Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID. EN EL TEATRO FONTALBA y estrenado Una escena del gran drama moderno, de Gimndoux, Siegfrfed, traducido porD. Enrique Díes- Canedo con gran éxito por la compañía de Carmen Días, roto Alonso. mente; Guimerá estaba anticuado, Rusiñol se repetía e Ignacio Iglesias sonaba a hueco. Pero hoy no ocurre lo mismo. Han asaltado los teatros catalanes unos cuantos jóvenes de valía y cultos, que, sin producir nada extraordinario, honran la escena catalana con obras urbanas que merecen ser vistas; éstas se presentan con lujo y propiedad; las actrices se atavían bien y los cómicos correctamente. A ellos y a ellas sólo les falta un poco de señorío, moverse consoltura y distinción dentro de un traje de sociedad. Fuera de esto son, por lo general, unos artistas admirables. E l señorío lo irán adquiriendo con el tiempo y a medida que los autores sepan llevar señoras y- caballeros a las tablas. Hoy no los llevan aún. Todos trascienden a menestralía. Espiritualmente en el teatro hemos pasado del plagio al boiigné. Como José María de Sagarra, a l que no pueden negarse apreciables cualidades de autor, continúa siendo el poeta predilecto de nuestro público, el teatro catalán no logrará redimirse completamente de sus orígenes plebeyos a pesar de los escuerzos que para redimirlo de est a lacra secular hacen autores tan distinguidos y de ¡fina percepción como Carlos Soldeviía y Millán Rausell. Salvando la ordinariez que adrede el señor Sagarra imprime a sus comedias, el teatro catalán es merecedor de una mayor atención de parte del público barcelonés, y el no prestársela es una falta de buen gusto y de patriotismo. Rara vez logramos ver en una represenPARIS. EN EL TEATRO DE LOS EMBAJADORES tación de teatro catalán, ni solos ni acompañados de sus familias, a El príncipe heredero Rodolfo y su padre, el Emperador Francisco José, incor- la política catalana queesos personajes de tanto parecen porados en Charles Boyer y Jean Perier, en el drama de Claudio Anet Makchar por la cultura e idioma de Catayerling, inspirado en los trágicos amores de aquel príncipe con la bella condesa i jña. ADOLFO M A R S 1 L L A C H Vetsera. (Foto Keystone.
 // Cambio Nodo4-Sevilla