Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SEPULCROS DE RÍOS ROSAS Y CÁNOVAS MAUSOLEO DE D. EDUARDO DATO ciá, muy lógica, de las regiones, a desprenderse de sus veneradas reliquias. Las pocas que vinieron a Madrid fueron depositadas en una capilla de San Fran 7 cisco, provisionalmente, mientras se erigían los mausoleos definitivos. Como esto no se llegó a realizar, al cabo de algún tiempo los restos gloriosos fueron devueltos a sus respectivos puntos de procedencia. E l actual Panteón de Hombres Ilustres pertenece al Real Patrimonio, y encierra, en primer término, los cadáveres que ya existían en la antigua Basílica de Atocha. Entre ellos, el general Prim, duque de los Castillejos, asesinado misteriosamente cuando acababa de instaurar la D i nastía de Saboya. E l túmulo es soberbio, todo el da la típica orfebrería de Eibar, en acero incrustado de oro y plata. Dirigió el ímprobo trabajo el artífice eibarrcs Plácido Zuloaga, trabajando a sus órdenes treinta y dos hombres durante dos años, 1874 y 1875. Decoran los lados mayores del basamento dos relieves en plata, representando la batalla de los Castillejos y la entrada triunfal de Prim en M a drid al frente de los voluntarios catalanes. L a estatua yacente, de admirable traza, fué fundida en bronce por Emilio Hebert, en París. Sufragáronse los cuantiosos gastos del soberbio túmulo por suscripción nacional. SEPULTURA D E CANALEJAS Sigue a este mausoleo el de D. José Canalejas, bellamente labrado por Mariano B e n l l í u r e ¿Qué decir de aquel grande hombre, cuyas condiciones de estadista pudieron variar el curso de nuestra Historia? En el ánimo de todos está su inmenso valer y la huella imborrable que dejó en la política española al sucumbir, también asesinado, cuando más falta nos hacía. Adosado a la pared está el enterramiento del marqués del Duero, caudillo de las huestes liberales, muerto de un balazo carlista en la batalla de Monte Muro. Junto a él, el general Castaños, vencedor de Bailen, que hizo dar a Napoleón el primer traspié, que le ¡llevó renqueando hasta Fontainebleau y Santa Elena. Era Castaños hombre modesto y afable, de buen humor c a r a c t e r í s t i c o Una vez se presentó en Palacio al besamanos del día de Keyes con calzón blanco del uniforme veraniego. Fernando VIí se lo hizo notar: Señor- -repuso el general, sonriente- como la última paga fftie he cobrado es la de julio... Palafox, defensor de Zaragoza, ocupa el lugar inmediato. Bien ganado tiene su puesto el heroico aragonés, en quien, parecen encarnar las virtudes de una raza indomable. Y con este túmulo del primer duque de Zaragoza termina 1 a galería por este bdo. pl. -iv que atravesar el patio, en
 // Cambio Nodo4-Sevilla