Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M I É R C O L E S 5 D E N O V I E M B R E D E 1930. E D I C I Ó N do de pasajeros. Esto se puede atribuir (también al factor distancia, pues los aeroplanos multimotores potentes son indispensables para cubrir millares de kilómetros con rapidez y eficiencia. A estas líneas de los Estados Unidos deben agregarse las que recorren las costas de la América del Sur hasta la Argentina. L o s Estados Unidos pueden enseñar m u cho a Europa en cuanto se refiere a la aviación comercial de larga distancia para pasajeros; esto lo saben los europeos. Años atrás, los norteamericanos se dirigieron al otro lado del Atlántico para estudiar los sistemas de transporte de pasajeros; hoy son los técnicos europeos de aviación los que vienen a los Estados Unidos. U n alto funcionario de una Compañía alemana, que recorrió recientemente las líneas aéreas de este país, hizo el. siguiente comentario: N o tengo mucho que criticar el sistema de ustedes; por el contrario, he adquirido abundantes conocimientos, que serán útiles para el nuestro. D E ANDALUCÍA. CICLISMO, P A G 11 del lugar en que se opera, y el haz de luz proyectado sobre la nube proporciona los ángulos del triángulo, y como la longitud del lado que se extiende entre el cimóg r a f o y el faro es conocida, puede calcularse la altura de la nube. L o s viajes del Punto de Interrogación S i n contar con los vuelos de ensayo hechos por Costes y Bellonte en L e Bourget, antes de, realizar el vuelo transatlántico, el Interrogante ha recorrido desde que salió de aquel aeropuerto con destino a los E s tados Unidos y después en su viaje de amistad a través de los mismos, más de 26.000 kilómetros. Véase el detalle del recorrido: París- Nueva Y o r k 6.700 kilómetros. Nueva Y o r k- D a l l a s y regreso, -4.525 k i lómetros. Nueva York- Washington, 325. kilómetros. Nueva Y o r k- H a r f o r d- B o s t o n 330 kilómetros. U n informe presentado en Washington Boston- Siracusa- Rooh e, ster. -Cleveland, recientemente demostraba que el sistema i.ooO: kilómetros. aéreo alemán, proclamado con frecuencia Cleveland- Indianápolis- Detroit, 950 kilócomo el más grande del mundo, acusaba una metros. disminución de 22 por 100 en el número de Detroit- Chicago, 400 kilómetros. pasajeros transportados en 1929 con relaChicago- Milwánkee- St. Paúl, 620 kilóción a 1.928. Ponía también de manifiesto metros. una disminución del 7 por 100 en la canSt. Paul- Omabe- Denver, 1.306 kilómetros. tidad de kilómetros recorridos, y de un 21 Denver y regreso (debido al mal tiempo) por 100 en los equipajes transportados. 370 kilómetros. Esta crisis imprevista del servicio. es atriDenver- Salt- Lake City, 630 kilómetros. buida a que ha sido reducido en un 50 por Salt- Lake City- Bolse- Pasco, 900 kilóme 100 el presupuesto aeronáutico federal, y tros. esta circunstancia obligó a la L u f t Hansa Pasco- Portland- San Francisco, 1.260 k i Holandesa a reorganizarse en menor eslómetros. cala y a restringir sus servicios. Casi todas las grandes ciudades de Europa están San Francisco- Los Angeles, 550 kilómevinculadas por líneas aéreas, pero un detros. crecimiento- en los subsidios: del- GobiernoLos- -Angeles- Phoenix- El Paso, 1.0 0 k i implica un duro golpe para estos sistelómetros. mas de transporte. Hungría y Dinamarca E l Paso- San Antonio, 810 kilómetros. también experimentaron el año pasado deSan Antonio- Oklahoma- Kansas C i t y 1.160 clinación en su servicio aéreo. kilómetros. Kansas City- San- Luis, 380 kilómetros. San Luis- Memphis- Nueva Orleáns, 970 U n aparato para medir la altura de las kilómetros. nubes Nueva Orleáns- Pensacola- Atlanta, 750 k i E l profesor Charles- F M a r v i n j efe de lómetros. la Oficina Meteorológica del departamento Atlanta- Wínston- Salem, 540 kilómetros. de A g r i c u l t u r a de los Estados Unidos, ha Saiem- Richmond, 300 kilómetros. inventado u n nuevo instrumento para- me- Ríchmond- Baltimore. 210 kilómetros. d i r la altura de las nubes. Este clinógraBáltimore- Filadeífia- Nueva Y o r k 273 k i í o determina- la altura de las nubes bajas lómetros. y proporciona en. esta forma a los aviadofes una información de capital importanL a travesía del cañal de la Mancha en cia para la seguridad de la navegación aérea, pues los- pilotos, pueden, en muchos planeador casos, librarse de contratiempos si conocen Dos aviadores han construido, completahasta dónde se extiende el espacio despemente en secreto, urívplaneador biplano, con jado. el cual piensan intentar- 1 a travesía del CaDurante el día, la altura- a. que se hallan nal de la Mancha. E l aparato ¿rnide -17 melas nubes puede, ser, calculada observando su aspecto y las alturas características de cada tros de envergadura y 10 de largo. Dichos aviadores han trasladado su mátipo, o bien pueden elevarse globos cautiquina- a Sangatte, cercanías d e C a l a i s y vos como auxiliares para establecer las condiciones existentes en l