Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 10 D E O C T U B R E D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 7 CRITICA Y NOTICIAS D E LIBROS Psicogenia de l o s c e l o s p o r el D r A b a u n a a D e la escuela a l a Universidad O t r o s l i b r o s como postulados definitivos las conclusiones que D Antonio Abaunza va trazando en este libro, ramillete de interesantísimos ensayos, sugerentes y llenos de curiosidad para el profano, habrá de disiparse de nuestras convicciones- -producto más o menos directo de nuestra experiencia social y de la experiencia de la Humanidad- -la tesis vulgar, llana y lironda de los celos. Y desde luego, rechazar por impropiedad cuanto se ha escrito, fuera y dentro del teatro, en verso y en prosa, en las lenguas muertas y en los idiomas vivos, a propósito de los celos, como un proceso sentimental, caldeado exclusivamente por la pasión. Y algo más: habremos de reconocer y confesar que, contra el tradicional concepto, contenido, apadrinado y voceado en los cantares, los celos no confirman, amor, ni son prueba de amor, ni exaltación del amor... n i necesitan, para brotar tumultuosos y agresivos, que exista el amor. ¿Algo más hemos d i cho? Pues, mucho más, y esto sí que sonará para infinidad de corazones como una herejía: el autor llega a la deducción de que los celos son un fenómeno contrario al amor; que no pueden convivir con el amor que no pueden encontrar asilo en un corazón amante... ¡S e viene abajo toda una arquitectura sentimental! A m o r sin celos, no es amor E l amor justifica los celos H e m b r a amante, hembra celosa Todo un enjambre de frases hechas vuelan ahora, como milanos ingrávidos, a merced del aire, con sólo el aire que se mueve al pasar cada página de este libro. PSICOGENIA D E LOS CELOS. -Si admitimos MITADA, por E Feine, traducción del aleRepitamos, y haremos punto, que, bien mán y prólogo por W Roces. -Las Socieadvertida la tendencia, para guardarnos de dades de responsabilidad limitada han dado ella, l a obra del D r Abaunza es interesanlugar en todos los países a una literatura tísima. Y consignemos una mención especopiosísima, que es reflejo del auge que toma Entonces, ¿qué son los celos; dónde nace cial para toda la parte que comprende el esta forma de empresa. Numerosas son las y cómo se alimenta ese estado sentimental? amplio tema de L o s médicos y l a socieSociedades de responsabilidad limitada que L a respuesta comienza por una negación. dad binomio peliagudo del que puede darexisten en España, y hasta ahora no han N o hay tal estado espiritual o sentimental. se un desarrollo en cada pizarra, pero coinHay un estado patológico. ¡Y a salió aquésido objeto de atención por parte del legiscidentes casi siempre en la eterna credulillo! Estos médicos especialistas van en pos lador. Cuantos preceptos a ellas se refieren dad, que puede llamarse ignorancia o puede de Freud como de un nuevo Evangelio. ser ansia de sanar. D e todos modos, la i n- no rebasan los límites de algunas disposiMás que crédulos, son ciegos idólatras; y ciones de la ley de Utilidades y el reglamensa mayoría de! público sigue siendo bizse han propuesto destruir todo lo que apamento del Registro Mercantil y alguna que cochable. Este adjetivo de m i propiedad rezca como desligado de la materia. Todas otra sentencia del Tribunal Supremo. puede muy bien relacionarse con el complelas ramas de la nueva ciencia que llevan el L a publicación de l a Biblioteca de E c o jo de Edipo y con la subconsciencia, y desprefijo de psi, crecen en la misma dirección. nomía, Derecho y Técnica viene, pues, a de luego merece ser llevado al vocabulario E l complejo y la libido son los pozos- aun psicoanalitico para definir la primera matellenar un vacío que se dejaba sentir en nuesen parte inexplorados, en cuyo fondo brotras publicaciones jurídicas. Se trata de una ria y para explicar, con una sola palabra, tan las hierbas malsanas que van a dar su j toda la etapa del trigémino y los demás t r i obra en que se exponen en toda su ampliesencia al cerebro. E l cerebro es como una géminos simbolizados en el caso del alcotud los múltiples problemas que plantean las pantalla donde sombrean el entendimiento hólico que recoge el autor. -F. S- O. Sociedades de responsabilidad limitada con y la volición esas plantas letales. referencia a l a práctica de todos los países. Pero, entonces, ¿qué son y de dónde proD E LA ESCUELA A LA U N I V E R S I D A D -D o n L a sistemática del libro está hecha sobre la vienen los celos Sencillamente, son la conL u i s Santullano ha consagrado su prestigio ley alemana, que en concepto de los juristas secuencia de una inferioridad en que se cae de publicista de temas pedagógicos a través es la más perfecta que existe sobre esta circunstancialmente. T a l vez diríamos, con de una copiosa y notable labor de divulgamateria. más propiedad, una consecuencia del hecho ción y propaganda de los mismos. E n el l i de damos cuenta de nuestra inferioridad, bro que ahora h a publicado con- el título L A VUELTA A L MUNDO D E E L NAVEGANTE que nos hace imposible el anhelo de supeque