Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S g D E SEPTIEMBRE D E 1930. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 33. punta del estoque, y otra bien colocada, (Palmas. Séptimo. Gitanillo da dos verónicas superiores. E n quites, dos medias, buenas. C a gancho, en su quite, dos buenas verónicas y un recorte. Tres varas para un tumbo. Gitanillo brinda a un señor que ocupa localidad en la barrera séptima, y torea valiente, con pases de cabeza a rabo, molinetes y un í. íarolado. Clava un pinchazo y después da algunos pases rodilla en tierra. Deja un estoconazo, y hay vómito. (Palmas. Octavo. Revertito veroniquea parado y con temple, y en quites se adorna, tocando el testuz. Villalta da un farol y un recorte. Cuatro varas para un tumbo. Revertito, de cerca y. confiado, da algunos pases por alto y despacha de un pinchazo y una estocada algo desprendi da. L a familia Real abandona su palco a los acordes de la Marcha Real y en medio de entusiasta ovación del público, que se repite fuera de l a plaza al tomar los automóviles para regresar a Palacio. E l ganado, de D Antonio Pérez, de S a lamanca, bravo y con poder, aunque algunos toros se resintieron de las manos. E l h é r o e de l a tarde, Cagancho, que vio cambiadas en aplausos las almohadillas recibidas en la ú l tima corrida. EN BARCELONA temple, de sabor y de estilo fueron los lan- L ees con que le saludó de salida. M á s temple y más suavidad puso en un quite en que pasó el toro por l a cintura como hipnotizado v aún le quedó arte y gracia para un segundo quite, que puso de pie al público, borracho de entusiasmo. Luego fué la faena de muleta maravillosa, toreando como quiso, poniendo de relieve todo el repertorio de un gran artista, y para final, una estocada en las agujas, entrando el trianero en corto y recio. Toda la faena fué una continuada ovación, acompañada por l a música, y una vez cortadas las orejas y el rabo, Gitani 11o dio la vuelta al ruedo en plena apoteosis. Esta ha sido toda la Feria, después de haber visto lidiar catorce toros. E n orden de méritos hay que hablar después de Vicente Barrera. E l valenciano ha dado en las dos tardes todo lo que pudo; su buena voluntad ha sido debidamente agradecida y ha resaltado más junto a la. incomprensible apatía, a la desgana a la irresolución de Marcial Lalanda y Manolo Bienvenida. E l primer toro de Vicente Barrera era bronco y muy peligroso. Barrera le dio la lidia apropiada y como derrochó valor, se quedó pronto con él y a ú n logró algún adorno. Pinchó dos veces, mejor la segunda que la primera, y terminó con un descabello, saludando desde el tercio. E n el séptimo se adornó mucho. Veroniqueando anduvo siempre con alegría. H i z o una faena valerosa, cerca y confiado, con tocadura de pitones, molinetes y rodillazos, y mató de media estocada, sin dejar pasar el toro, y un descabello. Conservó en pie el buen cartel que conquistó en la desastrosa corrida del día anterior. Gitanillo, al primero, lo toreó muy bien de capa. L a faena de muleta fué reposada y torera, y para matar pinchó dos veces, y dejó una entera con travesía. Marcial y Bienvenida no hicieron nada para borrar la mala tarde anterior. A ú n podemos afirmar que la empeoraron. E n Marcial, torero ya cansado, y que tiene cinco millones- -según confesión que hubo de hacer a voces a unos espectadores del I para justificar esta desaprensión artística- -aún se puede explicar. Pero no así en Bienvenida, pleno de juventud y que parece borracho de toros y de afición. L o de hoy ha sido más lamentable que lo de ayer. Marcial se divertía con el público y se reía de los gritos. Manolo Bienvenida parecía entristecido, pero no tuvo un solo arranque. L a fae; 11 a del último toro, en medio de la cuadrilla, y la lluvia de almohadillas, debió ser muy amarga para este chiquillo tan acostumbrado al triunfo. Los toros no tenían m á s que poder y p i tones, que ya es bastante. Los cuatro de don Antonio Flores, de Sevilla, fueron bravos con los caballos aunque se agotaron pronto y. gazapearon después. Los cuatro de la viuda de Concha y Sierra, preciosos de tipo, bravos y buenos para los toreros. Fueron duros y poderosos y además- -ya lo hemos dicho- -tenían pitones. L a Empresa tenía para esta corrida ocho toros de Concha- y Sierra, pero a causa de una enfermedad que les produce la picadura de cierta mosca murieron tres en los corrales. Ante el temor de que no quedara un solo toro sin ser víctima de esta mosca, los empresarios tuvieron que traer otra corrida de Flores, lo que ha producido una verdadera complicación económica. Suponemos que todo lo ocurrido este año les servirá de enseñanza para el venidero. P o r si las moscas... -Manuel Reverte. E N SAN SEBASTIAN detes, guirnaldas y banderas de E s p a ñ a y de la ciudad. Ocuparon el palco regio los Reyes y los infantes doña Beatriz, doña Cristina, D Jaime, D Gonzalo, D Fernando y doña María Luisa. Su presencia en el palco es acogida con la Marcha Real por la Banda municipal, que amenizó el espectáculo, y una estruendosa y prolongada salva de aplausos y vítores del público, puesto en pie. Por el