Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M A R T E S n D E N O V I E M B R E D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 6 alguien entrega a! Banco papel del Estado por valor de 10.000 pesetas, que se cotice a l a par, logrará que le abran una cuenta de 8.000 como máximo, y habrá de someterse a un cambio de un 10 por 100 por el concepto de reponer P a r a calcular la responsabilidad económica de quien aspire a un crédito con la garantía de sus propiedades se hila aún mucho nías delgado. E l cliente exhibe, por ejemplo, recibos de contribución rústica, por los que se comprueba que paga al E r a r i o 2.000 pesetas. E l Banco interpreta que aquellas fincas tienen un valor en renta de 10.000, que, capitalizadas al 5 por 100, representan 200.000 pesetas. A l llegar a esta conclusión, el Banco concede generosamente un crédito de 20.000 pesetas, o sea el 10 por 100 del capital calculado. Pero todavía exige el. apoyo de otra firma de igual o de mayor solvencia, y como el riesgo se refiere a la totalidad de las garantías, resulta que el Banco concede, créditos por el 5 por 100 del valor: mínimo i m putable, porque, naturalmente, suele ocur r i r que esas fincas valen casi siempre mucho más de lo que representa su t: ibutación al Estado. Esto hace la entidad que tiene más cómodos y más importantes ingresos a l ampar o de un favor oficial desmesurado, al que no corresponde más que con. ingratitudes. Cierto que en 1891, el Banco prestó al E s tado i o millones de pesetas, sin interés a l guno. E s indudable que la nación recibe de ello un beneficio anual de siete millones y medio de pesetas, que es la suma que esos intereses representarían. Pero el sabroso privilegio de la emisión de billetes de curso forzoso le devuelve, muchas veces multiplicada, esa aparente generosidad. Véanse estas cifras: E l Banco tiene 2.448 millones en oro y 701 millones en plata. Total, 3.149 millones de pesetas. Pero los billetes que hoy están en circulación representan una suma de 4.668 m i llones. E s difícil hacer el cálculo exacto de lo que representan los intereses de esta suma, pero con la simple exposición de las cifras puede advertirse que el Banco ingresa una cantidad muchas veces mayor que la de los siete millones y medio del interés de su préstamo. E n el último balance del Banco, los créditos y descuentos alcanzan unos dos mil cien millones de pesetas. Añádase el bien asegurado interés de esta cantidad al de los títulos de la Deuda que tiene en cartera, y se verá qué magnífico negocio hizo al hacer el patriótico mal negocio de prestar al E r a r i o sin interés. Porque es con los billetes emitidos, gracias a su privilegio, con lo que el Banco compra valores públicos y concede créditos, y hace créditos y descuentos. E l Banco de Austria ha tenido una i n tervención salvadora en la economía dé aquel país. Las ganancias de los accionistas del Banco de Austria están limitadas por el E s tado. N o pueden exceder del 13 por 100. E l Banco de España entorpece- -como chora- -la acción oficial y no fomenta más riqueza que la suya propia. Sus ganancias vienen a representar la extraordinaria cifra del 26 por 100. W. F E R N A N D E Z FLOREZ COSAS DEL AIRE Debo un homenaje a mis compañeros los pilotos civiles españoles. L o merece sobradamente el hecho de que, mientras el gigante G- jS hubo de volver a Barcelona, acuciado por un viento fortísimo, que retrasaba su marcha, el avión de línea que hace el servicio regular de pasajeros y correo, cumplió su vuelo en cinco horas. Y o he sentido al saberlo una gran satisfacción como español, y espero que sabrán comprenderla cuantos integran la admirable tripulación del G- 38. E l hacerla pública, llevado por mi cruda sinceridad, no puede significar descortesía para ese admirado Z i m merman, popular en toda Europa y justamente clasificado como uno de los mejores pilotos del mundo. Estoy seguro de que él mismo, vencedor siempre, extenderá su mano a ese anónimo piloto de línea que condujo su avión desde Barcelona a M a drid con el esfuerzo que le quedaba después de dominar a los vientos, que en algunos l u gares del camino sobrepasaban la velocidad de cien kilómetros por hora. Ignoro el nombre del piloto. Ansa ido, Tonda, Coterillo, Gayoso, Soriano... es igual. Todos ellos han repetido cien veces esa hazaña de llegar al punto de destino retorciendo la ruta entre jirones de nubes o dominando al viento con su tenacidad. Porque la principal característica del piloto de línea es esa tenacidad que se toma, como, el hierro, en una forja durísima, representada en este caso por el vuelo de todos los días, con todos los tiempos y a, todas las horas. E l nombre es lo de menos. PARA TODA EDA D alimeno débil P a r a t o d a e d a d s o n r e c o m e n d a b l e s estas galletas. P o s e e n el máximo v a l o r d i g i e r e n fácilmente, p o r d e l i c a d o m u y frescos, y harina de flor, ticio y, sin e m b a r g o s o n m u y l i g e r a s y se q u e se t e n g a el estómago. C o n t i e n e n h u e v o s azúcar mantequilla muchas r e c i b i d a c a d a día d e las y son exquisitas. montañas asturianas. R i c a m e n t e t o s t a d a s dan calorías La Galleta para cfíicos y grandes mermelada, Para c o m e r sola, c o n mantequilla o mojada en té, café o l e c h e e t c PAQUETE DE 2 0 0 G R A M O S UNA PESETA o m p ra n a o I galletas empaquetadas, las come Ud. Intactas y limpias. Exija que s u p r o veedor saque el paquete original de la lata en el momento de la compra. COCOCHU) Delicada galleta de c o c o
 // Cambio Nodo4-Sevilla