Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 10 D E O C T U B R E D E 1930. N U M E R O S U E L T O 10 C E N T S FUNDADO E N i. D E J U N I O 1 DIARIO ILUSTRADO. A Ñ O VIGÉS 1 MOSEXTO N. 8.673 D E 1905 P O R D T O R Q U A T O LUCA DE 1 TENA- LAS S U B S I S T E N C I A S LA INTERVENCIÓN Y E L PRECIO D E ORIGEN Quisiéramos recoger de las declaraciones del ministro de Economía, ayer publicadas en nuestras columnas, la disposición de un plan concreto y fehaciente: pero. en substancia y en resumen, sólo deducimos una actitud que nos parece, eso sí, atinada en cuanto es opuesta a la. profusión de inspectores y a toda otra hijuela de l a política dispersa y confusa, -que caracterizó algunas etapas recientes. De cómo se desenvolvía- la inspección a ú n con la- buena y celosa voluntad de muchos funcionarios y del modo simplicísimo y candido con que actuaban en los pueblos, sin tiempo material para la visita, y ateniéndose casi siempre a la infoi mación verbal- -a cargo, por lo común, de los mismos negociantes, acaparadores y vampiros del labrador- -ya hemos dicho reiteradamente lo que procedía. Bien suprimida está, si el ministro se halla apercibido siempre para una rápida y pronta visita de los funcionarios centrales. Pero esa parte. del problema es complementaria y en el procedimiento, de eficacia parcial. Sólo una campaña muy dura, persistente y general, que además estuviera asistida por la denuncia ciudadana, obtendría influencia contra los acaparamientos. Mas el propio ministro se adelanta a reconocer lo problemático de esta ayuda ciudadana, cuando l a invoca y la insta. A todo el mundo consta que escasea. E l camino es otro y el ministro lo diseña al reconocer l a procedencia de l a intervención municipal. S i hubo, efectivamente, durante los años de la Dictadura, un exceso intervencionista, no fué, hay que aclararlo, en la esfera local, n i puede, con justicia, decirse que las actuaciones de los Ayuntamientos resultaran estériles: E n esa orientación se debe ahora situar el plan de conjunto. L a razón- -lo hemos dicho obstinadamente- -brota en el punto fundamental, que es el precio de origen. E l ministro asegura que posee información de precios de origen; pero al propio tiempo se remite en sus declaraciones a l a información periodística; y por otra parte confirma el fenómeno de alteración de esos precios. También, por lo visto, está enterado de que discrepan muchas, cifras de las que se han dado en el punto de origen productor- con Las que aparecen luego en las facturas. S i el Municipio interviniera obligatoriamente en las transacciones, y no autorizase el embarque o transporte de los artículos que no hubiese intervenido, podríamos ahorrarnos el hablar de las facturas. L a simple referencia de los precios de origen, s i n el control municipal, que sería l a prueba, no puede tener m á s valor que el de un: dato particular, cuya utilidad, por cierto, brinda el ministro a los labradores para que puedan saber si se abusa o no por los intermediarios Con que lo sepan- -que ya lo saben- -los, agricultores, nada vamos a. adelantar, ni a ellos ha de servirles si no es para desesperarse. Puro efecto negati. o. Eso es plantear el teorema a la inversa; porque el labrador no es el gobernante, ni siquiera el agente de la autoridad. A quien le interesa conocer la distancia del precio rigen al precio en mercado, es al órgano de abastos, pero no para hacer estadísii- cas que pretendan consolarnos con l a deducción comparativa de que todavía hemos sufrido más, sino para poner el remedio. Y el remedio- -es inútil dar vueltas en un círculo vicioso: -está en limitar el margen al mayorista, como se le ha limitado al expendedor al detall. H a y que i r a ello; es el único procedimiento aritmético. Y hay que i r sin perder los días, y sin detenerse en circunloquios baldíos. Repetimos nuestro apremio al Gobierno, porque este problema de. las subsistencias puede adquirir un grave cariz y enlazarse con otros problemas sociales, desbordándose de la esfera pacífica. E L riesgo es harto claro para que ténganlos que razonarlo. A nuestras primeras advertencias han seguido los comentarios de El Socialista, que si no tuvieran su tono habitual de amenaza, s e r í a n u n aviso prudente. E l problema- -dice- -pavoroso siempre, se agrava con la llegada de la estación invernal. S i hoy no pueden v i v i r los que tienen un jornal aunque exiguo ¿qué ocurrirá cuando las nieves y el frío se conciten con el hambre, de; las masas? E l hambre es mala consejera, y en tales circunstancias no. serán de extrañar revueltas sangrientas y conmociones de todo jaez L o que el El Socialista anuncia