Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 27 N O V B R E D E 1930. NUMERO 10 C T S SUELTO R E D A C C I Ó N PRADO D E S A N SEBASTIAN. SUSCRIPCIONES Y ANUNCIOS. MUÑOZ C E R C A N A A T E T U A N S E V I L L A ABC ENIGMA SOCIAL DIARIO I L U S T R A D O A Ñ O VI G E S 1 M O SE XTO N: 8.712 B OLIVE, Y MILITARES P A 1 S A N OS Lima (Perú) 22, 1 tarde. H a dimitido la Junta militar, a excepción de su presidente, coronel Sánchez del Cerro, para que vuelva ia normalidad y gobiernen elementos civiles. (Fragmento de la carta escrita por Mr. Smith al presidente de la Comisión de Investigaciones Sociales, de Nueva York. HISTORIAL D E L B A N C O D E ESPAÑA El Debate publicó el domingo último un meditado artículo, da su colaborador Juan Larraz, sobre el historia! del Banco de Kspaña. 1 ...y le aseguro, mi querido presidente, que siento muchísimo el haber sido yo, su indigno discípulo, y no usted, con su lumiE l artículo publicado el domingo último noso entendimiento, el que, por una casua En el telegrama transcrito júntanse, no lidad tan favorable para los fines de. nuestra en El Debate con la firma- de D. Juan sin intención, las palabras normalidad y asociación, pudo ser testigo de los extraños Larraz viene a demostrarnos, en primer lugar, que solamente dos periódicos conserelementos civiles para decir, sin decirlo, sucesos desarrollados en Barcelona. vadores- -A B G y El Debate- -se han ocu- que todos los males le llegan al Gobierno Cuando yo vi a cierta cantidad de ele- pado de promover una revisión serena y sedé la nación cuando las rigen militares. E n mentos tirotear los tranvías y volcar los nuestra América, y acaso en el mundo, ya autobuses creí que se trataba de una pandi- vera sobre el Banco de España, en beneficio parece que se quieren inseparables los vo- lla de conservadores, de burgueses, que ape- del interés nacional colectivo, en beneficio de los pequeños propietarios, del ahorro, de cablos general y dictador. laban a este procedimiento para fastidiar a nacional, en Mal deben andar de memoria en ei Perú, los obreros y a la mesocracia, que son los los agricultores, del trabajoEstado, y Banque el último derrocado, D. Augusto Le- que utilizan preferentemente tales medios de suma. Las disidencias entre guía, ni se adornaba con charreteras, ni cal- traslación. Así aparece anotado en la pági- co suelen darse, generalmente, cuando se zaba espuelas, ni arrastraba sable, ni usaba na 25 de mi carnet. Pero media hora más suscita la cuestión monetaria. Ante la revila perilla de Boulanger, sino que vestía tarde vi a los mismos elementos atacar con sión promovida por, el Estado, los Bancos jachet, muy britanizante y muy snob se to- ardor a los automóviles en que suelen ir y suelen gritar alarma, enmascararse de parcaba con la chistera de ocho reflejos, esgri- venir los burgueses. Y ya no supe qué tidos de orden y decir que se trata de lesionar instituciones nacionales. No. Se trata mía una caña de Indias, dorado el pomo, pensar. de defender de una grave lesión la dignidad y sonreía bajo un bigotillo recortado y miOtro grupo de elementos, según compro- del Estado y el dinero de los particulares. Se núsculo, muy a lo yanqui y lo Charlot. Y por tirano tuviéronle y le derrocó un mi- bé en mis afanosas carreras por la ciudad, trata de que todo lo que pierden los pequelitar, este coronel Sánchez del Cerro, que se especializó en la rotura de cristales, de co- ños propietarios no vaya resbalando a enentró triunfante en Lima a trompetazo lim- ches, de escaparates y de farolas del alum- grosar los bolsillos de los grandes especulabrado. Yo no sé, mi respetable presidente, dores. E l artículo de Larraz en El Debate pio, como en la ópera Alda Radamés. En punto a tiranías, de todo ha habido si usted, que tan bien conoce las luchas que nos muestra datos de sumo, interés. El Banco de ¡España- -el. morí cío de aben mi. peruanísima tierra; pero es justo el hombre sostuvo en todos los tiempos para confesar que mientras algunos militares, mejorar sus condiciones de vida puede de- negación; según D. Ricardo; León- -es el que aunque no muy inteligentes, sintieran la su- terminar qué ideas políticas delata en un in- mayores dividendos; reparte entre los Bangestión pundonorosa y patriótica del uni- dividuo su propensión a atomizar los vi- cos de emisión europeos yvaun mundiales. forme y gobernaron mansa, libre y honra- drios. M i pobre ciencia no. alcanza. a tanto. E l mismo Cambó, tan prtopicio a fraternidamente, algunos civiles, hombres de nego- Cerca de usted he aprendido afanosamente zar con las prepotentes fortalezas, de la financios, enajenaron el país y lo llenaron de los nombres de todos los edificios destruidos za, dijo que no hubiese, redactado un prodeudas con toda, suerte de empréstitos, mo- por el fuego