Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BACHILLERATO UNIVERSITARIO Llevamos aprobados: L e tras, 100 Ciencias, 80 Sobresalientes, el. 20 BACHILLERATO ELEMENTAL E n tres cursos y Instituto Hualde. J nrei te? ingeniero. Preciados, 33. Gran internado. O P SOTS O O i SO P R EIEI ASO S A í K E C W C D 23, el IN TI UT Ultima oposición MADRID. AuWWElH P r ó x i m a convocatoria para Periciales y Auxiliares. P a r a prepar a c i n en sus clases por correo, programas contestaciones r. a c i ó ó n en sus clases oo por correo, programas yy cor Tenemos internado. Tres ú l t i m a s oposiciones obtuvimos 47 plazas. BA 1 G 0 SE ESPAÑA P r e p a r a c i ó n para la p r ó x i m a o p o s i c i ó n P r o g r a m a y Contestaciones en el antiguo y acreditado I N S T I T U T O R E U S P R E C I A D O S 23; P U E R T A D E L S O L 13, y M A Y O R 1, M A D R I D obtuvimos 27 plazas, cuyos n ú m e r o s y nombres se publican en el prospecto que regalamos. Tenemos internado. Antiguo Centro legal. Arenal, 8. T e l é f años édit OpoACADEMIA GliVIENO siciones y carreras. Escuelas especiales. 1552 9, Madrid. Internado. 20 Culturac r gral. o Srtas. Bachilleratos. Facultades. r en Academia V e l í U a oficial ¡OPOSITORES ñ TELÉGRAFOS! Desder a 1. soctubre e x p l i c aFáí s iFcíassi cya profesor Universidad. Sr. G i l Santiago, Madrid. T e l é g f o D r Ciencias Magdalena, 1, INGENIEROS INDUSTRIALES A C A D E M I A SOTO, Bolsa, 14, Madrid. T e l é f o n o 10249. Promedio de alumnos ingresados en la Escuela Central por examen, desde 1906, el 85 Director, don Manuel Soto. Total Ingresados en mayo, 13; D E E S T A A C A D E M I A O C H O P R E P A R A C I Ó N E X C L U S I V A Hemos aprobado doble p r o p o r c i ó n que las d e m á s Academias. T o dos los profesores son ingenieros industriales. P i- D r a n i a r i n e Academia Jofre. Apodaca, 11, Madrid. ACADEMIA DELGADO í, EUl iflriri dan reglamento. H A Y I N T E R N A D O Tel. 18674. r r c b l d q U a IfldUNU INGENIEROS DE SVSOMTES Director: Aurelio P. Jofre, ingeniero del Cuerpo. Soliciten detalles. 300 plazas para P o l i c í a e x á m e n e s en octubre. E n eneOPOSICIONES A HACIENDA Y POLICÍA ro de 1931, Auxiliaress de o Contabilidad de Hacienda. E n Hacienda se admiten e ñ r i t a s Programa oficial, nuevas contestaciones y p r e p a r a c i ó n en el antiguo y acreditado I N S T I T U T O R E U S E n P o l i c í a obtuvimos 143 plazas, entre ellas los n ú m e r o s 1, 2, 3, etc. y en Hacienda, seis veces el n ú m e r o 1, dos veces el n ú m e r o 2 y 326 plazas. Los retratos y nombres de estos é x i t o s definitivos se publican en el prospecto que regalamos. Solicite programas gratuitos a l antiguo y acreditado I N S T I T U T O R E U S P R E C I A D O S 23: P U E R T A D E L S O L 13. y M A Y O R 1. M A D R I D Tenemos internado. Preparación exclusiva. AGRO NO Q g ACADEMIA CANTOS San Bernardo, 2, Madrid. INGENIEROS Y PERITOS PERITOS AGREGÓLAS É x i t o verdadero en la convocatoria de Junio. Instituto Artur, San Bernardo, 58, Madrid. G R A N I N T E R N A D O INGENIEROS AGRÓNOMOS 502 E, RODRIGUEZ- SOLIS LOS G U E R R I L L E R O S D E 1808 503 Marchand atacó al duque del Parque en Tamames, y aunque desordenada a l pronto nuestra caballería, ¡tales prodigios de valor realizaron los generales ¡Mendizábal y L a Carrera, que trocaron la derrota en victoria, y los franceses retrocedieron a Salamanca, perdiendo 1.500 hombres. Nuestras bajas ascendieron a 700, que se cubrieron con exceso con l a llegada de Ballesteros, quien obligó a los bonapartistas a repasar el Tormes, por Ledesma, desalojando Salamanca. j Poco debía durar la alegría de este t r i u n f o! L a Junta Central, en vista de que Wellington ho abandonaba la frontera de Portugal, y animada por la victoria de Tamames, pensó en l a conquista de Madrid por nosotros solos. P a r a ello ordenó quedasen 12.000 hombres en Extremadura a fin de entretener a Soult, enviando sobre M a d r i d el resto de aquel ejército, en unión con el de l a Mancha. a las órdenes del general don Francisco Eguía, que había reemplazado a Cuesta. E l 3 de octubre tenía reunidos Eguía en Daimiel 5! 