Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 27 D E S E P T I E M B R E D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 11 4 S veces más nutritivo, según nos aseglara Humboldt, y según Chrichton Campbell, un kilo de plátano contiene los mismos elemen. tos nutritivos que 25 kilos de pan de, trigo. No es de extrañar el dicho corriente de que tres plátanos contienen e, l mismo alimento que dos huevos; que, si matemáticamente no es exacto, hace- resaltar el elevado valor nutritivo de este fruto. En algunas islas de Oceanía, el plátano constituye la baSe única de l a alimentación de sus habitantes, y es de notar la vida larga que los mismos disfrutan y su inmejorable estado sanitario. Aparte de consumirse como fruta fresca, en los países productores toman el plátano de diversos modos, cocido, frito, en ensalada, seco, en harina, etc. etc. estos hoyos es conveniente colocar algo de estiércol mezclado con tierra. L a planta se coloca bien en el centro del hoyo y se rellena éste, recubriendo bien el tronco con la tierra extraída. Inmediatamente después de colocadas las plantas en el suelo se unen por medio de regueras, formando pocetas alrededor de cada tronco, y se da el primer riego. Al segundo año se dejan dos hijuelos a cada pie, y ya este año producen una media cosecha, que llega a ser normal al tercer o cuarto año. La platanera es una planta monocárpica, o sea que no da más que un solo fruto, y, por tanto, es necesario, una vez cortado el racimo, cortar el pie que lo ha producido y substituirlo por uno de sus hijuelos. SEVILLA H O T E L A L F O N S O XIII FERIA D E SAN MIGUEL Septiembre- octubre. Aristocráticas fiestas en el T e r r e n o s que ocupan los plátanos El cultivo del plátano tiene tal importancia en Canarias, que a él están dedicadas cuantas tierras poseen condiciones apropiadas, y aún muchas formadas artificialmente, volando con explosivos las rocas que las ocupaban y rellenando con tierras porteadas en carros o camiones las cavidades obtenidas. Sorprende a primera vista el exagerado valor que alcanzan los platanales canarios, pues en más de 10.000 duros se ha llegado a vender l a hectárea de platanera; pero si pensamos en el enorme trabajo acumulado en estos verdaderos jardines, que están formados a fuerza del sudor de los habitantes de aquellas islas, hallaremos l a explicación de tan elevado psecio. Los plátanos no se cultivan en Canarias más que en una faja comprendida entre el mar y los 200 metros de altura, pues a mayor altitud le perjudican los cambios dé temperatura. Una de las necesidades más sentidas es el agua, necesitando grandes volúmenes de este elemento para compensar l a transpiración de sus grandes hojas. La escasez de agua para el riego en C a narias es una de las dificultades mayores con que se tropieza en el cultivo del plátano y que limita l a extensión de platanera, habiendo llegado a pagarse a más de peseta el metro cúbico en época de sequía. C u i d a d o s culturales El plátano es una planta bastante rústica y exige relativamente pocos cuidados culturales; es necesario tener el suelo limpio de malas hierbas, lo que se consigue con repetidas escardas y, sobre todo, proporcionarle agua en abundancia y abonos. Paseo de Recoletos, 12, Madrid. En general, se emplean l.ooo metros cúPlaza de Cataluña, ü. Barcelona. bicos de agua por riego, y se suelen dar P R E S T A M O S A M O R T I Z A R L E S con P R I dos de éstos mensuales en verano y uno en M E R A H I P O T E C A a largo plazo, sobre invierno, y a veces se puede pasar hasta dos fincas rústicas y urbanas, hasta el 50 por meses sin regar. 