Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 13 D E S E P T I E M B R E D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAQ. 7 PAGINA DE LA MODA de crespón de china cuadriculado, con líneas de seda oro, tiene también amplias bocamangas. L a s tendencias románticas se advierten, no solamente en las mangas, sino también en las esclavinas superpuestas. Romantique, vestido violeta, con esclavina, que abrasa los hombros, y camiseta de muselina. M u y románticos ciertos escotes de hombros caídos, y berta de muselina, con manguitos, en muchos trajes de gran baile. Otros modelos conservan la silueta recta, y algunos son muy 913. Tont- Paris, vestido de terciopelo negro, muy largo, escotado en cuadro, con aldeta bordeada de armiño, y manteleta- bolero toda de armiño. Maravilloso. Belle tenebreuse, vestido princesa de terciopelo negro, con guirnaldas de camelias blancas. Gran innovación: Pyjama de noche para baile y comida. U n o cubierto de volantes de Chantilly negro, que, visto sin movimiento, se confunde con un traje de baile. Soir de Paris es un pyjama de lentejuelas negras, pantalón y bolero, bajo el cual aparece un cuerpo escotado, de terciopelo blanco. Esta es una de las m i l maravillas de la colección Redfern. Madeleine Colección llena de sabrosas ideas; en vano se buscan reminiscencias en épocas pasadas; es sencillamente la moda 1930. Las mangas son la continuación natural de las alitas de la colección precedente. -La línea de los vestidos es entrasée, pero solamente de aspecto. Entre tanto detalle inédito, citaré el empleo del bordado inglés con abalorios encima; un astracán de lana, teñido de varios colores, haciendo juego con el abrigo. Muchas manteletas, que no son ni boleros ni esclavinas, aplicadas al centro de la espalda. Capas almenadas al borde, blusas de terciopelo metidas dentro de la falda, espirituales cuellos de terciopelo, y pliegues profundos combinados con tzveed. Los trajes deportivos son cómodos; se ve el deseo de servir a las deportistas sin olvidar que son mujeres. Entre los conjuntos hago notar Imprevu, de picadas de lana azul, cuyo abrigo se adorna con astracán teñido de azul. Les debut es un abrigo negro tres cuartos, blusa, túnica blanca bordada a la inglesa. E n los vestidos de tarde veo enlravée de georgette negro y valenciennes azul turquesa, bordados encima a punto plumatiz. Beguin se presenta como un bonito vestido envolvente de raso negro; chales forman las mangas, y la parte superior de! cuerpo, apenas v i s i ble, es de georqetie blanco bordado en amarillo. L a noche nos maravilla al desfilar. Los trajes sencillos de noche tienen asombrosa composición, en la cual Madeleine demuestra su maestría. Plumas muy distinguidas, abrigos largos para trajes que no lo son tanto (esto es de absoluta personalidad) quiÜas de pieles, un grupo de plumas retiene la pleguería de la falda, graciosos cinturones, y, para coronar la colección, California, vestido largo envolvente, y abrigo tres cuartos de tisú bordado con abalorios azul marino; éste y a forrado de topo negro con cuello de la misma piel. E n resumen: una nube de ideas que i n fluirán mucho en la moda. Jane R e g n y Jane Regny es la modista de la juventud, como todos sabemos; hago notar que su deseo este año era convertirse en modista para todas las edades, y es preciso convenir que su esfuerzo ha dado excelente resultado. P a r a el deporte l a línea jes Féct, ¿t n v c j- Se operan nuevos cambios en Ja moda Redfern Notable colección, donde el chic, la elegancia, la riqueza, se unen de improviso a una originalidad real. E n ella se encuentra innegable influencia romántica y reminiscencias de la moda de 1913, fundidas armónicamente de manera muy personal, Redfern 1930. ¿Esa manera? Línea fina, larga y sinuosa; las caderas ceñidas por la falda, que parece dificultar el paso; verdadera poesía; un sentido notable del color en sus armonías y sus contrastes; excepcional riqueza en sedas, tejidos metálicos, terciopelos y pieles. E n el género deportivo que domina en Casa de. Redfern, sport de ciudad, de campo; trajes de viaje y trotones; corte recto y sobrio, el cuerpo ajustado, la falda con pliegues y de un largo cómodo, sin exageraciones. Bayadére es un. conjunto compuesto de traje de lana rayada en marrón, beige, gris y amarillo, muy ajustado, con cinturóii de cuero marrón y gabán como el cinturón, forrado con tela igual al traje. P a r a tarde hay conjuntos muy elegantes, dominando el negro y el marrón. Advertimos las bocamangas kimono, que llegan al talle, como, en 1913- 1914. Bel- hiver es un abrigo kimono de lana negra, con cuello de renard beige. E l vestido, VESTIDO ROJO Y BLANCO. RIVA MODELO CARQ- LINE SELLE TENEBREUSE MODELO DE TER- CIOPELO NEGRO Y CAMELIAS BLANCAS. KEDFERN vente, y la falda desciende hasta media pier- na con dos pliegues profundos delante. Bonito movimiento en el corte sesgado y sardinetas abrochadas; una novedad graciosa es la blusa de dos picos sobre la falda, uno marrón, otro a z u l pequeños burletes de pieles, forros y solapas libres bajo el abrigo; chaquetas cortas de pieles, que se llevan con falda de, diferente color; ciertas líneas para modelar el vestido a la figura, él empleo de nutrias teñidas de negro, brillante como laca, son, a mi juicio, el distintivo de esta encantadora colección. Hablaré de algunos modelos para que los conozcan ustedes. Pmdiche es una chaqueta de castor con cinturón, compañera del traje Roy al Picardie marrón con detalles blancos. Chotean nef, notable conjunto de abrigo y traje sastre de biire, Burdeos. Butterfly, un amor de traje muy vestido para tarde; negro con lunares beige y oro. Pasaremos a los modelos de noche, que son para Jane Regny considerable apoyo para su colección, y no temo decirle, un éxito muy justificado. Sus modelos son largos, envueltos en abrigos que llegan al tobillo y de distinción incomparable. Veo boleros cortos, estilo Imperio, y líneas púncese, muy puras. Muselina chiffon se emplea de manera original y artística, y ante ella no podía permanecer indiferente Jane Regny. U n renard verde del misino tono que el terciopelo que adorna hace su entrada triunfal. U n blanco mate, un blanco bi. liante, el blanco virginal, que Jane Regny ha sabido adaptar para ella, muy personal, como l a generalidad de su colección. TERESA C L E M E N C E A l j r