. L o s olvidados p o r su gusto Interesante, en v e r d a d e r a l a c o r r i d a de U t r e r a p a r a esas dos v í c t i m a s del o l v i d o que son R a y i t o y A n g e l i l l o de T r i a r í a en p r i- m e r l u g a r p o r q u e apenas si tenían o t r a y luego p o r q u e les ofrecía ocasión de p r o b a r c o n sus hechos si había i n j u s t i c i a en l a c r u e l i n d i f e r e n c i a que h a c i a ellos d e m u e s t r a l a afición. ¿A U t r e r a iban a i r a arrimarse? -dirá a h o r a e x c u l p a d o r el g r u p i t o de sus defens o r e s- P u e s ¿d ó n d e si n o? E s de suponer q u e n o a g u a r d a n a l a F e r i a de a b r i l e n Sev i l l a o a l a c o r r i d a de Beneficencia, én M a d r i d P a r a el t o r e r o c o n a l m a de a r t i s t a todas las plazas s o n buenas, p o r q u e el t o r e a r antes es p a r a él u n placer del espíritu que u n esfuerzo espectacular, cuyo v a l o r depende del m e r c a d o en que se l o realice. P a r a el t o r e r o cobarde todas s o n m a l a s el i n s t i n t o de conservación le apremiará igualmente e n el c o r r a l doméstico y en el Coloseo. C o n secuencia s i porque a l t e r n a en u n pueblo, u n t o r e r o o s c u r e c i d o no t r a t a c o n t o d a l a f u e r z a desesperada que d a n l a a m a r g u r a el a m o r p r o p i o y l a h e r m a n a necesidad, de b u s c a r s u puesto a l s o l t a m p o c o l o b u s c a r á e n M a d r i d n i en S e v i l l a Y demostrará que está bien olvidado... A s í A n g e l i l l o como R a y i t o desperdiciaron el d o m i n g o u n a c o y u n t u r a favorabilísima p a r a el l o g r o de su reivindicación. A las puertas de su t i e r r a- -s e d e del toreo- -y b a j o l a m i r a d a cariñosa y benévola que a los h u m i l d e s d i r i g e n s i e m p r e los aficionados y los- críticos sevillanos, l i d i a r o n l o peor posible- a l g u n o s de estilo y c o r a j e- -a q u e l l o s h e r m o sos t o r o s de D E s t e b a n G o n z á l e z que, g r a n des y pródigamente cebados c o m o estaban, cabían perfectamente en el pequeño r u e d o u t r e r a n o porque, nobles, sencillos y de poco n e r v i o j a m á s e x c e d i ó s u acometida de l o que l a c o m o d i d a d del t o r e r o podía apetecer dentro de u n c o n t o r n o t a n c h i c o N o tan borrado como su camarada, M a n u e l del P o z o a l menos, capeó ciñéndose b i e n a s u p r i m e r o a l c u a l en los comienzos d e l muleteo, a g u a n t ó briosamente, e n v a r i o s pases que a l c a n z a r o n aplausos y oles y que e n d e f i n i t i v a se t r a d u j e r o n en u n toreo poll a c a r a a c u y a deficiencia respondió, en desl u c i m i e n t o del t r a b a j o el gazapeo de l a res, n i t o r e a d a n i d o m i n a d a F u e r a de aquellos m o m e n t o s felices, l a l a b o r de R a y i t o se r e d u j o a u n cuidadoso espurgo de v a l o r y de arte. Á n g e l apenas s i en los quites, apuntó en a l g ú n l a n c e que o t r o l a n a t u r a l finura que en el m a n e j o del capote llegó a c a r a c terizarle. cuando novillero. Y aguantó con ánimo, en los p r i m e r o s muletazos, a l tercero de l a t a r d e ¡N a d a m á s! E n el sexto de l a c o r r i d a m a n t u v o c o n R a y i t o el p u g i l a t o entablado p a r a v e r cuál de los dos ofrecía menos visión de t o r e r o E h i c i e r o n match nulo. P o r q u e r e t i r a b a el e n g a ñ o antes de t i e m p o P o z o fué volteado p o r el quinto, y el s e x t o c o g i ó p o r el p e c h o a A n g e l i l l o que le entraba desde l a r g a d i s t a n c i a y era, p o r ello, acechado p o r el enemigo. Y es que cuando l a a p t i t u d está en c r i s i s hasta el t e m o r e s peligroso adversario. 