100 de su valor, reembolsabas a voluntadP R E S T A M O S E S P E C I A L E S para el F O Los plátanos necesitan grandes cantidaM E N T O D E L A CONSTRUCCIÓN en poblades de abonos. Como término medio, en Caciones importantes. (Pídanse instrucciones narias se emplean por hectárea i.ooo k i detalladas. logramos de superfosfato de cal, l.ooo de Emisión de C É D U L A S H I P O T E C A R I A S sulfato amónico y l.ooo de. sulfato. de poal portador, privilegiadas; tienen carácter de Efectos públicos, cotizables como valotasa, aparte de una buena estercoladura. res del Estado, N O H A B I E N D O S U F R I D O Esta cantidad de abonos resultará exorbiA L T E R A C I O N E S I M P O R T A N T E S E N SU COTIZACIÓN, NO O B S T A N T E DAS I N- tante si se compara con la que se emplea en cualquiera dé nuestros cultivos; pero se T E N S A S CRISIS P O R QUE H A A T R A V E SADO E L PAÍS. Están garantizadas por comprende su necesidad si tenemos en cuenprimeras hipotecas sobre fincas de renta ta l a enorme producción de plátanos, que segura y fácil venta, valoradas en M A S D E L suele ser superior a 50.000 kilogramos por D O B L E del capital de las cédulas en circulación, y con la garantía supletoria del ca- hectárea, aparte del peso de toda la planta, pital social y sus reservas. Solicítese folleto, que, como y a hemos dicho, -sólo da un racidonde se consignan las numerosas ventajas mo y es necesario cortar después de recogide nuestra CÉDULA H I P O T E C A R I A do éste. C U E N T A S C O R R I E N T E S con interés. También es necesario tener ciertos cuiA P O D E R A M I E N T O S G R A T U I T O S para los prestatarios de provincias. dados con los racimos, como es: sostenerlo por su parte inferior con unas horquetillas que lo despeguen de la planta madre, cortar algunas hojas que permitan la aireación e iluminación, etc. etc, Banco Hipotecario de España Formación d e u n platanal La preparación del- terreno para dedicarlo al cultivo del plátano ha de ser muy esmerada, necesitando efectuar un profun- do desfonde, que, en general, se hace con palas y picos y menos veces con pases sucesivos de arado. E s necesario también efectuar una cuidadosa nivelación del terreno, y por l a general inclinación de los terrenos en Canarias es necesario llevar a cabo el abancalado de los mismos, cuyos muros se hacen con piedra seca. Después de nivelado el terreno, se da una ñierte estercoladura (50.000 kilogramos por hectárea) que es necesario envolver con im pase de arado, y en esta forma queda la tierra en condiciones de recibir l a planta. i NAVIGAZIONE 6 ENEBALE ITALIANA Enfermedades La enfermedad más extendida en los plátanos de Canarias es la cochinilla Seudococcus Comstocki) que se combate lavando la platanera con emulsiones de petróleo, jabón de potasa o nicotina. Generalmente efectúan esta operación, que es muy detenida, mujeres con paños húmedos o brochas. Últimamente están muriendo en Canarias algunas plataneras por una enfermedad criptogámica, cuyos síntomas parecen ser los del Fusarium Cnbense, hongo que ha destruido gran parte de las plantaciones de Centroamérica, y sería necesario que con toda diligencia se estudiase la enfermedad, para evitar que desaparezca la más importante fuente de riqueza de Canarias y que estas islas quedasen en la más cúesalentadora pobreza; creyendo que es oportuno recordar el conocido aforismo de que más vale prevenir que curar A f o r t u n a damente, tenemos en España numerosa- i n genieros especializados en Fitopatol ia y en especial en Micología agrícola, y el G o- SUO AMERICA EXPRESS B A R C E L O N A- R I O- SANTOS MONTEVIDEO Y BUENOS AIRES DUI 25 9 OCTUBRE OCTUBRE LIO El plátano se reproduce por hijuelos, que nacen de un rizoma subterráneo, y estos hijos, separados de l a planta madre, constituyen l a única forma de propagación, pues el plátano comestible no da semillas. Los hijuelos se separan de la planta madre a los ocho o diez meses de haber nacido, y generalmente a fin de verano, agosto o septiembre. La plantación se suele efectuar a marco real de tres metros, y para elio se abren hoyos de 70 centímetros de diámetro v 50 centímetros de profundidad. E n el fondo dé Espléndidas instalaciones de cámara. Gran confort en todos los servicios. En tercera clase, médico y personal sanitario españoles, y cocina española. GIULIO C E S A R E AMERICA Barcelona: Rambla Santa Mímica, 1- 3. M a d r i d Alcalá. 45. S D A D ITALIA Agentes generales en E s p a ñ a
 // Cambio Nodo4-Sevilla