Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 22 O C T U B R E 1930. SUELTO DE NUMERO 10 C T S REDACCIÓN: PRADO D E SAN SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES Y ANUNCIOS. MUÑOZ OLIVE, CERCANA A T E T U A N SEVILLA. ABC autoridad, y a la vez las luchas emprendidas con las fuerzas económicas y sociales obligan a emplear los mismos medios, a impedir libertinajes y a restablecer la disciplina escolar, y de todos los órdenes, en su máximo valor? ¿Qué importancia han de tener hoy los matices o sutilezas que en situación normal y prestigiosa de la vida del país pueden imponer circunstanciales preferencias, pero que ante el enemigo exterior, y no respondiendo a estados de conciencia, han de ser sólo causa de disociación y debilidad de las fuerzas monárquicas y medio de dar el triunfo a los enemigos? DIARIO DO. N. ILUSTRAVICE- AÑO 8.681 SIMOSEXTO Y SERENIDAD REFLEXIÓN E l duro combate que hoy sostiene España, de una parte, contra los enemigos de sus energías económicas y de otra contra la paz social, injusto el primero por la perfecta solidez de la Hacienda y la pujanza evidente de nuestra riqueza, y doloroso el otro, que, sostenido sólo por excesivas tolerancias con los vividores del desorden, no responde al espíritu del país, ansioso de paz y trabajo, impone una reflexión serena y profunda de políticos y ciudadanos y una acción enérgica y decidida del Gobierno. Era preciso censurar la obra de la Dictadura y castigar a cuantos en ella habíamos paiticipado, y los campeones de la libertad y de la intelectualidad no supieron serena y patrióticamente separar los conceptos, principios y realidades que afectaban a la vida del país, a su prestigio y bienestar, de la censura o castigo, cuando lugar hubiera, de cuantos todo lo hicimos mal, según los que tienen el privilegio de hacerlo todo bien, y nos hubiéramos hecho acreedores a la sanción de 4 a justicia nacional. Se invertían los principios, buscando en el ideario republicano las ansias de venganzas o ambiciones personales; se destruía o paralizaba la obra de trabajo y de reconstrucción, que armonizaba las clases sociales y levantaba el espíritu de los pueblos, potarizándole hacia la noble aspiración de su mejora social y económica; se ponía en tela de juicio, con impremeditada ligereza, la firmeza y solidez de la Hacienda pública, y se concedía a la libertad el desenfreno, otorgando más consideraciones a los indisciplinados en todos los sectores que al mutuo respeto a las debidas preeminencias de la justicia; y la resultante fatal y sensible no fué el castigo buscado, sino poner en grave riesgo la paz pública y sus medios económicos de existencia. E l programa republicano no aporta ninguna nueva idea, ni nuevo plan, ni nueva organización social, ni puede ser garantía de mayores libertades, bastando recordar la actuación de casi todas las Repúblicas existentes y la serie de intervenciones dictatoriales que continuamente se registran; debiendo pensar al propio tiempo que los medios de que ha de valerse para su triunfo caen bajo el amparo y dirección de los enemigos del orden y de la constitución social. Prediquen en buen hora sus doctrinas y busquen en la cultura y preparación ciudadana la evolución que anhelan, si tal confianza tienen en ella, pero abandonen el campo de los disturbios y la alianza con los promotores del desorden, si no quieren ser sus primeras víctimas y reos de delito por el mal que así harán a su Patria. Sostener de modo tan injusto e improcedente la necesidad de la inversión del régimen es querer romper el dique de las pasiones, cuya ola arrancaría las más hondas raíces nacionales. Y, mirando al campo monárquico, ¿por qué hablar en estos momentos de derechas r? i de izquierdas? ¿Qué diferencias doctrinales aportan, si unas y otras han de sostener, con vigor y energía el principio de los de la riqueza y de xa producción, para poner de relieve nuestro valor y restablecer el justo y merecido prestigio nacional. Tiempo habrá de imponer los más- severos castigos a los que por haber hecho el gravísimo daño a España de darla seis años de paz y trabajo resultáramos culpables; pero no perdamos nuestras fuerzas y nuestras energías en luchas familiares inoportunas e improcedentes, en tanto que la casa solariega Hería de riqueza, tradiciones y afectos sufre las amenazas de su enemigo interno y externo. E L CONDE D E GUADALHORCE (Servicio exclusivo de A B C y. del Consor ¿Han de dar las izquierdas mayores l i bertades? Y cómo pueden darla si así se cio Internacional de Prensa. precipitaría la acción disolvente de las