Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PERITOS AGRÍCOLAS Y BACHILLERATO a DI A 7 A C ikM ftd C I A D O S 23, M A D R I D 0 Eficacísima preparación. Enseñanza gratuua l o s a u e rio a p r u e b e n A C A D E M I A V K T T T Í T J A M a g d a l e n a 1 M a d r i d C i e n c i l i s Aflll Ulfn R A A D T f l O feeSlaSy B Í f l W i I n s t r u c c i ó n p ú b l i c a E x á m e n e s e n m a r z o I n s t a n c i a s h a s t a el 30 de s e p t i e m b r e P a r a el p r o g r a m a c o n t e s t a c i o n e s y p r e p a r a c i ó n ¿i r í j a n s e a l I N S T I T U T O R E U S PREU l t i m a s o p o s i c i o n e s o b t u v i m o s 25 p l a z a s c u y o s n o m b r e s figuran e n el p r o s p e c t o q u e r e g a l a m o s e n 300 p l a z a s p a r a P o l i c í a e x á m e n e s e n o c t u b r e E n e n e ro qe 1931. A u x i l i a r e s de C o n t a b i l i d a d d e H a c i e n d a E n H a c i e n d a se a d m i t e n s e ñ o r i t a s P r o g r a m a o f i c i a l n u e v a s c o n t e s t a c i o n e s y p r e p a r a c i ó n e n e l a n t i g u o y a c r e d i t a d o I N S T I T U T O R E U S E n P o l i c í a o b t u v i m o s 143 p l a z a s e n t r e e l l a s los n ú m e r o s 1, 2, 3, etc. y en H a c i e n d a seis v e c e s e l n ú m e r o 1, d o s v e c e s e l n u m e r o 2 y 326 p l a z a s L o s r e t r a t o s y n o m b r e s de estos- é x i t o s d e f i n i t i v o s? e p u b l i c a n e n e l p r o s p e c t o q u e r e g a l a m o s S o l i c i t e p r o g r a m a s g r a t u i t o s a l a n t i g u o y a c r e d i t a d o I N S T I T U T O R E U S P R E C I A D O S 2 3 P U E R T A D E U S O L 13, y M A Y O R I, M A D R I D T e n e m o s i n t e r n a d o OPOSICIONES A HACIENDA Y POLICÍA O el DA B C IO V G 9 i v aV INSTITUTO REUS rüstic FS Ik A O tí A N A ITM P R E C I A D O S 23, M A D R I D T e n e m o s C P r ó x i m a convocatoria para Periciales y Auxiliares. P a r a prepaw r a c i ó n en s u s c l a s e s o p o r c o r r e o p r o g r a m a s y contestaciones i n t e r n a d o T r e s ú l t i m a s o p o s i c i o n e s o b t u v i m o s 47 p l a z a s FIMOA nr V? 4 3 p o t e c a s en t o d a E s p a ñ a c o m p r o e hl j A l c a l á 94. M a d r i d o M B r i t 0 i JÓVENES ESPAÑOLES mWM ALEMÁN y, t o d o s l o s c o n o c i m i e n t o s c o m e r c i a l e s en l a conocida L a mejor revista ilustrada Nueva Escuela Superior lie Comercio en Calw Alemania del Sur. Selva Negra. Jnternado bien situado. Buena comida. Prospectos c o n referencias. DIRECTOR: ZÜGEL BLANCO V NEGRO UNA peseta ejemplar en toda España. PARA CASAS DE CAMPO l a l u z y las cocinas p o r g a s o l i n a son u n a necesidad. C a t á l o g o g r a t i s C A S A U A O R D E N F u e n t e s 9, M a d r i d 445 E. RODRIGUEZ- SOLIS LOS GUERRILLEROS D E r 8o8 447 Así era l a verdad. Las guerrillas del marqués de Monsalud, de don Mariano Ricafort, de don Francisco Rodríguez, de don Miguel de Quero, de don José Joaquín de Ayestarán, de don Francisco Longedo y de don Lorenzo Nóriega, y otras cien, cuyos hechos iremos relatando, causaban grandes pérdidas al ejército del mariscal Víctor, sobre todo de noche, a pesar de l a exquisita vigilancia aue había establecido José y la Junta Central. -Fracasos de los generales Víctor y Lapisse. Las continuadas victorias de los ejércitos franceses hicieron que José, abandonando su actitud un tanto pasiva, adoptara una marcha más resuelta, considerándose ya como dueño de España. Aprovechando la desgraciada batalla de Uclés, y siguiendo los deseos de su hermano, trató de formar aquella milicia francesa, pero compuesta de españoles, de que tanto necesitaba; para conseguirlo no dudó en visitar y agasajar a los oficiales españoles que se hallaban en el hospital General de Madrid heridos o convalecientes, procurando atraérselos, a fin de que éstos, a. su vez, se atrajeran los soldados, en cuya tarea le ayudaron las familias de algunos oficiales que, juzgando perdida la causa de la independencia, aconsejaban a sus parientes reconocer y servir al intruso, siendo los más trabajados los del Regimiento efe Irlanda, aue Tose trataba de organizar para su servicio con el nombre de Real Irlandés. U n conocido escritor dice a este propósito (i) Los oficiales, viéndose por una parte forzados por el hambre, y por otra, meior vestidos, comidos y pagados, no tuvieron reparo en tomar parte en este nuevo ejército v prestar juramento de servir al R e y José. Y de estos, y de nlgunos que trajeron del ejército del marqués de la Romana, princiniai- on a formar algunos regimientos, que los madrileños, y t o d n c ios fieles españoles distinguían con los motes X) Doctor Carnicero de jurados o renegados, mirándolos con tal ojeriza y aversión que, observadas por los soldados, éstos fueron los primeros en desertar de un partido que, no por inclinación, sino par necesidad, habían abrazado. Justo es consignar que hubo muchos españoles, militares v civiles, que juraron sin escrúpulo a d hesión a José mientras estuvieron bajo su poder o bajo el de los generales franceses, y una vez libres tornaron a las filas de los patriotas, donde los llamaban su lealtad y su cariño. H e aquí la razón de por qué los franceses, poco satisfechos de esta fingida adhesión, enviaban a estos militares a los ejércitos de Alemania o Rusia, donde no era posible burlasen la vigilancia de los jefes y de la gendarmería sino en casos muy contados y extraordinarios. De) regimiento Real Extranjero, proyectado por Napoleón durante su estancia en Madrid (14 de diciembre de 1808) sólo pudieron formarse los cuadros de oficíales, y aun esos de una manera i n CQmpleta. E l llamado Real Irlandés, a l constituirse el 23 de enero de 1809, no recibió ya ese nombre, sino que obtuvo el número uno de la brigada irlandesa. E n e l mes de febrero se expidió por José un decreto para l a formación de un batallón de Infantería ligera, compuesto de cuatro compañías, y cuyo personal debía ser voluntario y sin enganchamiento, encargado de la guarda y policía de Madrid. Ignoramos si hace referencia a esta fuerza o a otra de nueva creación una carta que publicó l a Gaceta del Gobierno del día 2 de septiembre de 1809, y que decía a s í A l venir de mi casa a Molina, estuve a punto de caer, en las inmediaciones dé Negredo, en poder de 22 gendarmes españoles o renegados, que escol- taban 52 carros de lana, que iban de Guadalajara a Soria. Y a habrá usted oído hablar de estas carretas, que a l día siguiente vinieron a caer en poder de nuestras guerrillas. Alentado José con l o s triunfos de Ciudad Real y Medellín, envió al magistrado don Joaquín María
 // Cambio Nodo4-Sevilla