Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. V I E R N E S 24 D E O C T U B R E D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 1 0 to, y, en su afán de hacerse entender rápidamente, y sin duda para dar más fuerza a sus observaciones, mezcla alguna que otra interjección muy castiza, quedando satisfecho cuando ve que se le. ha comprendido; en una palabra, es un corazón infantil, todo bondad y patriotismo, con una energía enorme, que deja, no sólo agradecido al que le visita, sino verdaderamente encantado. Respecto a lo que más me interesaba y era objeto principal de mi visita, le hice un extracto de sus declaraciones publicadas en la Prensa aquellos días, y en las que manifestaba que todos apuntaban contra el Banco de México, como si esta institución fuera omnipotente, y no necesitara para levar a cabo su labor de la cooperación de Lodos los mejicanos; que algunos se complacen en poner estorbos tan serios y pujante como el contrabando de oro, que debe considerarse como un verdadero acto de traición a la Patria, importando sólo el que sale por Piedras Negras la cantidad de cien rail pesos diarios en aquelios días, habiéndose dirigido al Banco de México varias instituciones bancarias, establecidas al otro lado de la frontera, ofreciéndole diariamente en venta, para su reimportación contra dólares, una suma igual a la antes citada, por lo cual no consideraba justo, ni lo consideraría tampoco el público amante de su país, consciente de sus deberes ciudadanos, sacrificar las reservas de oro que guarda el Banco para beneficiar a los especuladores que están en acecho de ellas, sin importarles un bledo la suerte de la P a t r i a que los Bancos no hacían obra de cooperación patriótica, y, en vez de mejorar las condiciones del país en que operan, particularmente en el caso de la moneda de plata, ayudan a depreciar a ésta, pues reciben sus depósitos en plata, y retirando de ellos la cantidad indispensable para cubrir su garantía legal, devuelven a diario el excedente a la circulación, estableciendo así una situación de oferta, en perjuicio del cambio de la moneda, resultando el juego siempre a la baja; y, por último, que. era indispensable la colaboración de todos, lo mismo particulares que Bancos, etcétera, a lo cual tuvo la gentileza de contestarme, ratificándose en dichas declaraciones y añadiendo las siguientes palabras: L a situación de cambios es, como usted bien dice, idéntica a la que, por desgracia, también aqueja a España. Tengo la más grande esperanza de poder salvar la situación; pero, a la vez que hago los mayores esfuerzos en ese sentido, siempre los haré teniendo muy presente no sacrificar inútilmente a la institución que me honro en d i rigir. D a pena ver cómo han venido menguándose, día a día, los valores morales de la Humanidad, pues ya para algunos individuos no existe la más remota idea del bienestar colectivo; han perdido toda noción de honorabilidad; ya no piensan más que en sí mismos; ya no tienen Patria. Para estas gentes hay que desplegar energía impregnada de moralidad, y sacarlas poco a poco de su insensatez, pues, si consentimos en el actual estado de cosas, no tardará mucho sin que todo el mundo civilizado se encuentre envuelto en un torbellino, que sea de fatales consecuencias para todas las naciones. Siempre he creído en el momento, y lo he esperado constantemente, cuando todas las naciones civilizadas del mundo, guiadas por los hombres de buena oluntad, pongan punto final a la situación que por ahora nos agobia, debido a las supuestas ideas modernistas, que no son en sí otra cosa que una tendencia al desorden y a la destrucción de los más elementales derechos de gentes. N o es cierto cue las declaraciones de tari eminente financiero tienen perfecta aplicación a la baja de la peseta en España? ¿Cabe mayor analogía entre los dos países actualmente? Pues Bancos y particulares dense por entendidos y no contribuyan a la ruina de la Patria. VALENTÍN GUTIÉRREZ- SOLANA UN HONROSO SALUDO A L P U E B L O ESPAÑOL En la República Argentina un grupo de hombres civiles y militares, asistidos de una innegable e incontenible masa de opinión, entendiendo que para la salud de la Patria era nocivo el sistema político imperante, contra el que han lanzado duras y severas acusaciones, encabezaron un movimiento revolucionario, que acabó con el Gobierno constituido en medio de las más calurosas aclamaciones populares. A nosotros, como españoles, una vez que cumplimos imparcialmente con nuestros deberes informativos, sólo nos quedaba, ante los hechos consumados, el hacer votos por la paz y prosperidad de aquel país de nuestra lengua y reconocer al nuevo Gobierno, que, en uso de su libérrima voluntad, decidió acatar el pueblo argentino. Por eso hoy, al hacernos el excelentísimo señor teniente general D. José F. Uriburu, presidente provisional de la nación argentina, el alto honor de elegir a A B C para, por su conducto, saludar cordialmente al pueblo español, nos sentimos en extremo satisfechos al dedicarle el lugar preferente de estas páginas, destinadas a dar a conocer cuanto ocurre en las nacionalidades hispanoamericanas, y, al