Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O 26 D E OCTUBRE DE 1930. E D I C I Ó N DE A N D A L U M I A P A G 26. DE LA M U E R T E D E L CARDENAL CASA NOVA En l a capilla ardiente. Los funerales Zaragoza 25, 3 tarde. E l cadáver del cardenal Casanova fué conducido por los sacerdotes del Claustro del Seminario de Zaragoza, desde l a casa donde falleció. E n la capilla ardiente, instalada en la sala capitular del templo de l a Seo, rezaron misas en tres altares preparados para ello, desde las seis de la mañana hasta las diez. E n el centor de l a capilla ardiente se había alzado un severo túmulo con un crucifijo de marfil, de una sola pieza, que regaló el obispo de l a Serana (Chile) monseñor Á n gel Jara, que vino hace muchos años a Z a ragoza trayendo las banderas de las Repúblicas sudamericanas que se encuentran en el templo del Pilar. A las diez en punto comenzaron los solemnes funerales, oficiando el arzobispo de Zaragoza, doctor Rigoberto Domenech, asistido por los canónigos diáconos de misa D Valentín Hernández y D Agustín Gérico, y por los diáconos de honor, canónigos maestrescuelas D Félix Jiménez y D Carlos Albas y presbítero asistente canónigo D Vicente Lafuente. Las capillas de ambas Catedrales, dirigidas por el maestro A z a r a cantaron la misa y el responso del maestro Perossi. Ofició en el responso también el arzobispo de Z a ragoza, hallándose en el coro durante l a misa los obispos de Jaca y, Huesca. T r a s l a d o del cadáver a 3 a estación Zaragoza 25, 3 tarde. A las once de l a mañana se verificó el traslado del cadáver del cardenal a l a estación del Santo Sepulcro. Abría l a marcha en l a comitiva una sección de l a Guardia municipal, con uniforme de media gala. Luego iba el féretro encerrado en una caja de caoba y en un coche sencillo, de primera clase, tirado por dos caballos. Dando guardia al féretro iban a ambos lados maceros de l a Diputación y del Ayuntamiento, de servicio; fuerzas de Seguridad, el capitán general representando a Su Majestad el Rey, y luego, en l a presidencia de las autoridades, el gobernador, representando al ministro de l a Gobernación, y también miembros de l a familia del finada el alcalde, la Comisión permanente del Ayuntamiento de Borja, pueblo natal del cardenal; comisiones militares de todos los Cuerpos de la guarnición, numeroso público y personalidades. r apareciendo el féretro cubierto por un paño negro. A la cabeza tenía la gran corona de flores naturales dedicada por la Diputación provincial de Zaragoza, y a los pies, la dedicada al finado por el Ayuntamiento de Alfaro. E n el furgón iban también otras coronas. E l obispo de Madrid- Alcalá rezó un responso y en seguida cerróse nuevamente el furgón y los empleados del tren pasaron a unirlo al correo de Andalucía. Mientras, reuniéronse en los andenes con las personas que habían acudido a recibir el cadáver, las que venían acompañando a éste desde Zaragoza, y que eran los sobrinos del cardenal D Marcos Casanova, beneficiado de la Catedral- de Granada; D Fausto Saiillas Casanova, canónigo; D Narciso Saiillas, seglar, y D. Alfonso Z a r o D Manuel Pérez, comisionado dej Cabildo de Zaragoza; D José Agreda y otro sacerdote, en representación del Club Zaragozano, y el secretario de Cámara y Gobierno del arzobispado de Granada, D. Vicente Tena, que se habían trasladado particularmente a la capital de Aragón. Las personas que venían acompañando el cadáver manifestaron que en Calatayud habían salido a la estación todos los sacerdotes de la localidad y otros del arciprestazgo con el abad de la Colegiata y el alcalde y cura párroco de Maluenda. Enganchado el furgón al correo de Andalucía, trasladáronse a éste los citados acompañantes del cadáver desde Zaragoza. E l tren partió a las once y media de la noche. H o y a las cuatro y cuarto de la tarde llegará a Granada. Sabíase anoche que íío aquella capital había salido una comisión de canónigos, con objeto de recibir el cadáver en una estación del trayecto a primera hora de ia mañana. Se aprovechará la detención del tren en Baeza para decirse allí misas ante el féretro que encierra los restos mortales del finado cardenal. S a l i d a para M a d r i d finado cuando desempeñó en M a d r i d el c a i go de párroco del Buen Consejo, y otras muchas personas, entre las que figuraban miembros de la colonia granadina y parientes del cardenal Casanova. E l nuncio de Su Santidad no pudo concurrir a la estación por hallarse indispuesto. E n automó habían llegado a Madrid, procedentes de Zaragoza, el ex rector de l a Universidad de Granada doctor Garrido y el sobrino del finado D Pedro Casanova. Ambos siguieron por la tarde viaje a l a citada capital andaluza, para recibir allí el cadáver. EL VI A E D E U N O S PERIODISTAS FRANCESES Llegada a Algeciras Algeciras 25, 2 tarde. Procedente de Tánger llegaron en ei vapor Primo de Rivera 21 periodistas franceses, que fueron recibidos por el enviado del ministro de