1! que, a l saltar, le h i r i ó en l a cabeza D i o eri l a p r i m e r a ocasión l a v u e l t a a l ruedo, y l u e g o fué también m u y a p l a u d i d o J e s ú s S o l ó r z a n o entrenado y t o r e r o m a n e j ó el capote, e n los quites, c o n arte s i n g u l a r bajando las m a n o s embebiendo a l b i c h o e n los vuelos y r e c o r t a n d o con s a l s a y apreturas. E l l o y su bregar inteligente, f u e r o n las p a r t i d a s de su haber. L o s c u a t r o o seis muletazos que consumó a l a p e r f e c ción en su p r i m e r choto, h i c i e r o n m á s e v i dente l a sosera y l a f a l t a de g a n a de t r a b a j a r acusadas en el resto de l a fácil faen a y en l a deslucidísima que, c o n el p i c o del t r a p o realizó en el q u i n t o h i z o p a t e n te, a m á s de l a apatía antes a p r e c i a d a u n a f a l t a de c o r a j e m u y sensible. M a t a n d o s i n s i tio, es d e c i r c o n demasiados sitios, pues acepta todos los d e l t o r o p a r a meter el a r m a m a t a d o r a Y c o n v i e n e h a c e r u n a pequeña selección, ¿v e r d a d? A l segundo le puso u n p a r m e d i o c r e E l u t r e r a n i t o Joaquín M o n t o y a tiene e n su gesto de sencillez e n c a n t a d o r a u n p o d e roso a u x i l i a r p a r a g a n a r s e a los públicos. A l g o es e l l o pero no todo, n i s i q u i e r a l o necesario. E s t á verde, demasiado verde. N i p a r a n i mueve l o s b r a z o s n i conoce los ter r e n o s y q u e r e n c i a de los toros. Y q u i z á como resultado de i g n o r a n c i a t a n t a m e j o r que p o r ausencia de valentía, d u d a se a z o r a y se pone en p e l i g r o c o n s t a n t e A s í m u leteó a s u p r i m e r b i c h o que, s i n embestir, había optado p o r l a defensiva. Y c u a n d o e l c h i q u i l l o no había v i s l u m b r a d o a ú n a d ó n de iría a p a r a r todo aquello, t u v o l a i n mensa f o r t u n a de meter u n a estocada e x celente que tumbó a l a n i m a l patas a r r i b a N i que d e c i r tiene cómo se desbordó e l entusiasmo del público, que h i z o a J o a q u í n pasear el a n i l l o v i c t o r i o s a m e n t e p o r t a d o r de las orejas y el r a b o de s u víctirha: E n el último, l a suerte, t a n p r o p i c i a a n tes, abandonó al c h a v a l a sus, aptitudes. E l desenlace, c l a r o es, fué n a d a b r i l l a n t e ¡A a p r e n d e r m u c h o y adelante, p o q u i t o a poco L a e n t r a d a con p o c a d i f e r e n c i a c o m o e n l a función del d o m i n g o Y l o m e j o r l o m e j o r estuvo f u e r a de l a plaza. P o r q u e l a s m u c h a c h a s de U t r e r a tienen el b u e n g u s t o de n o i r a los t o r o s M. Vázquez. EN MADRID L a novillada E l g a n a d i t o de! p r o p i o S r G o n z á l e z cor r i d o en l a n o v i l l a d a de Consolación, s i n edad p a r a haber desenvuelto todas sus p r e suntas condiciones de casta, valió bastante menos que l a c o r r i d a de toros. S i