Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A C A D E M I A dirigida por D Á N G E L L O S A B A ex profesor de la General Militar de Zaragoza. Externos y mediopensionistas. Internado v i g í l a d í s i m o e instalado con todo confort Profesorado muy competente y de prestigio. Juan de Mena, 23, M A D R I D E n el mejor sitio de la corte, junto a l Retiro. T e l é f o n o 9 6 8 3 4 Pedid Reglamentos. Visitas: de once a una y de seis a siete. m? mmim mm EL H U E S T E u mmm mmR mum bus muchos a ñ o s de p r á c t i c a en T O L E D O y sus constantes é x i t o s reflejados en su numerosa r e l a c i ó n de alumnos ingresados, son la mayor g a r a n t í a que puede ofrecer. Con objeto de dar mayor amplitud a su i n s t a l a c i ó n c o m e n z a r á el nuevo curso, en 1. D E S E P T I E M B R E en una nueva y m a g n í f i c a casa de cinco plantas. I N T E R N A D O M O D E L Ó Dotados de c a l e f a c c i ó n centra cuartos de b a ñ o y duchas. E n terreno contiguo a la finca tiene establecido un e s p l é n d i d o G I M N A S I O P a r a i n g r e s o e n la G E N E R A L MILITAR TM i Caite d e C A V I A Es ADUANAS- ACADEMIA VELILLA nos la que desde presentados so CI Bmos 11 (G r a n Vía) Z A R A G O Z A su f u n d a c i ó n ha ingresado mayor tanto por ciento de a l u m al Cuerpo Pericial. Buen internado. Magdalena, 1, Madrid. Iflfl PI IMTl l8l fl ÍÜiTfll E x á m e n e s en marzo de 1931. Instancias hasta el 30 noviembre 1 S 30. Edad, desde W M r i g n f c H W U k S i l 9 S h l a a S l S W ¡ílfEsí 3 los 23 a ñ o s Programa oficial, contestaciones y p r e p a r a c i ó n en el I N S T I T U T O R E U S P R E C I A D O S 23; P U E R T A D E L S O L 13, 5 M A Y O R 1, M A D R I D Ultima o p o s i c i ó n obtuvieron nuestros alumnos 58 plazas. T Regalamos prospecto detallado. EXCLUSIVA PARA E s l a ú n i c a que garantiza su e n s e ñ a n z a y la Que obtiene mayor n ú m e r o de aprobados. IRUAbO HDÍIQIPIUME S MODELO. Teléfono 17047 A R E N A L 2 6 1 admiten s e ñ o r i t a s No se exige t í t u l o P a r a el programa p r e p a r a c i ó n en las clases o por correo, d i r í j a n s e al INSM A D R I D E n las ú l t i m a s oposiciones obtuvimos 17 plazas, prospecto detallado. A S TAHI TIfA Plazas con 3.000 ptas. Se wrwwlWlWieEv H C O B H l l l v I I V H oficial, contestaciones y T I T U T O R E U S P R E C I A D O S 23; P U E R T A D E L S O L 13 y M A Y O R 1, entre ellas l a n ú m e r o 1 de s e ñ o r i t a s y la n ú m e r o 2 de varones. Regalamos 445! E. RO. DRIGUEZ- SOLIS LOS GUERRILLEROS D E 180 443 dante, que aqui está Feliciano Cuesta y sus guerrilleros. E l espanto d e l jefe francés no es para explicado. ¡P o r Dios, Feliciano! -gritó el alcalde, lleno de miedo, a l observar que Cuesta se disponía a t i r a r- ¡P o r Dios, no dispares, que vas a matarme a mi... -N o tenga usted cuidado, don Paco- -respondió Feliciano Cuesta, sonriendo. L a sorpresa había impedido a l comandante dar orden ninguna a sus soldados, que permanecían bajo las escopetas de los guerrilleros; mas al ver la actitud de don Feliciano se abrazó fuertemente al a l calde, pensando salvarse de este modo. Aunque en aquella estrecha unión era imposible distinguir nada, porque el comandante y el alcalde formaban una masa de carne, y porque ambos forcejeaban con ansia de salvarse, don Feliciano, a pesar de la dis- v t a n d a y del natural temor de matar a un compatriota, disparó con su acostumbrada firmeza, y el comandante cayó rodando a l suelo, en tanto que el alcalde, picando espuelas al caballo, huía a todo g a- lope en dirección. a Villarreal de San Carlos, y los guerrilleros sembraban el camino de cadáveres f r a n- ceses. E l término de este lance fué la destrucción com- pleta del destacamento imperial, y un triunfo más para don Feliciano Cuesta y sus guerrilleros. Por extraño que parezca a los hombres versados en l a táctica de la gran guerra, en varias ocasiones Cuesta obligó a los franceses a formar el cuadro, que rompieron sus guerrilleros saltando dentro e i n troduciendo en los imperiales el pánico y el desorden. U n a de éstas fué en los campos de Oropesa, y en ella, el caballo de don Feliciano, al caer dentro ílel cuadro, arrastró a su jinete, por haber recibido una- herida mortal; rápido como el pensamiento. Cuesta se- levantó del suelo, saltó a. la grupa del caballo de su pequeño hermano Antonio, y lo que amenazaba convertirse en derrota fué uno d e l o s triunfos más señalados de la guerrilla de los Cuesta. Médico) de don Ventura Jiménez, de don T o r i b i o ¡Bustamante (el Caracol) y otras varias, de las que luego nos ocuparemos. Gran ruido. y estruendo de guerrillas- -dice Toreno- -andaba por Ciudad Real, Almagro, Infante, V i llarta y todas las comarcas y villas de la Mancha, batiendo a los imperiales, obligándoles a encerrarse en los pueblos y fortalezas, y a veces a rendirse. E n Almadén se levantó una guerrilla de 160 caballos, mandada por el médico don Juan Velasco Negrillo. P a r a su formación suministró la población 50 caballos, y los restantes, con el vestuario, los envió l a ciudad de Córdoba. Esta guerrilla recorría todos los pueblos cincunvecinos y sostenía diarias luchas con los imperiales, en las que casi siempre obtenía la victoria, merced al genio militar del señor Velasco y al valor de los hombres que la componían. E l general don Gregorio de la Cuesta, cuyo duro carácter y espíritu ordenancista había logrado reorganizar el ejército de Extremadura, se trasladó a fines de enero de Badajoz a Trujillo. L a vanguardia, mandada por el general don Juan Henestrosa, desalojó a los franceses de Almaraz, y Cuesta, luego de cortar el famoso puente que esta villa tiene sobre el Tajo, a fin de impedir el paso de los imperiales, avanzó a Jaraicejo y Deleitosa, a fin de esperar a los franceses. L a s ventajas de semejante cortadura eran problemáticas, en tanto que sus daños fueron reales, pues costó l a vida a 26 trabajadores, interrumpió las comunicaciones entre varios pueblos de Extremadura e impidió más tarde las operaciones de nuestros ejércitos. E n el mes de marzo el mariscal Víctor avanzó contra Cuesta, y al hallar el puente de Almaraz cortado, hizo construir otro de barcas, y al mismo tiempo envió otra división por Talavera y. Puente del A r zobispo a fin de atacar a Cuesta por el flanco y t o n retaguardia. ül general español se retiró a Villanueva de i a Serena (22 4? marzo) donde se le juntó el duque También contaban, las provincias de Toledo y a Mancha con las. guerrillas de don Juan Palarea (el
 // Cambio Nodo4-Sevilla