en futuro, perfecto, como una perspectiva, inmediata, y segura, muy grata a su repertorio, no es, afortunadamente, m á s que una hipótesis. Pero basta, por el peligro complejo que supone. Y porque, a decir verdad, el gobernante prevenido y de serena visión, no lia de gobernar solamente sobre realidades, desdeñando las hipótesis. Esta es una que no se debe desdeñar. cundado el paro los ferroviarios del tráfico, aunque no los de los talleres E l ministro de Fomento dijo que si había tiempo, aunque no lo creía, se ocuparía de nuevo del Estatuto ferroviario. E l Sr. Rodríguez de V i g u r i preguntó á los periodistas: ¿Esperan ustedes mucho de este Consejo? Porque los veo con cierta curiosidad... N o esta reunión ya ha perdido i n terés. ¿P o r qué? -Pues por la misma causa que adquirió tanto relieve. N o se sabe por qué. E l Sr. Wais dijo que había cerrado l a Bolsa con una tendencia favorable para nuestra moneda y. que: sería posible que facilitara una nota a la terminación del Consejo. P o r último, el ministro de Gracia y Justicia, en contestación a una pregunta que le hicieron, dijo que el reglamento del N o t a riado lo tenía en repaso. T e r m i n a la deliberación. E l presidente anuncia una nota política E l Consejo duró cinco horas justas. A las diez y media abandonaron los ministros el salón de Consejos, y el general Beren- guer anunció a los periodistas que les sería facilitada una nota referida a los acuerdos adoptados por el Gobierno, en orden a los conflictos sociales y a las huelgas en distintas provincias. Asignó a dicha nota el carácter de N o t a política ya que podía considerarse como Una declaración de Gobierno. E l ministro de Hacienda entregó a los informadores el importante decreto sobre la situación de fondos en el extranjero, que en otro lugar publicamos. 1 H e aquí la nota anunciada por el presidente del Consej o: A las cinco y media de la tarde de ayer E l Gobierno, sin alardes, pero también llegó a la Presidencia el general Berensin vacilación, continúa en su firme propóguer para reunirse en Consejo con sus comsito de llegar cuanto antes a la constitución pañeros de Gobierno. de un Parlameto, reforzada su. convicción por P r e g u n t ó a los periodistas: el diario contacto con los problemas nacio- -E l día de hoy, ¿es también copioso en nales de orden político, económico y social, bulos? de solución inadecuada por la sola actuación- -No- -le contestaron- L o único que se del Poder ejecutivo. Formación de presu- dijo es que el gobernador de Barcelona ha puestos, régimen municipal y provincia! desvenido a Madrid para convenir con el Goenvolvimiento de las obras públicas, revisión bierno su traslado a otro cargo. de l a obra de Gobierno realizada sin con- -I Pues como no sea el de patriarca de curso de las Cortes, nos imponen como melas Indias? -respondió, sonriente, el conde dida ineludible y urgente la convocatoria de de Xauen, yo no veo. otro puesto para él. elecciones, sin otra dilación en los plazos E l general Despujol- -añadió- -viene a previstos que l a indispensable para terminar Madrid dos veces al mes y, según me dice la confección del Censo electoral. el ministro de la Gobernación, regresará Como antecedente de esta convocatoria, el lunes a Barcelona. y por responder también a sus convicciones E l ministro de Marina dijo que llevaba ideológicas, el Gobierno ha querido que despocas cosas al Consejo. pués de un eclipse de siete años, se restau A h o r a- -a g r e g ó- -n o hay más que ferrorara el ejercicio del derecho de reunión, asocarriles, huelgas y cambio ciación y de imprenta, con las regulaciones Preguntaron los informadores al ministro que en su. ejercicio imponen las Leyes v i- de la Gobernación si las huelgas se desarrogentes, que en nada ha querido modifican llan pacíficamente, -y contestó de un modo por su parte. afirmativo. N o se arrepiente, ciertamente, de haberlo Dijéronle también que, según manifestahecho, creyendo que en el. ejercicio. de los ciones del ministro de Gracia y Justicia, derechos dentro de la órbita señalada por la habían sido detenidos en Málaga cinco- sinLey está la garantía primordial de la nordicalistas de Sevilla, promotores de l a malidad política; pero forzosamente tiene huelga. que declarar ante la opinión que la práctica L a huelga- -añadió- -se desarrolla norde los mismos ha venido en este período, que malmente gn aquella ciudad, pero han see -Gobierno ha querido observar atentamen- INFORMACIONES Y NOT 1 Cl AS POLÍ TI CAS Consejo de ministros Declaración m i n i s t e r i a l E l Gobierno anuncia su propósito de r e p r i m i r los i n tentos revolucionarios
 // Cambio Nodo4-Sevilla