Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A 3 C. J U E V E S 6 D E N O V I E M B R E D E 1930. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 21 Existe después otro compartimiento con cuatro literas, y otro después con sillas de aluminio y otras de madera, destinadas a mecánicos y demás tripulantes. E n la parte delantera del avión existen otros tres departamentos contiguos, de proporciones reducidas y con el espacio indispensable para la instalación de los respectivos empleados. E n el primero, en el sitúado más a proa, van el piloto y el radiotelegrafista, y en él figuran los aparatos de la radio, con antena exterior, y los de señales y de transmisión de órdenes. Detrás de éste compartimiento figura otro destinado al conductor del avión y su ayudante, que obedecen las órdenes del comandante, pues éste transmite las indicaciones precisas para el rumbo. Son dos sillones parecidos a los de un automóvil, con dos volantes idénticos a los de un coche y los mandos de direc ción. E l tercer departamento contiene todos los manómetros, amperímetros e indicadores de niveles, etc. relacionados únicamente con los motores, y al frente de esta sección va el jefe de mecánicos, que transmite las indicaciones y las órdenes a los que cuidan de los motores dentro de las alas. E l espectáculo que ofrece el interior de las alas pertenece al mundo de la fantasía, pues nadie puede acertar a percibir la m i sión o empleo de la multitud de palancas, resortes, mandos, cables, etc. que constituyen aquel bosque de elementos mecánicos que integran los motores y la transmisión de los mandos. Recuerda esta original instalación, reducida al menor espacio posible, a los submarinos, cuyos pasos y galerías estrechísimos están impuestos por las dimensiones reducidas en que están montadas las complejas maquinarias. E l aparato llegado a Getafe es algo nuevo y digno de curiosidad que despertó entre las personas conocedores o aficionadas a la aviación. EL VUELO DEL AVIÓN G- 38 GIGANTE E l avión gigante sale para M a d r i d L a llegada a M a d r i d E n el aeródromo de Getafe. Descripción del aparato. Barcelona 5, 3 tarde. Esta mañana, a las once, ha salido para Madrid el avión gigante G- 38. L a llegada a M a d r i d E n el aeródromo de Getafe Madrid 5, 6 tarde. A las cuatro de la tarde tomó tierra hoy en el Aeródromo de Getafe el avión Junkers G- 38, que llegó el pasado sábado a Barcelona, y que intentó el vuelo a Madrid en tres ocasiones, no permitiéndole el viaje el fuerte temporal de viento reinante los días 3 y 4, y por una ligera avería en los motores, el día 2. p; i aparato salió esta miñara de Barcelona abededor de las once, y a la una y media de la tarde empezó a comunicar por su estación de radio con la de Cuatro Vientos, aunque confusamente, y se transmitió esta noticia a Getafe, en cuyo aeródromo se encontraban escasas personas. Se dedujo que a tal hora el avión se encontraba a una hora de vuelo, pero lo cierto es que, debido al fuerte viento reinante, que retrasó la marcha, el Junkers empleó en llegar al aeródromo mucho más tiempo del calculado. A las cuatro de la tarde, se vio aparecer en la lejanía, sobre Madrid, el aparato gigante. Se encontraban en aquel momento en el aeródromo muchas personas que habían acudido en automóvil a presenciar la llegada, entre ellas el infante D. Alfonso de O r leáns, los comandantes Sres. Ruiz de A l d a y Gallarza, éste con su familia; el jefe del aeródromo, marqués de B o r j a varios ofi- ciales de Aviación y los ingenieros y demás personas de. las Compañías de la fabricación y de líneas aéreas. E l avión avanzó lentamente en dirección del campo de aterrizaje, dando tiempo a que fuera examinado atentamente en vuelo. De color pizarra obscuro se dibujaba perfectamente sobre las nubes blancas. A l cruzar en vuelo bajo por encima de las personas que aguardaban su llegada, con los cuatro motores a gases cortados, d una impresión magi o nífica por su majestuosa estabilidad. E l aparato es enorme- pero su línea es en todo semejante a los restantes de su cipo que el público de Madrid tiene costumbre de ver cruzar sobre los diversos puntos de l a población, en los vuelos- a Barcelona y Sevilla. A las cuatro y minutos, después de evolucionar para tomar tierra, auxiliado con señales fumígeras para señalar la dirección del viento, el avión aterrizó fácilmente en la parte correspondiente a los hangares c i viles, dirigiéndose después al campo militar. E