a s regiones superio- tienen la intención de- levantar el vuelo en el mismo lugar dónele B- leriot despegó para res; pero por la noche la situación es d i su travjesi, a rnemorable de- igog. ferente. E l a p a E a f o s e g i dicen, po drá dejar tieE l cimógrafo del profesor M a r v i n no rra sin. fel equipofde- despegue, propio de. pesa más de 45 gramos, y es tan compacto estosj aparatos, ni sandoiv, 1; con una simple que admite ser transportado en la mano o maniobraídiellplloto. en el bolsillo del sobretodo. Consiste en un visor cilindrico de siete centímetros de diáLa travesía de la Mancha en planeador metro, provisto de dos alambres cruzados hasta haífoco se ha considerado como impoen el extremo descubierto y de una pequesible, pero hoy se dan mucha. 3 probabilidaña placa de metal graduable tanto en uni- des de éxito a los que l a intenten. L o s vuedades angulares como en centímetros; so- los en línea. recta en una dirección fijada de bre esta pequeña escala graduada oscila l i- antemano, de 100 yíde 150 kilóm, fetros, efec- bremente un péndulo, minúsculo. Este ins- ruados y repetidosfpor los Króñfeld y otros, ¡trumento, es utilizado e n combinación coní han demostrado que en, determinadas cqndi- ¿un faro poderoso que iluminada superficie- dones (viento favorable al vuelo, frente inferior de la nube y permite que el opera- tempestuoso o cúmulos eri vuelo) pueden dor tome la medida en él cuadrante. E l ser cubiertos grandes recorridos con plafaro debe ser colocado a cierta distancia neadores. ¡i 1 1 5 Una nueva disposición obre records ciclistas L a Comisión deportiva de la Unión C i clista Internacional acaba de hacer pública una disposición adoptada sobre las distancias que serán reconocidas para records mundiales, medida ésta tomada en virtud de la profusión de records que sobre distancias absurdas se venían reconociendo. E n lo sucesivo, las distancias serán las s i guientes: 100, 200 y 500 metros. De uno a 10 kilómetros, aceptando todos los intermedios. De 10 en 10 kilómetros hasta 100. D e 100, 150, 200, 300, y así hasta 1.000 kilómetros, U n cuarto de. milla, media y tres cuartos; uno, dos, tres, cuatro, y asi 10, 20, 30 hasta 100, y de 100 en 100 hasta 1.000 millas. AUTOMOVILISMO Cómo se mide la fatiga que produce el volante E n la convención anual de la Sociedad de Ingenieros de Automóviles fué demostrado la semana pasada lo que la ciencia está haciendo para que el automóvil sea un sirviente más útil de la Humanidad. Se, hallaban presentes más de un millar de empleados y miembros del alto personal de las principales Casas fabricantes de los Estados U n i dos. U n o de los problemas principales que se discutieron fue el de la comodidad del andar. E l d o c t o r F A Moss, jefe del departamento de Psicología de la Universidad George Washington, dio detalles de los estudios realizados, los que son sorprendentes por lo completos. P a r a sus experimentos ideó una máquina que reproduce exactamente las sensaciones de un automovilista, y luego realizó pruebas con sujetos durante periodos variables, algunas de. las cual e s duraron hasta ocho horas. Las reacciones del conductor fueron registradas en un wábble meter, o medidor vacilante, cuya aguja se desvía a la menor señal de fatiga o tensión. U n a serie de tales experimentos, aumentados con numerosos informes verbales y exámenes médicos de la sangre y metabolismo, indicó que la fatiga del. manejo no es más que un problema de nervios, en el que entran en juego Jos músculos hasta un grado limitado. S i n embargo, l a condición de los nervios es de primera consideración, Pero el resultado de Ips experimentos ha dado a los ingenieros una guía bien- definida para trabajar en la eliminación de esa sensación de tiesura, tan bien conocida por los que viajan con frecuencia en las carreteras. Otro de los puntos discutidos en esta reunión fué el de la propulsión en las ruedas delanteras y los principos que ella involucra. Míster J Mulíer, diseñador de! Rtixton, trató de hacer una defensa de este tipo de coche. U n o de los renglones principales de desaprobación ha sido la pérdida de tracción e n u n camino cuesta arriba, debido a que cambia de posición el centro de gravedad. Aunque admitió esto, M r Muller aseguró que la pérdida de tracción sólo alcanza a un 3 por 100, lo cual es muy poco y se considera que no disminuye la performance de un coche hasta un punto apreciable. Míster A l f r e d P Reeves, gerente general de l a Cámara Nacional de Comercio del Automóvil, pintó un cuadro optimista del año 1930 para los delsgados, declarando que la industria ha preparado su terreno perfectamente bien y que los negocios se realizarán de manera uniforme y conservadora. D i j o que no le quitaba importancia a los malos, momentos que h a ocasionado la desocupación, aunque debe tenerse en cuenta que tal desocupación en nuestro país es de una duración relativamente corta y pronto será remediada
 // Cambio Nodo4-Sevilla