Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sí. i Pedraza se muere! Abrumada per un pasado glorioso; ruinosa... en su grandeza feudal; fúnebre... rodeada de enebros y cipreses; solitaria... con la luna que se asoma por encima de l a sierra para mirarla y con el sol que, al ponerse, la ilumina con su último resplandor. P e r o he aquí que. un buen día llegó a Pedraza Zuloaga. Zuloaga, artista en todas sus cosas, tuvo que gustar de la hermosura de la villa muerta; Zuloaga se enamoró, se compró el castillo, se. compró una iglesia. Quién sabe si con los años se compre toda la plaza M a y o r! Años hace que dormía el sueño de los justos otra villa española, j o y a arquitectónica e histórica que, abandonada, se mor- ía. O t r o artista, escritor esta vez, que Ricardo León se llama, la vio y se enamoró. Compró un palacio y escribió u n libro. T o d a España leyó l a novela; media España visitó el lugar. E l l a la belle au bois dormant, se despertó. Santilíana del M a r se había salvado! Castillo de Pedraza, llamado a desaparecer hoy para fecha no lejana, con daño de la historia p a t r i a decía, un ilustre escritor. N o contaba el historiador con lo imprevisto, que, en este caso, ha tomado la forma de Zuloaga. L o s que conocemos Pedraza y su historia en el gran artista ciframos toda nuestra esperanza. LA PLAZA MAYOR DE PEDRAZA. (FOTO INTURBE) EL LAZARILLO DE MADRID mente el día, y tomaron cada uno un perrito pequeño en los brazos y dijeronme algunos de los que aílí estaban que aquél era el entretenimiento y solaz que tenían, a los cuales respondí que para tan grandes príncipes era muy pobre recreación aquélla, y no pude dejar de decírselo al marqués de Berlanga. Y luego, uno llamado Andrés de Peralta, capitán de l a guardia de dichos señores, me dijo como en b u r l a ¿No veis el estado en que están los hijos del Rey de Francia, vuestro señor, entre soldados de las montañas de España, sin algún ejercicio n i ocupación? Y que, si el Rey les enviara algún pintor o imaginero, el señor Delfín saldría un gran maestro porque se ocupaba cada día en hacer imágenes de cera. I- a v i l l a de Pedraza se halla situada a l Sur de Sepúlveda, entre l a sierra y el llano; el pueblo trepa sobre una altura de parda tierra segoviana, sembrada de piedra granítica del Guadar r a m a guardando la v i l l a y dominando la vega que a, él conduce se levanta el castillo de los Condestables, imponente masa de enormes piedras superpuestas. E n t r e Pedraza y la sierra se extiende u n a tierra ondulada, llena de quebraduras y montículos, abollada por barrancos y c a n t e a s pero a pocas millas del pueblo márcase u n a mancha, g r a n d e y negra, de vegetación obscura- -es un bosque dantesco de colores tristes: enebros, cipreses, encinas viejas y amputadas. A lo lejos, cerrando el horizonte, se destacan las montañas. L a sierra, azul y gris, manchada de pinos y bloques de granito. ¿Cuál sería la perspectiva favorita de los príncipes de F r a n c i a? Sería ésta... la de la sierra? Paisaje triste y grandioso que, si se contempla en fecha y hora en que la luna llena se asoma por encima de la montaña, adquiere caracteres de visión fantástica e irreal. ¿O sería estotra? L a vista hacia el llano, en la que por encima de l a vega, por el pasillo que conduce al campo de Segovia, soñaría el Delfín en el camino que había de conducirle a la libertad y a su corona. A l ponerse el sol en aquella llanura lejana el cielo entero se ilumina y el castillo se incendia; cae ahora la paz sobre ¡a villa y el castillo, pero es la paz de las cosas muertas- -duermen u n sueño largo y profundo después de una vida noble... heroica. P e r o ¿ha muerto Pedraza? L a s crónicas de antiguos tiempos nos dicen que la v i l l a de Pedraza contaba con 15.00 habitantes, muchos de ellos nobles y ricos, como lo atestiguan las hermosas casas que la pueblan y los escudos que decoran sus fachadas. L a Casa de Frías, con las de A s t o r g a y Osuna, eran en aquella época las más fuertes de España. ¿Cómo no había de ser entonces próspera una villa que bajo la protección de tales señores vivía? H o y cuenta Pedraza con 45 vecinos. M u c h a s de las casonas viejas y emblasonadas están inhabitadas, por ser inhabitables. H o y en Pedraza, querida lectora, si eres romántica y gustas de cosas viejas, podrás adquirir un auténtico palacio señorial por u n puñado de pesetas, y cabe la posibilidad de que por t u cara bonita te regalasen alguno. HOY CUENTA PEDRAZA CON CUARENTA Y CINCO VECINOS
 // Cambio Nodo4-Sevilla