antecede recoge el S r Santullano una SOLITARIO -Traducidas al español por rioridad, la sed de dominio. buena porción- -selecto, dentro de la selecA B o u se han publicado las impresiones ción que es siempre su labor- -de trabajos del audaz navegante A l a i n Gerbault en el Vamos a decirlo con menos claridad, pero portentoso viaje de circunnavegación, que breves, que aparecieron en periódicos y remás propiamente: los celos son, en el fondo, realizó completamente solo a bordo de su vistas. algo como un delirio neurótico. Claro está velero Firecrest. Hace muy bien D L u i s Santullano en -no hay que añadirlo- -que la referencia L a obra comprende tres volúmenes, titupreservar de l a inanidad fugaz propia de no es exclusiva a la relación hombre- mujer, lados: Solo a través del Atlántico, En persino a todos los lazos de cariño, sin excluir los trabajos periodísticos su. obra eminente secución del sol (de Nueva Y o r k a Tahiti) de cultura. E n las páginas de este libro los más puros. y En la ruta de regreso (de Tahití a F r a n flota la preocupación educativa con un esE l origen, queda consignado, es ia propia cia) píritu de unidad que se refiere a. l a solidanoción de inferioridad. De ahí que la mujer, L a obra, profusamente ilustrada con reridad de los problemas pedagógicos en los educada erróneamente (según el autor) con producciones fotográficas, ofrece interés y tres grados de la enseñanza. D E L A ESCUELA la tendencia o destino del hogar, sintiéndose A LA U N I V E R S I D A D es una obra dp firme amenidad, y revela la potencia de voluntad incapaz de adquirir medios de lucha que de E l navegante solitario orientación, en estos tiempos tan caóticos y afirmen su yo, cae más fácilmente en la confusos para l a enseñanza. neurosis del detirio celoso, con infinita v a M A N U A L D E U N A M A P R E crianza del h i j o riedad de objetivos y de modalidades. P o r L o s PRESTAMOS SOBRE M E R C A N C Í A S E N L A S doctor Garrido Lestache, del hospital del eso también es muy frecuente el caso del Niño Jesús. Librerías, cinco pesetas niño débil, enfermizo, recomido por los ceL E Y E R M E R C A N T I L E S -A c e r c a de este tema los. E n fin, no hay más celos normales- -y ello tomando el concepto en muy amplio sentido- -que el de aquellos seres que poseen la realidad objetiva del engaño. L o demás, cae en la patología. D e suerte que los maridos (o las esposas) martirizados por los celos conyugales, y a saben el cam i n o psicoanálisis, especialista psiquiatra, y, si es posible, sanatorio; que, por lo menos, dará unos meses de respiro. E l doctor Abaunza nos perdonará si no nos aventuramos a entrar seriamente en su obra. E s demasiado facultativa para nuestro examen. A u n para la síntesis, no nos atrevemos a incidir en las conclusiones; sencillamente las deploramos, porque quisiéramos que el freudismo, que pretende explicar demasiadas cosas, no nos despojase del caudal de sentimientos. Y que el racionalismo no se ensañase en ese despojo, c u briéndose con el manto freudiano. A c a baríamos conjugando el verbo amar en la clínica. Y a vamos a ello por el psicoanálisis de. la inclinación. Y quién sabe si el freudismo nos reserva el descubrimiento fisiológico que patentice la paridad del proceso pasional con un proceso gástrico. Todo ello tan a gusto del racionalismo. Y perdone otra vez el doctor Abaunza, pero la alusión no es cosa mía: está en el prólogo del doctor Sanchís Barnús, como un aviso, y a lo largo del libro como un zumo que empapa los capítulos. de Derecho mercantil, referido a lea problemas comerciales de España, ha publicado un libro muy documentado- -en el que recoge su trabajo, presentado al concurso abierto por la Universidad de Barcelona para conmemorar el centenario del primer Código de Comercio español- -el ilustre abogado catalán y prestigioso financiero don Aurelio Joaniquet. L a obra es de gran utilidad para el estudio y práctica de la pignoración de mercancías en el Derecho mercantil español y. tiene el mérito de traer a nuestro país las últimas modalidades de una institución mercantil que adquiere enorme trascendencia en l a vida moderna. E l cronista de l a ciudad de Cartagena y académico correspondiente de l a Real de la Historia, D Federico Casal Martínez, escritor de nota eminente y fino espíritu acrisolado a través de largas e intensas jornadas, dedicadas a l a erudición, ha publicado un interesante libro de cerca de 600 páginas con l a historia de las calles de Cartagena, precedida de un ensayo histórico topográfico de la ciudad desde los más remotos tiempos. E n esta obra, que contiene los nombres antiguos y modernos de. las calles, apuntes biográficos de los personajes cuyos nombres llevan ciertas vías y paseos, don Federico Casal hace una verdadera historia de Cartagena, llena de datos de singular interés, no solamente desde el punto de vista local, sino como referencia a hechos y figuras nacionales, entroncados en los anales de l a histórica ciudad levantina. LAS S O C I E D A D E S D E RESPONSABILIDAD L I HISTORIA D E LAS CALLES D E C A R T A G E N A
 // Cambio Nodo4-Sevilla