saludar, por nuestra parte, con todo respeto; al jefe de Estado argentino, agradeciéndole tan señalada distinción, reiteramos nuestros fervientes deseos de que los patrióticos afanes del teniente general Uriburu y de sus colaboradores plasmen en realidades tal cual se merecen los progresistas hijos de aquel privilegiado país de la América española. COMENTAR 1 OS E l nuevo embajador de C h i l e en Madrid Hemos tenido el honor de conocer al nuevo embajador de Chile ante el Gobierno de Su Majestad, Excmo. Sr. D Enrique Bermúdez, quien ayer presentó sus cartas credenciales a nuestro Monarca. E l Sr. Bermúdez viene a substituir al señor ¡Rodríguez Mendoza, personalidad que dejó gratísimo recuerdo entre nosotros, y las relevantes condiciones que le adornan, unidas a su simpatía personal, apreciable en la primera conversación con él, harán, a no dudarlo, que su gestión diplomática alcance el relieve que de él cabe prometerse en bien de las excelentes relaciones x ue dichosamente existen entre Chile y España. Con estas brevísimas líneas nos honramos en saludar a tan ilustre figura chilena, que, tanto en la diplomacia como en la política, ha sabido hacer respetable y prestigioso su nombre, que ahora quiere ver unido a una labor de españolismo, sentimiento hondo, antiguo y sincero en el Sr. Bermúdez. Labor de eficaz acercamiento hispanoamericano AL REGRESO MEUCO- DE Opinión de u n eminente financiero E n mi visita a Méjico este verano tuve ocasión de ser presentado al director del Banco oficial, D Alberto Mascareñas, quien, no sólo tuvo la bondad de enseñarme todas las dependencias del suntuoso edificio, si que también accedió a mi ruego de que expusiera su opinión respecto del problema de la baja de la plata, que tanta semejan 2 a tiene con la de l a peseta en España. Me produjo asombro, verdadera admiración, el orden tan perfecto que se respiraba en todas las oficinas, hasta llegar a la mayor escrupulosidad en cuanto a higiene y medios que ponía en manos de sus empleados para activar toda clase de operaciones, valiéndose de los últimos adelantos (máquinas eléctricas de calcular, hasta para contar la moneda, separando la falsa de la legítima, etc. etc. dando como resultado la mayor exactitud en la contabilidad. Especialmente me llamó la atención la escuela que tiene establecida para los empleados, donde a diario reciben lecciones, y las recompensas, que son de tres clases, unas en metálico, otras en aumento de sueldo, y, por último, concediendo un ascenso corno estímulo para su mayor aplicación que redunda en el mejor servicio al público. A l encontrarnos en este local se desbordó su entusiasmo, haciéndome comprender que aquello era el alma á: Banco, pues, en la perfecta instrucción de sus empleados, c i fraba el principal éxito de aquella entidad, y sería, modelo a imitar por todo el pueblo mejicano en las diferentes actividades de la vida. Se ve en la organización tan excelente de este Banco una inteligencia privilegiada, que alcanza a los menores detalles: en todos ellos se observa la mano del director. A l tratarlo se nota al pronto un carácter tan enérgico, que llega hasta aparecer adus- Hemos recibido una colección completa de la nueva emisión de sellos de Córreos que, para conmemorar el magno certamen, hispanoamericano de Sevilla, ha lanzado, oficialmente autorizado y para allegar recursos a la Casa Cuna y al Sanatorio de Tuberculosos de Sevilla, el ex diputado provincial de la capital sevillana D L u i s T a viel de Andrade, con ocasión de la í Fiesta de la Raza del presente año. E n ninguna forma mejor que la referida se ha podido perpetuar el recuerdo, de l a Exposición histórica de Sevilla, por la que España se presentó a los ojos del mundo rodeada y asistida de las hoy pujantes naciones americanas, a las que descubrió y dio vida civilizada poniéndolas en condiciones de transformarse y engrandecerse. A la emisión ha presidido tal acierto y conocimiento de las cosas hispanoamericanas, que entendemos de justicia hacerlo constar, ya que la serie- de sellos conmemorativa de la Exposición de Sevilla honra a España y ha de ser eficaz medio de acercamiento con los países que allí concurrieron, en magnifico alarde de vida y de encomiable reconocimiento a la obra de España en el mundo descubierto por sus naves. E n dichos sellos se reproducen, junto a ios escudos de las naciones respectivas, ios pabellones que cada país de Fíispanoamérica levantó en la riente capital andaluza, así como los de los otros Estados también concurrentes, y dedicándose uno especial a la reproducción de la plaza de España, la genial creación del arquitecto D Aníbal González. Los sellos correspondientes al correo aéreo recogen, fielmente documentados, los episodios más salientes de la aviación de la América española, de Portugal, del Brasil, de los Estados Unidos y de España. A l agradecer efusivamente el envío, felicitamos con toda sinceridad al Sr. Taviel de Andrade y a sus colaboradores por lo bien logrados que han sido sus propósitos patrióticos, que han de contribuir a un mayor y eficaz acercamiento hispanoamericano. LOBER
 // Cambio Nodo4-Sevilla