n el momento de detenerse el aparato, éste se envolvió en una espesa nube de polvo levantada por las hélices que le ocultaban a la vista, y sólo era perceptible por las cuatro llamaradas de los tubos de escape colocados en la parte alta del aparato. P o r fin pararon las hélices, se abrieron las puertas de las cabinas y descendieron las veinti- tres personas que lo tripulaban. E r a n éstas el general Kindelán, el archiduque Antonio de Habsburgo, D. Federico de Salas, el comandante Sr. Pérez Seoane, el ingeniero jefe Sr. Boehm, los capitanes aviadores señores Zimniérrnmau, primer piloto del aparato; Braner y Della Lufthansa, los ingenieros Sres. Doerge v Paúl de Dessan, el radiotelegrafista Diérbcrg, el jefe de mecánicos, Petermman, y cinco mecánicos más. También llegó en el aparato el piloto de la Classa Sr. Soriano, que guió el avión al; gunos momentos. Los viajeros se mostraban encantados del viaje, pues éste se había efectuado en plena normalidad. E l Sr. Soriano resumió sus impresiones, diciendo que era de vuelo tan suave como un aparato de caza, y s u direc. ión, salvo la distribución de mandos entre diversas personas, es igual a la de un aparato corriente. E n Molina de Aragón encontraron muchas nubes, y hubo necesidad de realizar vuelos de orientación. Entre los viajeros no figuraba ninguna representación del bello sexo. E l avión tardó unas, cinco heras en llegar de Barcelona a Madrid, por lo que alcanzó una velocidad media de cien kilómetros. Descripción del aparato E l aparato en tierra ofrece la perspectiva que corresponde a sus enormes proporciones. E l público puede circular bajo sus alas como bajo un cobertizo. E l tren de aterrizaje lo forma un juego de ruedas dobles de metro y medio de diámetro. Entre los extremos de las dos alas mide cuarenta y un metros. Los motores son cuatro: dos de novecientos caballos y los otros dos de seiscientos; total, 3.000 caballos de fuerza. Las hélices de los motores centrales son de cuatro aspas y de dos las laterales o de los extremos. Los cuatro motores van montados dentro de las alas, de suerte que sólo asoman al exterior las hélices y la cubierta de protección de aquéllos. Los mecánicos cuidan directamente de los aparatos en el interior del compartimiento destinado a los motores, en las alas, toda vez que la separación de los dos planos que forman el grueso de éstas permiten la circulación de una persona erguida. E l peso del aparato en plena carga es de 27.000 kilos. L a cola del avión afecta una forma especial. Está formada por dos planos horizontales y paralelos- y otros dos verticales, formando un cuadrilátero. Todo el aparato es metálico. E l interior del avión es muy interesante. L a parte destinada al pasaje tiene varios compartimientos. E l más próximo a la cola del aparato tiene nueve sillones de gutapercha y está forrado como los coches de lujo. Ventanillas de cristal, alumbrado de lámparas, alfombras y cuanto de carácter a un automóvil o coche de ferrocarril. E n este departamento se permite íumar. Otras informaciones de aeronáutica E l hidroavión gigante D o x Berlín 5, 2 tarde. E l hidroavión gigante Dox salió, a las once y treinta, de Aleenrhem. Llegada a Amsterdan Amsterdam 5, 10 noche. A las cuatro y veinticinco minutos de la tarde ha llegado a esta ciudad el Dornier Dox. -United Press. G a r d e n ha volado de Inglaterra a Australia Wyndham (Australia Occidental) 5, 1 tarde. A y e r aterrizó en el aeródromo de esta ciudad e l aviador Osear Garden, que ha efectuado el. vuelo por etapas desde I n glaterra completamente solo y sin dar publicidad a la Prensa. OPOSITORES Programas. Contestaciones Preparación, Editorial Reus Preciados, 1, Madrid, L a construcción de un nuevo d i rigible Berlín, 5, 12 noche. E n un banquete dado en su honor por la Cámara de Comercio Americana, el doctor Eckener: declaró que el tráfico aéreo sólo podía considerarse prácticamente posible con dirigibles en los que se utilice el gas lielio. L a construcción de estas aeronaves- -ter. REINAminó diciendo- -ha estado interrumpida en los talleres de Friedrichshafen, hasta poder comenzar la de un nuevo dirigible, que se llenará de este gas y después de saberse (Mismo propietario del Hofei Niza) que los Estados Unidos disponen de helio en cantidad suficiente. E! más soleado para pasar el Invierno, E l nuevo dirigible no será movido con, rao Precios, desde 14 pesetas on adelante. I tares de gasolina, sino de aceite. MALAGA VICTORIA HOTEL