de las revoluciones, desde el yecto: de ley- en que se. prevé para el Banco palacio de aquel faraón que se salvó hacien- de emisión poder percibir dividendos supenopolios y contratos leoninos. do puente sobre las ascuas con los cuerpos Don Nicolás de Piérola, de gloriosa me de sus hijos h. asta- las casillas de los fielatos riores al 20 por 100 E n realidad, ello no moria, que fué allá por el año de 1895 un de Consumos que ardían alegremente en Es es justo ni- moral, máxime cuando se vive Gobierno magnífico y liberal, lo fué por ha- pa ía en todos los motines populares. Y en deí privilegio, cuandoel coriirol ejercido por berse arrepentido de su gestión anterior, verdad, al lado de cada llama había una ra- quien concede ese privilegio; es escaso y cuanen plena guerra con Chile, cuando tomó al zón. Pero ¿por qué han quemado en. Bar- do el. esfuerzo desarrollado -ni; siquiera cumpie de la letra lo que indica la Constitu- celona los sofás de algunos cafés? Supondrá ple. con exigencias de pérfeecipnftécnica ele, ción; esto es, que el jefe del Estado es de usted, acaso, con su sagacidad acostumbra mental. Ya- al exponer; el proyecto de orhecho generalísimo de los ejércitos de mar da: Porque el café era malo. Puede ser. denación bancaria Cámbó- bién poco o bien y tierra, y la historia peruana nos enseña La prisa con que le escribo me ha impedido mucho sospechoso- -tenía qué, culparle de que su mejor gobernante fué el mariscal hacer esa comprobación que pudiera ser. lu- grandes omisiones E l esfuerzo del BanD. Ramón Castilla. ¿Por qué ahora esa sis- minosa. No obstante, aún seguiría sin. ex co ante el Estado- -dice Larraz- -queda así temática malquerencia sólo contra los mili- plicación el hecho de que se hubiesen arran- relativamente a nivél. próximo. del que hace hoy el naneo de Francia frente al suyo, pero tares? cado puertas y desgarrado cortinajes: en el bastante ¡por; bajo de. las obligaciones de la E l amor a la Patria, el respeto a la Cons- edificio de la Universidad, y destruido los Reichbank. Es, de; advertir que en Francia titución, a las libertades y a las garantías bancos de los paseos públicos. Total, ilus- el esfuerzo- frente 1 alf Estado lo llevan en personales no están reñidos- -debiera ser tre maestro, si yo le digo a usted: adivi- realidad los todo lo contrario- -con los uniformes, y si ne qué ideas políticas y sociales son. las- de ficios se dos Bancas nacionales, y dos benereparten también? entre Banvolvemos los ojos al mundo veremos que un hombre que ha volcado un- tranvía y- un nó siempre, ni todas las tiranías, son mi- auto, que ha roto numerosos vidrios. y des- cos, en cuantp junto a la- Banca de Franlitares; que hay dxices con el espíritu de trozado un tapiz y tres sillones de bejuco cia hay otra institución separada para delos Césares romanos, que no salieron de un usted, con su inmensa autoridad, se confesa- pósitos judiciales y otrosí menesteres, que cuartel precisamente; que los poetas se ufa- ría incapaz de encasillarlo. Sin embargo, constituye en realidad otro Banco de Esnan del grado de comandantes, y, hasta en aquí asegura todo el mundo que se trata dé tado. E n cuanto a la moneda, Larraz halla nuestra España, acaso no nos cogiera en- elementos políticos que intervienen así la conducta del Banco disculpable hasta J 9 MJ A partir. de este año no- halla su conteramente de sorpresa la dicWúra de unos en la cuestión política s duetjh usti ión posible Otras muchas pantalones a cuadros. Esto es lo que no entiendo. Antes de que u Ük. -JkJ esy ¿i p o r t a el ar: Pero, enfin, muy lejos está mi Perú de mi alma, y allá sabrán por qué prefieren a un elemento desconocido me atizase en la tíaáMRT IÉL ÉWP ¿j r. d El Debarajatabla los Gobiernos civiles. A mí tam- plaza de Cataluña un ladrillazo en el tem- te. r j i i x T jjpvjdp en torno ai. -Sr. Beldci. 4i aaffi. jdfe, la -t jsi n bién, lo confieso, me gustan más; pero ad- poral derecho, mi opinión personal. era; que caso mitida la diferencia y el cambio, ¿por qué se trataba de industriales y comerciantes caso ti 1 Banco una. ofega, cioSl J. oSfcfudi se queda da jefe supremo el Sr. Sánchez del que preparaban nuevos pedidos, por des- uná obligación ineludible y hondamente conCerro, que es un coronelazo como un casti- trucción de géneros. Pero el zumbido que servadora frente a la nación. La agriculllo? ¿Es que va a poner el sable sobre la aún persiste dentro de mi cráneo, me impide, tura- -ícdnclüye: -Larraz- -debiera haber percimesa de los Consejos de ministros y va a continuar trabajando en está tesis, que de- bido gran parte decesos dividendos a título de préstamo. No añadimos una palabra. sacudirle el polvo a cintarazos a las levitas? searía ver prohijada por usté 7 1 c 4 t 1 f -1 FELIPE SASSONE W. FERNANDEZ FLOREZ RAFAEL SÁNCHEZ MAZAS