Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CURIOSIDADES DOCUMENTALES DE NUESTRA HISTORIA El pregón y el pregonero de la muerte de D. Alvaro de Luna. oír h a b l a r a l mismo pregonero que aprégonó la muerjte de D A l v a r o de L u n a? ¿Queréis que él os declare cuál fué el verdadero pregón que echó por las calles de Valladólid desde l a casa de la condesa de Osorno hasta l a plaza M a y o r- -l a plaza M a y o r n o la del O c h a v o- -e l día terrible para i a vieja v i l l a del 2 de junio de 1453? A h o r a con estos viejos papeles que tengo y o en l a mano, vamos a r e v i v i r momentáneamente, como por sortilegio, la v i d a de Castilla en el tiempo aquel, en aquel día en que el favorito más omnipotente que señala l a H i s t o r i a cayó de su más alto y omnímodo poder a l a humillación de l a h o r ca, rodeado del pueblo que poco antes se amparaba en él y le rendía acatamiento casi como a R e y E l suceso, con referencia gráfica, ya l o conocéis. Aquí mismo, años atrás, evoqué yo los lugares donde estuvo preso y fué ajusticiado el condestable ÜEREIS Q documento invita a l a breve glosa que a l a curiosidad del lector aquí se brinda. E l asunto es harto conocido. E s verdad. Pero el encanto está en analizar y resaltar ciertos detalles de cosas y personas con l a fragancia de sus mismos decires, reflejo de sus sentimientos y opiniones. E s v i v i r sumados a elios, el propio suceso, bebiendo en la más pura fuente de información, aunque entonces como ahora l a pasión anduviera acechadora y suelta. ¿V e i s esas líneas de escritura procesal. la misma que tiempo después, más encadenada y laberíntica, no l a entendería n i el propio Satanás, según dijo Cervantes... Pues es l a declaración del mismo pregonero que hizo resonar por los ámbitos de l a v i l l a l a terrible sentencia. A él se l e h a preguntado, acaso u n poco tendenciosamente, si D A l v a r o e r a un gran tirano y ponía a l señor R e y y a sus reinos en grandes necesidades haciéndole perder muchas villas y castillos v dejar de ganar otros reinos extraños Pero el buen pregonero Hernando se desentiende de todo esto, y lealmente dice sólo lo que vieron sus ojos tal y como pasó... D e ia persona del condestable, n i una palabra más que le conoció porque le vio muchas veces andando en la corte del señor Rey D Juan (que haya santa gloria) sirviendo su ofició de pregonero ZU. S. Avli J 4 y iu V- 4 5 Uí rviiO ¿JívCtít í a- ¿J ¿vfoL ocfc ta SU vw. tfw ut t que nunca jamás se vio en España, nin se oyó de ningún otro privado. MfiníítBJ C o í U 9 Plácenos hoy entrar mano a mano, h a blar y dialogar con aquellos personajes, no de mayor cuantía precisamente, que formaron el cortejo unos, y todos fueron testigos de l a g r a n tragedia que conmovió a Castilla y escribió para Valladólid una de sus páginas más culminantes en l a historia del dolor. U n o de estos testigos es joyero, joyero del R e y otro, mercader; otro, lencero; y éste el mismo pregonero que delante del condestable i b a dando el célebre pregón. E l viejo papel que tengo en las manos y nos guía es u n pleito del siglo xvx, de l a Real Cnancillería, que tiene entre sus hojas el traslado de una probanza más a n tigua aún, de poco después de morir el condestable, en que, alrededor de los y a exiguos bienes y caducos señoríos, su h i j a natural y sus nietos tenían que habérselas con l a justicia, nada propicias las- villas que fueron del gran señor a seguir en l a j u r i s dicción y vasallaje de sus descendientes. D e m i archivo de la Cnancillería, quier o decir del de m i cargo, lo exhumó años ¿QUERÉIS GONERO D. OÍR HABLAR AL LA MISMO MUERTE PREDE Q U E APREGONO DE LUNA... ALVARO (DECLARACIÓN TESTIFICAL DE LA D E LSIGLO XVI, E N U N PLEITO DE VALLA- REAL CHANCILLERIA DÓLID) hace, meritísimaraente, el venerable médico é historiador D. León C o r r a l componiendo con él y otro, manuscrito que halló en Zarauz un muy bello libro de enjundiosa investigación y raro mérito. Nuevamente sobre nuestra mesa, libres los folios de su opresora cuerda, el viejo VAMOS A REVIVIR MOMENTÁNEAMENTE, COMO TILLO D E PORTILLO, POR SORTILEGIO, Q U EA L B E R G O A LA VIDA D E CASTILLA E N E L TIEMPO DÍAS D E SU AQUEL. VIDA) (UN ASPECTO D E L CAS- D. ALVARO L O S ÚLTIMOS
 // Cambio Nodo4-Sevilla