Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID. E N E L REAL HOMENAJE A LOS AVIADORES CAPITÁN HAYA Y TENIENTE AERO CLUB POR S U P R O E Z A D E SUPERAR EL RECORD RODRÍGUEZ V E L O C I D A D E N C I R C U I T O C E R R A D O Y CON CARGA U T U D E SOO K I L O G R A M O S Y E L D E P E R M A N E N C I A E N E L A I R E (FOTO ORRIOS) E l ignorante de España es como un sordomudo: no oye, no habla... pero los otros, los informados y sabidillos del error, hay que probarles su yerro, y nada tan difícil en las relaciones humanas como ese empeño. E l libro de oro es la radiante claridad en el plano del turismo, y, sin embargo, hasta muchos de quienes ven y palpan España pecan de daltonismo... Actúa en sus impresiones la. fábula secular: sangre, inquisición, amor, barbarie a f r i c a n a Leyendo l a profusa literatura extranjera de viajes, ¡qué de apreciaciones pintorescas y estúpidas dan a los resignados pliegos de la novela y del periódico escritores y viajeros! U n a publicista de acá, descontenta de la poca solemnidad, devoción y magnificencia de la procesión del Corpus en Toledo, pasa a la Exposición de Barcelona y asegura que las secciones españoles no exponían nada interesante... Cierto sacerdote intelectual cae también en Toledo, y lo que más le preocupa es que las mujeres se sientan, después de misa, a tomar helados en Zocodover y a chismorrear peor que nuestras peoies comadres Un catedrático se encamina a Madrid, y su primer artículo está consagrado a lo que primero lé impresionó a l hallarse en la cort e los autos de alquiler. E l color de los taxis, sus recortes, velocidad, fué lo que llamó la atención del profesor que no lo será del gremio de locomoción madrileña. Este y otros turistas pertenecen a la categoría inofensiva de los C o r i a pero se dan otros, los agresivos, y con ellos se debe combatir abiertamente. Tenemos diplomáticos muy honorables, muy necesarios, muy prestigiosos. S i n embargo, hace falta más, no solamente la representación oficial, sino la mayor, integrada con todas las represen- ña señorial y amable podría brindarse a la taciones del espíritu nacional. sociedad inteligente, a los sabios y a los arH e abogado desde la independencia de tistas de Polonia el encanto de entrever la Polonia por que España poseyera aquí casa lejana España y aprender muchas cosas propia, su residencia digna de su abolengo útiles en los folios del Libro de oro iberoy de su rango. americano. U n Estado que tuviera únicamente la fuerSOFÍA C A S A N O V A za y la riqueza máxima sería un Estado Varsovia, octubre, 1930. pobre si carecía del genio artístico, de sabios, de poetas, de los verdaderos inmortalizadores del alma de una raza y de su civilización. España, madre de mundos, posee algo más que sus distinguidos diplomáticos. R E L I E V E S D E A C C I Ó N U n a Cancillería es el arca de Noé oficial CATÓLICA y una Exposición, por ejemplo, de pintura española puede ser de más trascendentes resultados que un Tratado de no agresión EJ Concilio toledano protocolar. España actual tiene sabios, inventores, jurisconsultos, libros, música, pintoL a oración que precede a las deliberaciores y escultores estupendos, un teatro mara- nes conciliares no es sólo demanda y solivilloso y la Prensa más pulcra del Conti- citud del celestial amparo, sino también ínnente. España ha creado una cultura capaz dice y exponente de las finalidades que se de modificar las malas costumbres ajenas, proponen. que encendió el verbo de los romanceros, y Cuando, al comienzo de cada sesión, reda a la grandeza originaria y al encumbra- cítala, pausada y gravemente, el señor carmiento su más bella expresión: l a estética denal primado y, palabra por palabra, van de la jerarquía, con esencia cristiana y abo- repitiéndola mentalmente los sinodales, adlengo de caballeros N o viven españoles en viértese la efusiva instancia, la vehemencia Polonia; pero, a falta de una colonia, hay entrañable del ruego: Señor Espíritu Sanen Varsovia ministros y cónsules de nuestra to, congregados aquí en tu nombre, imploAmérica, y muchísimos sociólogos, maestros ramos tu asistencia; baja hasta nosotros, intelectuales y hombres de ciencia, que deven en nuestra ayuda, enséñanos qué hemos sean el vivo contacto con la España del pensamiento y del arte. España, aunque pasa de hacer E n soberanías de síntesis y de hoy días nublados, tiene un mandato provi- expresividad, el verbo latino de estas preces dencial que cumplir en Europa y al otro lado tiene una fuerza que, al traducirla en castede sus mares. ¡P o i que retardar su obra en llano, se atenúa y debilita. el Norte, que necesita luz, luz... Esta oración, la misma que recitaban los E n los salones de la Casa de España, con padres y consultores de aquellos antiguos tapices, con muebles castizos, esculturas, Concilios que marcaron el rumbo a las lelienzos y biblioteca; en una Casa de Espa- gislaciones canónica y civil, es buen argu-
 // Cambio Nodo4-Sevilla