Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BILBAO. UNA EL. S R U R I N A S ESPLENDIDO DE CARIDAD DONATIVO CON D. DE UN FILÁNTROPO (FOTO A M A IX) COMISIÓN B E ASURADOS D E L A C A S A K A DONAD! PARA 1- UtS U R I N A S A Q U I E N O B S E Q U I A R O N C O N U N H A M O D E l- l O K K S U X MILLÓN D E PESETAS, E L BENÉFICO ESTABLECÍ M I E N T O ¿lentes recursos, como sede de la Universi- aquí, en uña especie de repetición espontádad de verano. Toda la energía y perseve- nea de la Sociedad de Naciones. H a y alumrancia del carácter montañés ha sido en este nos ingleses, norteamericanos, franceses, caso puesta a prueba, hasta dar por resulta- alemanes, checoeslovacos, suizos. Todos frado la obra magnífica que hoy puede contem- ternizan en la camaradería más leal y afectuosa, sin que asome nunca un mínimo choplarse terminada. que, un contratiempo o una disputa nacionaE l milagro ha surgido de la propia- tierra, lista L o mismo los muchachos como las con elementos económicos puramente regio- muchachas han abandonado en la estación nales, y sin- que, al menos por una vez en del ferrocarril sus respectivas filiaciones España, haya tenido que recurrirse a la pro- nacionales, y aquí no son más que jóvenes tección del Estado. L a Banca de Zaragoza atentos que buscan en el estudio y en l a ofrece un préstamo de 600.000 pesetas; la alegría de los deportes la manera de aproDiputación de Huesca, el Ayuntamiento de vechar bella y útilmente las vacaciones del Jaca y la Universidad de Zaragoza conce- verano. Estudian lengua castellana, literaden subvenciones anuales, que en junto no tura clásica y moderna, arte español, histollegan a 25.000 pesetas. Con este dinero se ria. Y aprenden, de paso, a conocer a E s ha conseguido construir amplios y cómodos paña en su profunda intimidad. Algunos pabellones, campos de deporte, una gran pis- alumnos- -me dice el director- -muestran tal cina de natación, un jardín delicioso. Y el codicia de aprender y vienen tan bien preentusiasmo de los profesores, casi todos ellos parados técnicamente, que los profesores nearagoneses, ha puesto lo demás. M e dice cesitan elevar la tensión de sus explicacioel Sr. M i r a l que actualmente la institución nes a un nivel excepcional. puede sufragarse los gastos y abonar los i n Y a he dicho que el edificio reúne todas las tereses de la deuda con sus propios recur- ventajas modernas de higiene, de comodisos, gracias a una administración vigilante dad y de amplitud. E n los dormitorios i n y al progresivo aumento de pupilos extran- dividuales nada sobra n i nada se echa de jeros. Estos suelen sumar normalmente de menos. Pero la comida es además inmejorasesenta a ochenta, y a veces llegan a cien. ble, al mismo tiempo sana, abundante y saL a ambición de D Domingo M i r a l se d i r i- brosa. Y el pensionado no sube más que a ge ahora a conseguir la adquisición de nue- diez pesetas diarias. De modo que un norvos terrenos para extender los campos de teamericano, por poco más de un dólar se deporte. Su amor de fundador es insaciable, da el placer de recibir provechosas leccioy le hace soñar con mejoras y grandezas nes y v i v i r hospedado magníficamente en que no tengan par en el mundo. una casa confortable y en la vecindad de S i ahora penetro en uno de los patios del los más espléndidos paisajes. Conviene repetir que todo, esto carecería edificio o me siento en el grande y claro comedor necesitaré hacer un verdadero es- de mérito extraordinario si estuviese orfuerzo mental para convencerme de que es- ganizado a expensas del Gobierno nacional toy en uno de los sitios más interiores y y con los abundantes medios personales de apartados de España. Toda 5 a geografía po- la metrópoli. Aquí no ha intervenido más lítica del mundo parece haberse dado cita que el esfuerzo local, y el éxito sobrepa- sa a cuanto prudentemente pudiera desearse. Este es el punto que tenemos que resaltar, porque él es de la mejor categoría probatoria. Prueba, en efecto, cómo España se halla en trance de transformación y con qué sorprendente brío se esfuerza por avanzar a saltos, brindando constantes motivos de sorpresa a los mismos españoles. ¡A h si todo marchase acorde! S i los propios españoles se pusieran de acuerdo por lo menos una vez nada más que en la voluntad de marcha, únicamente en el punto de la acción entusiasta y a toda costa... También es preciso resaltar el hecho de que toda esta admirable obra se haya realizado en una de las comarcas más desviadas y primitivas de la nación, lo cual vendrá a demostrarnos cuántas secretas y v i vas posibilidades yacen en el fondo de nuestro pueblo, que sólo aguardan el apoyo de la voluntad y la inteligencia directoras para fructificar con sorprendente eficacia. L a comarca es tan primitiva, que, recorriéndola, no hace uno más que tropezar, con elementos de arte y de costumbrismo puramente medievales. Las iglesias románicas, de un tono rudo y simple, aparecen por todos los lados. Y ahí cerca está el valle de Hecho, con su arquitectura civil singular, con sus trajes típicos, con su lenguaje o dialecto original que, a la m a n e r a d e l bable en Asturias, suena a nuestros oídos modernos como un curioso eco de la alta Edad Media. JÓSE M A SALAVERRIA Lea V. mañana BC
 // Cambio Nodo4-Sevilla