Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B AC H I t L E R A T MJMSISTERIO mí 3 é CIénc! as combinado con- Pericial, Aduanas 5 Telégrafos. Eficacísimo próceaimSeiít to y de economía para los padres. Infórmense. Academia Velilla. Magdalena, 1. Madrid. íSSJ Director y profesorado Cuerpos, Numerosos ingresados. Centro legal, absoluta; solvencia. A C A D E M I A J I M E N O Arenal, 8. Madrid. Tel. o 15529. I N T E R N A D O, 2.000 P L A Z A S Presentamos documentos. P r e p a r a c i ó n por directores graduada y maestros normales. Numerosos ingresados últimas oposiciones. A C A D E M I A G I M E N O Arenal, 8, Madrid. Teléfono 15529. I N T E R N A D O RADIÓFONOS E l único radiófono de potencia en corriente continua. E l ideal para m ú s i c a de familia, selecto y económico. L a m á s pura audición de fono y radio, con paso a u t o m á t i co de uno a otro sistema. Pida una audición gratuita, y será nuestro cliente. Casa Corredera. Vályerde, 32, Madrid, Lea usted s 1 1 M Mamo UNA y Negro peseta España. 20 INDUSTRIA HISPANO- FRANCESA Siempre dispuestos. Últimos adelantos patentados. Gran precisión. F á b r i c a de billares. -ZARAGOZA, 4. T. 95612. M A D R I D BILLARES ejemplar en toda Molinos para Y e s o s s M A g i SAN OPROP. 10, 14 E n él presento a ñ o habrá, convocatoria para segunda y tercera c a t e g o r í a No se exige título. Edad, desde los veintitrés años. Para el programa, nuevas contestaciones y preparación en las ciases o por correo, para primera, segunda y tercera categoría, sn turnos Independientes, diríjanse al antiguo y acreditado I N S T I T U T O RJEÜS P R E C I A D O S 23; P U E R T A D E L SQU 13, y M A Y O R 1, M A D R I D E n las tres oposiciones ceiebradas de primera y segunda categoría Obtuvimos en las tres el número l y 4 9 plazas, cuyos retratos y nombras se publican en l a circular que regalamos. Tenemos Internado. Ü ID f C I 1 tf 8 p A A n i l A M A fi P r ó x i m a convocatoria para Periciales y Auxiliares. Para prepa r V O I V J b 4 fíUWWWHS ración en B U S clases o por correo, programas y contestaciones t I N S T I T U T O R E O S P R E C I A D O S 23, M A D R I D Tenemos internado. Tres últimas oposiciones obtuvimos 47 plazas. OPOSICIONES A SECRETARIOS DE A Y U N T A M I E N T O S lea usted siempre 6 cS E. RODRIGUEZ- SOLIS LOS G U E R R I L L E R O S D E 180 S 609 mucho más que a todos los ejércitos de Prusia y, ide Austria, de Rusia y de Suecia, que tantas veces había derrotado. L a ocasión de conquistar a Sarasa no podía ser mejor a juicio de los imperiales su amante y digna ie posa vagaba por los campos llevando de l a mano a sus inocentes hijos, buscando un refugio en las I casas de l a montaña, en las chozas de los pastores, ¡expuesta siempre a caer en sus manos. P a r a mejor lograr sus villanos propósitos se vai Dieron los generales de un pariente de Sarasa, de jun español pasado a su campo, que. residía en Jaca, úe don Juan Azcón, que no vaciló en escribir a l ilustre patricio una carta llena dé promesas, siemipre que abrazase el partido de Napoleón y abandonase l a santa causa de la Independencia. Véase l a respuesta que d i o Sarasa, en l a cual se pinta a maravilla su amor a l a Patria, sus nobles sentimientos y su grande valor: M i pariente y señor don Juan Azcón: Recibo la de usted con los dos impresos. Soy español, y Isi la España no puede sacudir el yugp, justo será que yo quede envuelto en sus ruinas. Este es m i carácter; por esto he perdido mis. intereses y comodidades; mi mujer y mis hijos andan errantes; pero enhorabuena, perezca todo. IlY es posible que esos papeles seductivos y embusteros le hayan de alucinar! Esa paz es supuesta, porque tengo yo otros datos de l a declaración del Norte; pero supongámosla verdadera; ¿y por ella había yo de abandonar la causa de l a Patria? ¿Por ella había yo de envilecerme? ¡Muera un millón de veces antes que tal consienta. Empuñé la espada para hacer frente a la opresión. Conozco que puedo ser vencido, pero sé también que no moriré infamado. Usted, y todos los franceses, saben que sé batirme con inferiores fuerzas, cosa que ni usted ni ellos me podrán negaT, porque todas las acciones que contra ellos he sostenido de mayo a noviembre así lo acreditan. Dígolo, no porque m e arredren las fanfarronadas de ese señor coronel o general, a quien en el campo Je contestaré como buen ¿spañpl; pero dígale usted bradores de los contornos, fundidos en un solo pensamiento, realizaban separadamente el ideal de todos, l a destrucción de los enemigos de l a Patria. N o tardaron los imperiales en pronunciarse en revuelta fuga, y por las calles pendientes y estrechas fueron perseguidos por los paisanos y los guerrilleros, esparciéndose por toda l a vega, sin orden n i concierto, pensando cada cual en salvar su vida sin cuidarse para nada de la de su compañero. Sarasa, que no tenía empeño en hacer prisioneros, puesto que no podía alimentarlos, ni recoger heridos, a los cuales no podía curar, satisfecho con el triunfo y. con el gran númerp de muertos que los ¡franceses, habían dejado en- las plazas y calles de la villa, mandó cesar la persecución. Todo el rico botín que los franceses tenían acumulado en Sos cayó en las manos de Sarasa, contándose en él una gran cantidad de plata labrada, ¡1.500 cabezas de ganado lanar y 500 cahíces de trigo, gran parte de lo cual fué devuelto por el v a liente guerrillero a los campesinos, sus legítimos dueños, inicuamente despojados por los franceses. Con tales hazañas, y con semejantes actos de justicia, los pueblos renacían y el nombre de Sarasa iba creciendo de tal modo que de todas las villas de Aragón, y aun de Navarra, se le reunían nuevos partidarios atraídos por su fama. Y luego, ¿quién ignoraba en Aragón y, Navarra que Sarasa había abandonado su hogar, y visto in cendiar su casa, y perdido su hacienda, y contemplado a su querida esposa y a sus hijos adorados sin pan que llevarse a l a boca, errantes y fugitivos sin otro amparo que el de sus compatriotas y sin otra ayuda que la del cielo? Tan noble conducta, tan sublime abnegación, tan grande patriotismo, le habían conquistado todos los corazones. Uno de los periódicos más importantes de la época, decía: Noticias de la guerra en Aragón. Don Miguel Sarasa se halla en Biescas, villa s i tuada en las márgenes derecha e izquierda del río Gallego, que la atraviesa y divide en dos parroquias al pie de dos elevadas montañas, con 2.000 hombre
 // Cambio Nodo4-Sevilla