Estado, Sr. Ranero; alcalde, ayudante del gobernador y comisario de Policía. E n el Ayuntamiento fueron obsequiados con un vino de honor. Después de comer en el Kursaal, marcharon a Sevilla en automóvil. Llegada a Sevilla Ayer, a las ocho y media de la noche, llegaron a nuestra ciudad los periodistas franceses, que han acompañado al presidente de la República de su país en el viaje que a Marruecos acaba de realizar tan alta personalidad, y que han sido invitados por el Gobierno español a visitar algunas ciudades de España. Desde Algeciras nuestros ilustres visitantes han hecho el viaje en automóvil. E n las puertas de las oficinas del Patronato de Turismo, instaladas en una dependencia del Ayuntamiento, fueron recibidos por el delegado del Patronato, Sr. Bolín; jefe de ceremonial de l a ciudad, Sr. Tassara; presidente de la Asociación francesa de Beneficencia, Sr. Durand, y l a comisión de la Asociación de la Prensa, compuesta por el presidente, D Diego Martín Núñez, y, los señores Fernández Villalta, Resa y D e l gado García de la Torre. Después de cambiados los saludos de r i gor, en tono de gran afecto, los expedicionarios marcharon al hotel Cristina, donde se hospedan. Por la noche, después de la comida, los periodistas franceses asistieron a la función que en su honor se celebró en el teatro de la Exposición, donde se representó l a genial creación del maestro Benavente Los intereses creados, por la compañía de R i cardo Calvo. Terminada l a representación se retiraron a descansar. H o y dedicarán la mañana a visitar los monumentos de Sevilla. P o r la tarde, a las siete y media, la Asociación de la Prensa les ofrecerá un té y una fiesta flamenca en el Hotel Alfonso X I I L Sean bienvenidos los ilustres camaradas, a quienes deseamos sea gratísima su breve estancia en nuestra ciudad. Zaragoza 25, 8 noche. E l furgón que conduce el cadáver del cardenal Casanova ha sido enganchado al tren rápido de B a r celona a Madrid, y en él ha salido con d i rección a la corte, de donde seguirá a Granada. Acompañan los restos mortales, los sobrinos del cgardenal, el canónigo D. Manuel Pérez y el director del Seminario de San Carlos, de Zaragoza, D. José Greda. L a salida del tren fué presenciada por numeroso público. E l cadáver del cardenal C a s a n o v a en M a d r i d U n responso. S a l i d a del tren c o r r e o para G r a n a d a Llegado a la estación el féretro se depositó en un furgón que tiene las iniciales W F F V 50 y junto a él se depositó también una monumental corona de flores naturales, con cintas, en las que se leía l a siguiente inscripción: L a excelentísima Diputación provincial de Zaragoza al eminentísimo cardenal Casanova. L o s obispos de Jaca y Huesca rezaron un responso y se despidió el duelo. E l cadáver está velado en el furgón por guardias municipales, con uniforme de media gala, y por hermanas de l a Caridad. E l furgón será enganchado al rápido de B a r celona a Madrid y en la estación de Casetas será entregado el cadáver a una comisión del Cabildo de Granada, presidida por el deán de aquella capital. D i c h a comisión no hm podido llegar a Zaragoza por falta de tiempo. Llegará a Madrid a las diez de la noche. E l Rey ha dirigido un telegrama al arzobispo de Zaragoza, cuyo el siguiente Enterádome con profujifo pesar fallecimiento venerable cardenal Casanova, le agradeceré, señor arzobispo, transmita familia ilustre finado mi más sentido pésame y el de la. Reina, enviándole personalmente mi pésame. -Firmado, Alfonso, Rey. textores A la llegada del tren se abrió el furgón, Madrid 26, 1 madrugada. Con treinta y cinco minutos de retraso llegó anoche a Madrid el rápido de Barcelona. E n el furgón de cabeza venía desde Zaragoza el féretro con los restos del cardenal Casanova. E n los. andenes de la estación del Mediodía congregáronse el obispo de MadridAlcalá, con su mayordomo, D Amador V á z quez; el director general de Minas, D. José Luna Pérez, que ostentaba, -además, la representación del ministro de Gracia y Just i c i a arcipreste; de la CaiedraL de Madrid, D. Luis Pérez Éstévez, prejJássslor de Su Majestad y capellán de los ipfJ 8 s ueses de Castejón, D. José María Cas jía Bueno; sacerdote granadino residenta -vagr Madrid D Diego Muñoz, el ex alc tSí, granadino don Eduardo Fernández MoRíra, -e gobernador civil y militar de Gratada, respectimente, D. Manuel González- Longoria, y D. Leopoldo T r i l l o comisario señor Santa Coloma, D. Emiliano Montero, D. Patricio Manzano, una comisión de Hermanos de San Vicente de Paul, del Hospital del Carmen, enclavado en la calle A n c h a Comunidad de Religiosas, de las aue fué confesor el EL PRO B L E M A D E L CAMB 1 O L a c o t i z a c i ó n d e Ja p e s e t a E n Londres empezó a 45,20 y luego sé mantiene sostenida entre 45,25 y 45,30. A estos tipos opera en libras el Centro Oficial de Contratación. Con respecto al viernes, a libra ka bajado cinco céntimos, y la tendencia sigue siendo favorable a nuestro signo monetario.