Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¡Se trocaría en llanto tu sonrisa burlona por el simple motivo de un triste atardecer... En tu verja no hay rosas que ceñir a tu frente... Tu mirador de vidrios no huele a madreselvas... ¡Apenas te has marchado y, nostálgicamente, todo cuanto dejaste suspira porque vuelvas, Mas no vuelvas aún... Eres joven, Catina. E l otoño es ocaso de enfermos y poetas... ¡No vuelvas al remanso de esta dulce colina hasta que en los senderos broten las violetas... Entonces, sí... Contigo recobrará el paisaje la luz resplandeciente que ahora es fina y opaca... i Y habrán partido ya, para el eterno viaje, la muchachita nubil y el hombre de la harnea... ¡Resucitando el parqué; se llenará de flores... ¡Correrán los regatos... ¡Florecerán los guindos... ¡Habrá un canto cíe pájaros bajo los cenadores y abrirán los geranios y: los miramelindos... Y tú, bajo la seda de tu sombrilla abierta, con tu cuerpo de Venus infantil y menuda, en la minina, solana de la doncella muerta, 1 rigor del estío te ofrecerás desnuda... Ahora, no. ¡Tú eres vida! Otoño es agonía. ¡Y el viento que murmura y el agua que ídlloza, si buenos compañeros de mi melancolía, lo serían fatales para tu sangre moza... ¡No vengas, no! ¡Te llaman las infinitas veces de la vida! ¡Te llaman el amor y el placer! Y aquí no hay más placeres, ni quedan otros goces que exornar lo que ha sido con lo que pudo per... Nada más... Y a la tarde, cuando la luz declina, bajo la sinfonía de mil voces armónicas, orar la juventud que se fué con Catina, y escribirla, al descuido, romanzas anacrónicas... ¡Ya llueve en la montaña... Con las primeras lluvias se han quedado en silencio los jardines... Las villas cerraron sus ventanas. No hay flores, ni sombrillas, ni jerseys amarillos, ni adolescentes rubias... Pero hay paz... Hay silencio... Hay bonanza en el alma y avidez de gozar el bien que se termina... i Quién cambiará estos días de sosiego y de calma por los días ruidosos en que triunfas, Catina... Luis F E R N A N D E Z A R D A V I N (Dibujos de Penagros.
 // Cambio Nodo4-Sevilla