Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
yo... Hay también que contar conmigo. Y en efecto... Una noche, a medianoche, en el taller de Couzinet estalla el fuego... Acuden los bomberos; acude el barrio en masa... i Con qué se encuentran todos? Con que Jas cañerías del distrito están en obra; están aquellos días de reparación, y por eso ¡han cortado el agua allí, en todo el barrio... VII Como estaban ya las obras terminadas, todo el material, por entero, se encontraba en el taller: el Arco Iris, el hidro, los largueros, los listones, las armaduras enteras de los aviones de encargo... Y todo se iba a quemar... ¡Salvar siquiera el hidro... E l hidro, armado ya sobre una plataforma, podría salir de allí con sólo que lo empujaran. L o empujan... Pero estaba allí presente el personaje invisible. E l hidro se ha derrumbado: los pernos de las ruedas habían sido r e t i r a d o s aquel día para ciertas reparaciones, y el hidro, en vez de rodar, se viene al suelo. Cuando el inventor Couzinet llegaba al lugar del siniestro no había hidro, ni Arco Iris, ni taller. VIII ¡Hay que comenzar de nuevo... Pero, no... N i eso se puede. L a catástrofe ha sido mayor; todavía más perfecta: se habían quemado también incluso los planos, ¡todo! Habla tres ejemplares de los planos y los cálculos; se g u a r d a ban, de ordinario, en tres lugares distintos. Pues ni eso! ¡ni aun VÉASE E L G I G A N T E EN VUELO MAÑANA, E N M E D I O DEL MAR, HABRÁ A E RÓDROMOS F L O T A N TES, COMO ESTE, YA EN C O N S T R U C C I Ó N DE ACERO Y CEMENTO, CON T I E N D A S Y HANGARES Y H O TELES asi... Los tres ejemplares distintos habían sido llevados al taller la víspera del incendio para confrontarlos con lo hecho. ¡Quedaba, pues, el inventor sin siquiera tener en un papel lo calculado hora a hora, día a d í a IX Dos días después del incendio decía el inventor a Paul Bringuier, periodista parisiense Hace veinticuatro horas no tenía nada. Ahora están ya los dibujantes trabajando. Hay que rehacerlo todo. Ahora no tengo ni un céntimo. Estoy, después de tres años, lo mismo que el primer día. Este año no puedo ya ganar la travesía del A t lántico, pero él a ñ o que viene será mía, y podré cumplir también con los encargos pendientes... ...Aquí terminaba la historia cuando nosotros la escribimos, hace días. Ahora podemos añadir dos renglones más de epílogo: Couzinet podrá o no rehacer su Arco Iris y cruzar o no los mares. Pero ya la primacía se le perdió para siempre. La Dama Adversidad ha rematado su obra. Y MANANA- -O PASADO MAÑANA ESTE TRANSATLÁNTICO MODELO NOS L L E V A R A Y NOS TRAERÁ DESDE E L OTRO MUNDO A ES T E Y VICEVERSA MANUEL A B R I L
 // Cambio Nodo4-Sevilla