teoe v- rías sociales importadas de Rusia? ¿Mayor energía y unidad de acción? ¿Qué pue- A B C E N VARSOV 1 A de justificar. esta idea? ¿Qué garantía ni qué aval pueden presentar por ejla? V o z al viento Sólo se justifica por el empeño en sostener caducas y. desprestigiadas estructuras Por medio de la Legación de España repolíticas, dibujándose, como razón el deseo cibo con un libro monumental la alegría del de encontrar mayores simpatías en las iz- expreso envío a mi nombre. ¿A quién debo quierdas antidinásticas. y la esperanza de el. dulce recuerdo y el valioso obsequio del buscar una paz temporal, por pactos o clauoro dicaciones, que habíamos de pagar luego al Libro deante iberoamericano? Prometo, extasiada sus hojas, que adondequiera brutal interés de, hundir la paz social. Ir a la República por la revolución trae- yo vaya, de Norte a Sur de. Polonia, lo llería la ruina de España; sostener divididas varé conmigo, enseñándolo, traduciendo lo las fuerzas monárquicas, con falta de con- más característico de su texto y sus ilustravicciones, firmezas y energías de acción, ciones a gentes diversas, hasta a los niños de para buscar éxitos personales, sería dar el las escuelas. He de deslumhrar, a ios agricultores de los llanos gélidos con las mietriunfo a la revolución. Unión sagrada de los monárquicos, que ses de nuestras ardientes tierras de Castilla, al defender sus ideales defienden el orga- y a los ganaderos con ias razas indígenas de nismo social constituido, y con él el más Murcia y Extremadura. L a riqueza agrícosólido medio de asegurar la paz y el pro- la, las industrias de mar y tierra, cuanto greso de. España, dando eficacia a la ac- importa al comercio y al básico progreso ción del Gobierno? colaboración decidida, económico, lo vislumbrarán en estas págieficaz, noble y desinteresada al Poder eje- nas, y sorprenderá a los militares la perfeccutivo que pretenda la normalidad con el ción de cañones y de armas construidos en respeto a- la- ley y a- la autoridad; concen- nuestras fábricas, así como el brío técnico tración en- el Gobierno de los elementos en nuestros arsenales. monárquicos para reforzar su autoridad y Verán los ingenieros que censuran la dar intensa cohesión a la mayoría parla- mala y escasa red ferroviaria sobre qué mentaria con la natural abstención del gru- precipicios se han tendido puentes magnífipo político- a que pertenezco; dar trabajo cos, qué núcleos de cordilleras se han horaal obrero y empleo a los capitales, en un dado para que pase segura Ja locomotora y plan metódico y genérico de reconstruc- cuan extensas son en terrenos abruptos y ción nacional; ayudar sin reservas y con de secano obras de ingeniería hidráulica, patriótico desinterés a la labor del ministro y las firmes carreteras que surcan el país, el de Hacienda, en un ambiente de paz y con- suelo de la prosperidad por el trabajo. fianza tales serán los medios seguros de Del arte... combatir los males que nos amenazan. Del arte hispano tienen idea los intelecY como en esté crítico momento tiene tuales extranjeros, pero importa poner ante tan vital importancia el valor de la mone- su vista el arte moderno. Hay que insistir da, víctima, en su concepto simbólico, de las en mostrar lo español a los analfabetos, campanas sociales y políticas que nos per- con la perseverancia- del maestro primario turban, preciso es que se auxilien las ges- al inculcar en las mentes infantiles el abetiones ministeriales por t. odos los elementos cedario. financieros, industriales y comerciales, y La pedagogía es una vocación que no toaun por los particulares, que, poseyendo situaciones económicas extranjeras, pueden dos tenemos, y sé que es duro enseñar al que dar mayores, facilidades y provecho a la ac- no quiere aprender y meter en los bastos ción del Gobierno y la ríiayor. sensación de caletres de ciertas razas la gráfica lección que les brindamos. Encuentro peor aún que prestigio nacional ante el mundo. Es España la qué injustamente va a su- el ignorante de todo lo de España los que frir el daño interior y exterior, y por ella saben de ella la- mentira internacional, c ¡necesita conseguir: tregua a las luchas po- absurdo, la constante calumnia cobarde. A líticas de verdaderas ideas y doctrinas, con éstos, sugestionados atávicamente y en la sólido amparo al Gobierno; guerra a las in- actualidad precisa acudir con perseverancia disciplinas; anhelos patrióticos en todos los y paciencia, porque son los más rebeldes de sectores y matices de la Prensa y en todos comprensión y los más perjudiciales.
 // Cambio Nodo4-Sevilla