e n d o c h i cos todos, l a pequenez fué m á s ostensible en el segundo y el c u a r t o que tenían e l aspecto impúber del candoroso e r a l E n gener a l e m p u j a r o n a J o s caballos c o n c o d i c i a y t u v i e r o n en el p r i m e r t e r c i o m á s f r a n q u e z a que p a r a l a infantería, de l a c u a l recel a r o n y se defendieron los b i c h i l l o s l i d i a d o s en tercero y quinto lugares. N a t u r a l m e n t e l a poca i m p o r t a n c i a de las reses no t r a j o como consecuencia el que nos d i v i r t i é r a m o s m á s que el día a n t e r i o r P r e supuesto estaba que l a emoción del p e l i g r o había de estar ausente del redondel. Y- p e n sábamos pasarnos s i n ella, u n a vez más, con t a l de v e r a l g u n a faena v o l u n t a r i o s a o bonita. N i eso nos fué concedido. El trabajo, simplemente discreto, de E d u a r d o G p r d i l l o- ¡o t r o o l v i d a d o! -n o fué como p a r a s u m a r voluntades n i e m p u j a r l e en su c a r r e r a T o r e ó de capa c o n buenos deseos, desde c e r c a y c o n a l g ú n a d o r n o suelto, s i n g r a n d e s b r i l l a n t e c e s y también v a l i e n t e y a f i l i g r a n a n d o cuanto pudo el menester, h i zo dos aceptables faenas de m u l e t a b a s t a n te m e j o r l a segunda, pues en l a a n t e r i o r el no c o r r e r l a m a n o n i señalar a l t o r o l a Salida. le deslució y le puso en m á s de u n aprieto. M a t ó p r o n t o si no c o n m u c h a r e c t i t u d y a i descabellar a l c u a r t o e l esto- N i l o uno ni l o otro M a d r i d 8, 4 tarde. A u n q u e l a n o v i l l a d a del d o m i n g o comenzó a las Cuatro y m e d i a de l a tarde, terminó c a s i de noche, pues s u duración sobrepasó a las dos horas y c u a r to, es d e c i r que si es c i e r t o el refrán r a c i ó n de l o bueno p o c o demostró l a fiesta a l u d i d a que de lo m a l o m u c h o y que en t o dos los órdenes r i g e en este m u n d o l a ley, de l a compensación. C l a r o es que el r e s u l tado de l a soporífera c o r r i d a no s o r p r e n d i ó a n a d i e y a que el público que acudió a p r e s e n c i a r l a demasiado n u m e r o s o en v e r d a d sabía de antemano lo que puede esperarse de u n c a r t e l que r e z a b a a s í T r e s n o v i l l o s de D V i c e n t e M a r t í n e z y h o y de D J u l i á n F e r n á n d e z M a r t í n e z y tres de D A r g i m i r o Pérez, para Alcalareño I I R a f a e l i l l o- -n o c o n f u n d i r s e c o n el peón que l l e v a M a r c i a l- -y F r a n c i s c o P o z o C u e t o de M á l a g a q u e h a c í a s u presentación en M a d r i d L o s toros p r i m e r o y segundo, mansotes. y el sexto, m u y b r a v o e r a n de D J u l i á n F e r n á n d e z y los tres restantes, b r a v o s s i n e x a g e r a c i ó n de D A r g i m i r o P é r e z L o s seis tenían algunas arrobas, aunque, c o m o es l ó g i c o p o r ser de dos g a n a d e r í a s no sólo n o e m p a r e j a b a n s i n o que desigualaban b a s tante. Isidoro Todo (Alcalareño I I) novillero sobradamente conocido, fué el único que dem o s t r ó v a l o r y c o n o c i m i e n t o del oficio, o f r e ciéndose toda l a tarde c o m o u n t r a b a j a d o r infatigable. A s u m a n e r a se a d o r n ó c o n l a capa, haciendo en el último n o v i l l o u n q u i t e
 // Cambio Nodo4-Sevilla