ruedo circulan treinta y ocho señoritas- tocadas de mantilla y encargadas de presidir l a fiesta en representación de San Sebastián, Azpeitia, I r ú n Tolosa y Vergara, ocupando cuatro automóviles y un coche tirado por cuatro caballos, todos adornados con exquisito gusto y servidos de personal del servicio, llevando ocho bonitas moñas, regalo de- autoridades y personalidades. Corrieron la llave dos elegantes señoritas, y en el desfile hubo pitos para los matadores. Primero. Villalta da cinco verónicas y un recorte. Se adorna en quites. Revertito hace un buen quite y otro muy oportuno a un picador en peligro. E l toro toma cuatro varas por tres tumbos. Villalta, como después los otros diestros, saluda a los Reyes y blinda al presidente, empezando su faena por bajo y da después algunos pases de molinete y de pecho, sufriendo un desarmé. Después da dos pinchazos y media estocada caída, que produce vómito. (Palmas y pitos. Segundo. Cagancho lo lancea movido, y en quites da tres buenas verónicas y un recorte. A i repetir una verónica superior sale trompicado, con pérdida del capote, y da un magnífico recorte. Gitanillo da cuatro verónicas parado y un recorte. Tres puyas para un tumbo y un caballo muerto. Cagancho, confiado, comienza con un pase estatuario y sigue con otros naturales y de pecho. A r r a n ca ovaciones. Continúa con pases por alto y molinetes y deja una gran estocada, entrando bien. (Ovación, las dos orejas, rabo y vuelta al ruedo y salida hasta el centro. Tercero. Gitanillo lancea movido y C a gancho da un buen recorte. E l toro entra tres veces sin derribar. Gitanillo encuentra al toro nervioso. L e da algunos pases por alto y de pecho; después da dos pinchazos y media delanterilla. División de opiniones. Cuarto. Revertito le recibe con cinco verónicas y un recorte muy parado, y VillaUa en quites da algunas verónicas. A la primera puya el piquero deja media vara enhebrada. Revertito comienza con un ayudado por alto, y sigue con naturales, molinetes y afarolados, despachando a su enemigo de dos pinchazos y una estocada hasta el puño. (Ovación, petición de oreja y vuelta al ruedo. Quinto. Viílalta da unos lances vulgares. Cuatro varas por cuatro tumbos y un caballo para el arrastre. Villalta da algunos naturales y un mojinete y deja una estocada algo caída. (Palmas. Sexto. Cagancho veroniquea ceñido, y en quites se adorna. Tres puyas, sin consecuencias. Cagancho, valiente y confiado, comienza la faena con tres pases sentado en el estribo y sigue con otros de distintas marcas, dejando una estocada atravesada, con salida de la Seis toros de Gabriel González para Mariano Rodríguez, José Pastor yAmorós Chico Cogida de Pastor y lesiones de Amorós Barcelona 8, 11 mañana. (Plaza M o n u mental. L a entrada regular. -E n el paseo se ovaciona grandemente a José Pastor, que reaparece después de la cogida que sufrió el mes pasado en esta misma plaza. Primero. Bravito. L e saluda Mariano Rodríguez con unas verónicas templadas y, artísticas. (Ovación. Luego el sevillano hace un quite, ciñéndose mucho, y se le vuelve a ovacionar. E n su turno, Pastor recibe a l toro con un paróu formidable, y luego le da unas verónicas ciñéndose. A l dar otro lance, el toro le empitona por una ingle, derribándole. Entre la emoción de la gente, se le traslada a la enfermería, de donde ya no sale. Mariano Rodríguez hace a este toro faena breve e inteligente, con unos buenos pases por alto al principio. Mata de tina estocada buena, aguantando la súbita arrancada del toro. (Ovación. Segundo. Mariano Rodríguez, en sustitución de Pastor, lo para con verónicas superiorísimas. (Ovación. Luego hace un quite por verónicas magistral. Amorós C h i co tercia con unos lances apretados. R o d r í guez repite de frente y por detrás, colosalmente, y Amorós, con otro quite escalofriante. (Ovación a ambos. Rodríguez brinda a los infantes D Carlos y doña Luisa, que con sus hijos ocupan el p lco presidencial, y hace una faena fina y torerísima, con pases de todas las marcas, que. saben a poco. (Ovación y música. S i gue valentísimo y artístico, y mata de media un poco delantera. Descabella a l a p r i mera. (Ovación, vuelta y petición de oreja. Tercero. Es un marrajo. Amorós, á fuerza de consentirlo, le hace tomar el capote, dando unos buenos lances. Después hace Amorós un quite excelente. E l toro está muy incierto, y Amorós lo torea muy cerca y valiente, instrumentando una faena eficaz y lucida, que se aplaude. Entra y deja un pinchazo, recibiendo un palotazo eii l a pierna izquierda, cojeando terriblemente. S i gue toreando, y deja otro pinchazo, pero l a gente le pide que no continúe toreando, pues materialmente no puede andar. Se retira a la enfermería, de donde no sale. Mariano Rodríguez remata, al toro de dos medias y un descabello. (Muchas palmas. r Corrida de Beneficencia San Sebastián 8, 10 mañana. Con buen tiempo y casi. un lleno se celebró ayer la corrida de Beneficencia. L a plaza estaba proiusamen e adornada con reposteros, gallar 1 Para bañar a los niños ¿MISADOS ZARZA PEDRO ZARZA. Valveide de! Camino- Jatjon Zoiai
 // Cambio Nodo4-Sevilla