Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 18 D E O C T U B R E D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 16, Y tante tiempo y que afectaba a numerosísimos obreros. E l general Berenguer habló, como de costumbre, con los informadores, antes de retirarse a sus habitaciones particulares. Se hallaba algo acatarrado y pensaba guardar cama hasta el medio día de hoy, si la indisposición continuaba. Dijo; en contestación a las preguntas que se le dirigieron, que no había llevado ningún decreto importante a la firma del M o narca. Solamente algunos de personal. Hablaron los periodistas del cambio de impresiones habido en el Consejo de anteanoche, a propósito de las elecciones generales, y preguntaron al presidente si las fechas estaban acordadas en firme. -E n realidad- -contestó- -se han barajado varias veces, pero el Gobierno quisieraque las elecciones de diputados se verificaran el día 21 de diciembre. L a fecha del 4 de enero que se ha dado por algunos periódicos, ignoro de dónde ha salido. Uno de los informadores aludió a la contumancia en la incredulidad sobre este propósito actual del Gobierno de que dan muesr tras diversas personalidades políticas. -Pues no cabe duda- -dijo el conde de Xauen- -que si estuviéramos en una situación normal, ya estaría en la Gaceta el decreto de disolución. E l Gobierno cumple sus propósitos y éste es el principal de todos. L a conversación derivó hacia el problema del cambio y los informadores dijeron al presidente que l a libra había bajado un entero y la tendencia era favorable, a última hora. Algunos periódicos se empeñan en que yo aparezca preocupado por lo que se refiere a los conflictos sociales y a las huelgas. L a verdad es que no tengo motivos para preocuparme en lo que afecta a estos problemas, porque tengo medios más que suficientes para resolverlos. Quisiera no tener que emplearlos, pero si no hay otro remedio los usaré en cumplimiento de m i obligación. E n cambio lo que s i m e preocupa mucho es la situación monetaria y nadie podrá de cir que el Gobierno ha dejado n i un solo momento. de actuar para conseguir restablecerla. Este sí que es asunto que no dejamos de la mano y al que se dirige la atención preferente de todos los ministros y no hay, que decir la mía. relegando a segundo plano otros problemas políticos, se entreguen a la labor del saneamiento de la peseta. E s a fué la solución francesa, y la belga, y, la italiana. Nosotros no podemos seguí camino distinto. U n a vez acordada esa tregua, el Gobierno debe hacer sentir su fuerza sobre las clases poderosas de la nación. Insisto en mi tesis, ya conocida, por haberla publicado A B C recientemente. Muchos españoles de campanillas tienen toda, o parte de su fortuna, en moneda extranjera. Unos, de antiguo; otros, por los actuales conflictos, se han preparado para la peor contingencia. Pues, bien; esos españoles, todos de campanillas deben repatriar, por lo menos, una fracción, de sus carteras extranjeras. N o hay libertad n i derecho de propiedad que puedan oponerse a ese deber. Ellos son españoles; es España quien les confiere condición jurídica, calidad ciudadana y protección resuelta a su vida y sus intereses, aquí y fuera de aquí, si llegase el caso. Pues si España puede llamarles a las armas, l cómo no ha de poderles llamar a esta otra cruzada menos cruenta, pero más vital, en pro de la peseta? Tregua política durante un año o dos. Gobierno fuerte y respetado, que no tenga en su seno ministros en pleno fracaso, como algunos de los actuales. Manos duras para reducir a la impotencia a los comunistas más o menos dilettanti, que en todos los países son considerados como enemigos del orden social. Y acción repatriadora del capital de los españoles pudientes que se han desnacionalizado financieramente Y conste bien, qu ecuando hablo de tregua no pienso en nosotros. Las supuestas responsabilidades con que se nos injuria deben ser esclarecidas cuanto antes. Ello es compatible con aquella tregua. L o que no sería en caso alguno es, que impunemente se pudiese contribuir al desprestigio de la peseta. Ese señor que hace días llamaba falsificador al Estado y decía