869 hombres (de ellos 5.766 jinetes) y 55 piezas: pero hombre irresoluto y militar adocenado, dejó que Víctor y Sebastiani avanzasen contra él, retirándose precipitadamente a Sierra Morena, de donde escribió a la Central pidiéndola nuevos auxilios, carta a la que l a Junta, indignada, contestó substituyéndole con el general don Carlos Areizaga, el cual, si traía de Aragón fama de valiente, no reunía las cualidades necesarias para confiarle tan ardua empresa. Areizaga abrió la marcha el 3 de noviembre con algunos felices choques en Dos Barrios y Ocaña, que hicieron a los franceses replegarse al Tajo por Aranjuéz, y si avanza resueltamente sobre ellos, quizá los hubiera derrotado; pero retrocedió, dejando que un horroroso temporal abatiese el ánimo del soldado y nos proporcionase un pequeño desastre el día 18 en la villa de, Ontígola, si bien los franceses perdieron en él a l general Paris, que murió a manos del cabo español Vicente Manzano. Forzado Areizaga, por su culpa, a dar la batalla, la presentó en Ocaña, sin fijarse en que el país, casi todo llano, no le permitía elegir buenas posiciones militares. L o s franceses, reconociendo l a gran i m portancia de Ocaña, por converger en ella las carreteras de Levante y Mediodía, no se mostraban dispuestos a combatir hasta tener más cerca las fuerzas de Víctor, que maniobraban por l a derecha del ejército español; pero un ataque de los nuestros a la división Leval, que nos rechazó con ventaja, les movió a aceptar l a lucha. L a batalla se hizo general. Sebastiani cargó al frente de l a caballería, obligando a los regimientos que formaban nuestra derecha a formar los cuadros, cuadros que desbarató Merlín con sus coraceros y dragones, acuchillando a nuestros soldados y aprisionando más de 5.000 hombres, al propio tiempo que la caballería de M i l haud rendía casi entera otra división española. L a dispersión que siguió es imposible de. pintar; en vano nuestros bizarros generales Z a y a s y Girón intentan detener a los fugitivos; en vano el heroico Lacy coge la bandera del regimiento de Burgos, y, seguido de algunos valientes, se abre pasó a l arma blanca y logra apoderarse de una batería francesa. Si Areizaga ordena entonces el avance de nuestra caballería, l a línea se restablece y l a victoria queda por España, puesto que l a artillería nacional se portó de un modo admirable. P o r desgracia nuestra, A r e i zaga, desde lo alto, del campanario del pueblo, sólo daba órdenes contradictorias; parecía mirar sin ver, y demostraba oue si era u n valiente soldado era un general nulo. Baste decir que n i siquiera señala punto de retirada, y si se reunieron los dispersos eo Sierra Morena fué porque habiendo salido de allí, para allí se volvieron, por propio impulso. Las fuerzas españolas que tomaron parte en la batalla fueron 51.000 hombres y 55 piezas, y de ellos perdimos de 4 a 5.000 hombres entre muertos y heridos, 13.000 prisioneros, 30 banderas, 40 cañones y muchos carros de víveres y municiones. ¡Dos meses después de tan gran desastre, sólo hatúan logrado reunirse en las escabrosidades de Sierra M o rena 25.000 hombres! E l ejército imperial pasaba en esta acción de
 // Cambio Nodo4-Sevilla