Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
riif is r e c i b i r á toda persona que, h a c i é n donos u n pedido de un elegante reloj de m a r c a suiza, Obsequio a ¡as lectoras de A B C Todas las lectoras pueden recibir gratuitamente a correo seguido varios ejemplares de propaganda de la primera revista semanal e s p a ñ o l a de modas y del hogar, titulada, L A M U J E R Y L A M O D A Todos los n ú m e r o s contienen portada y hermosos figurines en colores, labores, literatura, novelas, cuentos y conocimientos ú t i l e s a toda mujer. U n a vez al mes un plano con varios patrones de vestidos de s e ñ o r a en t a m a ñ o- natural, m ú s i c a etc. L A M U J E R Y L A M O D A aparece todos los J U E V E S E l pago adelantado de una anualidad, dentro del primer mes de la s u s c r i p c i ó n da derecho al R E G A L O de una I N T E RESANTE NOVELA. S u s c r i p c i ó n 15 pesetas a ñ o u 8 pesetas semestre. Corte e l c u p ó n y acompañ e 50, c é n t i m o s en sellos para gastos de correo. Doña calle núm. población provincia a c o m p a ñ a 50 c é n t i m o s en sellos para varios ejemplares de propaganda de L A M U J E R y L A M O D A Calle R o s e l l ó n 262, Barcelona. r ú s t i c a s en Mla E s p a ñ a compro e h l poteco- 3. 1,1. Brito, A l c a l á 94, Madrid. gara, ntizado por tres a ñ o s nos env í e la s o 1 u c ion exacta del. siguien. te problema: P ó n g a n s e diversos n ú m e r o s comprendidos entre el 1 el 9, dentro de ios nueve cuadros en que se divide este cuadrado, de manera que la suma de cada linea, horizontal, vertical, etc. d é el resultado de 15, el cual es neeesario resulte el mayor n ú m e r o de veces. L á s o l u c i ó n exacta, asi como las personas que salgan premiadas, será, publicada en la edic i ó n de este diario de los d í a s 28- 30 septiembre, cuando s e r á expedido el premio al agraciado. E l reloj se remite contra reembolso de pesetas- 14. Los pedidos se admiten hasta el d í a 25 de septiembre. DIRIGIRSE A C a s a BARA, A R A G Ó N 238, B A R C E L O N A üimm DE Desde 1. de octubre f u n c i o n a r á esta institución, dedicada exclusivamente a l á e n s e ñ a n z a de la carrera de Derecho. Profesorado: Bueno Monreal, c a t e d r á t i c o de Derecho del Seminario; Moret, S e m p r ú n Ossorio Elorit, Domenchina, G a r c í a Pastor y Cabello, abogados. B A R Q U I L L O 4, M A D R I D T e l é f o n o 96133. ACADEMIA S O T O Bolsa, 14, Madrid. T e l é f o n o 10249. Promedio de alumnos- ingresados en la Escuela Central por examen, desde 1906, el 85 Director, don Manuel Soto. Total ingresados en mayo, 13; D E E S T A A C A D E M I A O C H O ESTUDIOS UNIVERSITARIOS m DERECHO. 486- E. R O D R I G U E Z- S O L I S LÓS G U E R R I L L E R O S D E 1808 487 y l o g r a apoderarse de varios cañones de los imperiales. ¡Ruffin y Vilíate intentan nuevos ataques contra el cerro, pero son batidos por los soldados españoles í manda- dos por Bassehcourt y Alburquerque. E n el centro, el ardor de los guardias ingleses los lleva hasta las lineas francesas, donde quizá Hubiesen- perecido si Wellington, que contemplaba la batalla desde la torre del cerro de Medellin, no Hubiese enviado en su socorro ui ¡i regimiento de caballería, ordenando el avance de la caballería de la segunda línea, y disponiendo que la artillería, mani- obrando por los flancos, los repeliese y desbaratase. La. batalla estaba ganada, y el triunfo de los alia- dos era completo. A l siguiente día, los franceses repasaron el Alberche, abatidos y derrotados, dejando en los campos de Talayera 7.400 hombres, entre ellos dos generales, y. 17 piezas de artillería. -Las pérdidas de los aliados fueron 6.000 ingleses, porque la izquierda, que ellos ocupaban, fué la más combatida, y 1.200 españoles. E 1 terrible Cuesta mandó diezmar los Cuerpos que el. día anterior se desordenaron, y llevaba ya fusilados 5 0 hombres cuando Wellington le arrancó el perdón de los otros. ¿S e concibe semejante crueldad... ¡Y. esto lo ha- tía un hombre que horas antes había expuesto a morir todo su ejército por avanzar imprudentemente hasta Torrijos y comprometido el éxito de la cam- paña! L a Junta Central, por no hacerle representar un mal papel, le otorgó la gran- cruz de Carlos I I I eleyó a Wellington a la dignidad de capitán general de los Ejércitos españoles, gracia que rehusó, coniforme a las leyes de su país, y concedió a todos los soldados una cruz de distinción con- este lema, escrito en los cuatro brazos: Tahvera, 2 8 de julio s Inglaterra, al conocer el éxito de la batalla, otorgó a sir Arturo el título de lord vizconde de Welling- ton de Talayera, con elcual le nombraron en ade- liante. ji. SLA saahargo, los resultados efe esta acción no fue- de 1809. ron todo lo felices que debía esperarse, porque no se siguió persiguiendo a los franceses; porque no se dispuso que el ejército de Venegas se opusiese al avance- del de Soult, y porque lord Wellington se encerró eñ. Talavera, pretextando, para no avanzar, la falta de víveres para sus tropas, como si un país ya esquilmado, como lo estaba Extremadura, pudiera proporcionarlos para tan gran número de hombres; como si en Portugal hubiesen, estado mejor alimentadas sus tropas, y cómo si nuestros soldados no sufriesen las mismas, ¡qué decimos las mismas! mayores privaciones que los ingleses y portugueses. José, que marchó el día 31 de julio con el cuarto Cuerpo y la reserva a la villa de. Illescas, dispuso, el envío de fuerzas a Toledo, contra el general Venegas, y a Maqueda y Santa Cruz de Retamar, contra. Wilson. E 1 de agosto llegó Soult a Falencia, viniendo de Zamora, donde- hasta el 2 7 de julio no recibió la orden de José para venir. Lord Wellington salió al fin de su increíble inac- ción el 2 de agosto, y dejando a Cuesta en Talavera, con encargo de observar y detener a Víctor y proteger los 5.000 heridos y enfermos que teníamos, marchó a Deleitosa, mandando ocupar por una brigada el paso del célebre puente de Almaraz. -Pero Cuesta, voluntarioso eómo siempre, abandonó a Talavera y corrió a unirse en Oropesa con lord Wellington, empeñado en librar batalla, teniendo que. pasar el Tajo el. día 5, dejando en el puente del A r- zobispo al general Bassencourt, íy en Azutan, al duque de Alburquerque, para impedir el paso de los imperiales. Entonces sucedió lo que era de temer, y es que, puestos en contacto los ejércitos de Víctor y de Soult, se dirigieron contra los nuestros, los. arrollaron en el puente del Arzobispo y los fueron acuchillando durante dos leguas mortales, apoderándose de su, artillería y de sus equipajes, por. lo que Cuesta, irritado, dimitió el mando. Por fortuna, los franceses no avanzaron, impuestos por la actitud de las, guerrillas. A l recibir la orden de Napoleón de que sus ejércitos no emprendiesen nuevas campañas hasta red-