que un- duro sólo vale seis peales debía estar sumariado. Esos directores de un monopolio, que según ha denunciado la Prensa, compraron en los días más aciagos, s i n tener necesidad apremiante cinco millones de dólares y doscientas m i l libras, forzando así la tensión monetaria, debieran estar destituidos y quizá algo más. L o repito. Hace falta mano dura, severísima. Pero hace falta también que los exaltados depongan sus pasiones y piensen en España más que en- los problemas ficti- cios de régimen. Y esa tregua debieran forjarla, no el Gobierno, no los partidos monárquicos, que uno y otros, serían recusados. Sí, en cambió, las fuerzas vivas del país, las Cámaras de Comercio, Industria y Navegación; las Mineras, Agrícolas, las entióUBes representativas de intereses morales y materiales; la verdadera España, en fin, ajena a la política. S i eso no se hace, soy pesimista. Cuanto más crean fuera de España que es posible un cambio de forma de Gobierno, más bajará la peseta. E n otros pueblos bajó la moneda a consecuencia de la guerra. P a r a España el advenimiento de una República tras la inevitable conmoción revolucionaria, sería algo peor; una gran guerra civil. Sólo la M o narquía puede devolver a la peseta parte de su valor intrínseco. r INFORMACIONES NOTICIAS POLÍTICAS E l presidente del Consejo almuerza con el M o n a r c a en L a V e n t o silla y regresa p o r la tarde a M a drid Madrid 18, r madrugada. E l general Berenguer, a las once y media de la mañana de ayer, marchó en automóvil a L a Ventosilla, donde se hallaba S. M el Rey. Almorzó con el Soberano y a las cinco y media de la tarde estaba de. regreso en Madrid. E l jefe del G o b i e r n o visita al m i nistro de F o m e n t o M a d r i d 17, 12 noche. A poco de regresar de L a Ventosilla, el conde de Xauen marchó al domicilio del ministro de F o mento, don Leopoldo Matos, enfermo en cama desde el miércoles. E l señor Matos se encontraba mejoradísimo y pudo conversar con el general Berenguer durante bastante tiempo. Manifestaciones del general B e renguer Hasta las diez de la noche permaneció el presidente en sú despacho oficial del ministerio del Ejército, donde recibió al director de Marruecos y Colonias y al ministro y subsecretario de la Gobernación. E l Sr. Montes Jovellar, luego de la conversación que sostuvo con el jefe del Gobierno, fué interrogado por los periodistas a quienes dijo que e l d í a se había caracterizado por una gran tranquilidad en todas partes. Las huelgas habían terminado, i n cluso, en Huelva, que se planteó hace bas- LÉASE LA REVISTA BLANCO Y NEGRO Q U E A P A R E C E TODOS LOS DOMINGOS, X ES E l subsecretario de E s t a d o E l subsecretario del ministerio de Estado, Sr. Barcenas, marchó ayer tarde a La Ventosilla. UW P O R T F O L I O POR SUS LA DIVERSIDAD DE FOTOGRAFÍAS E n Marina Madrid 17, 6 tarde. Recibió el ministro de Marina, Sr. Carvia, al general Calyache, ¿almirantes Sres. Peiz Parera y Montero, inspector de Sanidad, Sr. Sanz comandante Sr. García Valdés, D; Antonio Gascón y; marqués de Casa L a Iglesia. u. m vm LIBRO POR L A ABUNDANCIA D E SU T E X T O L a enfermedad del señor M a t o s Madrid 17, 6 tarde. E l ministro de F o mento, D. Leopoldo Matos, se encuentra muy mejorado de su indisposición, creyéndose que mañana podrá reanudar su vida oficial MUSEO POR LA BELLEZA PLANAS D E SUS y ARTÍSTICAS REGALO En BARATURA DE Economía Impresión favorable Madrid 18, 1 madrugada. Cerró la jornada de ayer con una impresión favorable en las esferas oficiales y en los centros bursátiles, más que por la baja de- las divisas extranjeras, por las noticias que llegaron de haberse iniciado la oferta de libras y la modificación de las posiciones contra la peseta- POR SU LA PRECIO Cíenlo veinte páginas E l ministro, Sr. Rodríguez de V i g u r i recibió a la Junta directiva del Instituto de Ingenieros civiles, con su presidente, el señor Soto. IIIA PESETA E l mitin de los legionarios Toledo 17, 12 noche. P o r enfermedad del jefe del partido, según comunican, se aplaza el mitin anunciado por los legionarios para el domingo próximo hasta el otro siguieate, ¡j SS TE revistas diferentes en UNA