Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 29 D E O C T U B R E D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 23. INFORMACIONES Y NOTICIAS VARIAS DE MADRID Madrid al día Llegó el grupo de periodistas franceses, cuya excursión por estas latitudes viene haciendo gemir a las Prensas. Madrid tiró la casa por la azotea del ático, es decir, armó su mejor decoración de otoño: sol a todo meter y cielo de puro añil. Los cantaradas forasteros recorrieron en autocar las calles, callejas, plazas, plazuelas, paseos y alredeores que tiene la villa, y asistieron a la espléndida recepción que les dispensó la Asociación de la Prensa. Todo, todo muy bonito, muy arreglaáito, etc. Otros huéspedes, los delegados del Congreso de Ciencias Administrativas, asistieron a la sesión de clausura de su Asatnblea en el Senado y visitaron, como los periodistas franceses, las obras de la Ciudad Universitaria, y ¡encantados de la vida! Cerca de las tres de la tarde terminó la sesión del pleno del Municipio. Se- malrotaron tiempo y elocuencia, hasta dejar acordada la municipalización de. las carnes y acabar con el consabido consorcio, si el Gobierno accede a la solicitud. El mitin fué ameno y sonoro; especialidad de la Casa de la villa. Poco de política; cuanto menos, mejor. La peseta experimentó ligera mejoría. Será por aquello de que qui va sano, va piano, y qui va piano, v a lontano, dicho sea en italiano para menor claridad. Del capítulo infeliz, un grave accidente de trabajo. El servicio de incendios hubo de destacar auxilio al vecino Villaverde, donde un hombre quedó electrocutado por un cable de alta tensión. Teatralerías, inauguración de la Sociedad Linares Rivas, en la Comedia, con estreno y todo. La noche, más blanda de ambiente que las anteriores, y, por lo tanto, menos dura que la piedra de David, el amigo del amigo Wenceslao Fernández Flórez. -Aemecé. UN -LLEVO DUERMO- -j AL TRES NOCHES SEGUIDAS ILUSO QUE M E DAN ONCE PESETAS. ¿SERÁ PORQUÉ SONANDO BOCA A R R I B A? ANDA! ¿POR DORMIR BOCA ARRIBA TE IBAN A DAR SESENTA Y SEIS DUROS AMOS MES? I nformaciones y noticias de lecturas y conferencias Conferencia de don José Yangüas Messía M a d r i d 28, 9 noche. Con motivo de celebrar el X V aniversario de la muerte de San Agustín; se ha organizado, un ciclo de conferencias, corriendo la primera de ellas a cargo de D. José Yanguas Messía, que desarrolló en la tarde de ayer el tema de San Agustín y el derecho de guerra, en el salón teatro de la Junta Central de Acción Católica. Presidieron el acto los arzobispos de Santiago y Burgos. E l padre Félix, agustino, hizo primeramente uso de la palabra, explicando el alcance de estas conferencias. D i j o que, para conmemorar la figura de San Agustín no bastan las fiestas litúrgicas; hay que exteriorizar sus doctrinas, para que todo el mundo se impregne de sus gloriosas enseñanzas. E n la Universidad de Berlín, uno de los más graneles teólogos alemanes dijo que San Agustín es la actualidad y es que sus obras son tari extraordinarias que no envejecen nunca. Terminó congratulándose de que sea el Sr. Yanguas el que inicie estas conferencias, y a que por haberse educado en un ambiente angustiniano, hablará con cariño y con su reconocida competencia, de aquella gran fjgura. Fué muy aplaudido. E l Sr. Yanguas Messía comenzó diciendo que en el año cuatrocientos treinta, cuando la vida de San Agustín se extinguía para la Humanidad, fué cuando l a ciudad Ispahan se hallaba sitiada por los vándalos. San Agustín simboliza el genio del cristianismo; su obra maestra, La ciudad de Dios, así lo atestigua. L a finalidad de esa obra era responder a las imputaciones que los paganos hacían al cristianismo. Para desenvolver el tema, prescinde de los aspectos episódicos de la doctrina del Santo, limitándose a las ideas fundamentales, del problema de la legitimidad de la guerra, de la autoridad que la puede declarar y, por último, de la paz. San Agustín dice que la doctrina cristiana no desecha la guerra, si ésta se hace para defender causa legítima y noble. P a r a demostrarlo, el doctor de la Iglesia se apoya en textos del Evangelio, estableciendo el principio de que es lícito empuñar las armas en algunas ocasiones. L a guerra es lícita cuando la necesidad la impone; pero, además, tiene que ser justa de un. lado e injusta del otro, es decir, que los buenos no puedan luchar contra los buenos, sin mellas contra los malos, y viceversa; siempre es lícita la guerra defensiva para rechazar un ataque a la integridad del territorio y. cuando se trata de vengar una injusticia o un agravio. Las guerras de conquista son verdaderos latrocinios que hay que rechazar. Seguidamente el orador estudia las ideas del santo acerca de cual es la autoridad capaz para declarar la guerra. Siempre reside en el príncipe, pero es necesario que esté animado de recta intención. Bien es condenable en la guerra ei furor de la represalia y la venganza rastrera e insaciable. L a finalidad, de la guerra justa no puede ser otra que la consecución de la paz; por eso dice el santo: H a y que imponer siempre el respeto a l a paz. Estas doctrinas tienen, 110 sólo valor histórico, sino actual; puede afirmarse que siempre están de moda, porque son eternas. Las normas de San Agustín servirán de base para toda la doctrina de la Iglesia española en el Derecho internacional del s i- glo x v i E l protestantismo, al romper esta tradición, especializó el derecho, se creyó que eso era un adelanto para la ciencia, cosa absurda, que la Historia nos lo demuestra elocuentemente. L a ciencia actual vuelve la mirada a la doctrina de San Agustín, y tratadistas eminentes estudian y defienden sus teorías. L a guerra no, ha sido propósito en la vida de la humanidad, a pesar de l a Sociedad de Naciones; primero, porque todos los Estados no están representados en esa Sociedad, y segundo, porque en algunos casos se establecen medidas características contra alguna nación que falta a las normas estipuladas. P o r lo tanto, el Derecho de guerra figura hoy en el Derecho internacional; por ello hay que renovarlo, y para conseguirlo hay que ir a una reacción espiritualista. España es un caso tijico de cómo la sana doctrina encuentra plena justificación, de cómo el espíritu cristiano robustece la raza, y sus acciones, la Reconquista y la colonización de España en América, son ejemplos bien elocuentes. Esto, en el orden de los hechos; en el ordn de la doctrina tenemos una gloriosa trilogía: San Agustín, Santo Tomás y Francisco de Vitoria. Y en un elocuente párrafo termina diciendo que las normas de San Agustín deben ser el ideal hacia el que debe encaminarse la H u manidad. E l orador, que fué aplaudido en varios períodos de su discurso, recibió al final una ovación del numeroso y distinguido público que acudió a escucharle. i Noticias e informaciones diversas Contra dolor de cabeza, Heníicranina C a l deiro; no ataca corazón. E n farmacias. Magnesia Villegas, antiácida, laxante, estomacal, antibilipsa; el refresco trias agradable. De. venta en farmacias, al precio de 2,50 frasco (no se vende suelta) Visitad interesante Exposición de artículos para cementerios de Plata Mene ses. P l a za Canalejas, 4, M a d r i d Sierpes, 8, Se villa. L e a ustfecl ABC
 // Cambio Nodo4-Sevilla