Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 3 D E D I C I E M B R E D E 1930. EDICIÓN. D E ANDALUCÍA. P A G 17. Segundo. Que l a subvención no es merced de este Gobierno n i de otro alguno. Fué votada por las Cortes, hace veinticinco años, ANTIPATRIÓTICO y se ha mantenido en todas las leyes de presupuestos del Estado cuando los presupuesNo sólo por rasan de imparcialidad, sino tos se hacían mediante una ley, como l a para poner en evidencia su invalides, puConstitución prescribe. blicamos la nota que ha circulado el Ateneo en espontánea rendición de cuentas, Tercero. Que n i el propio general P r i m o que nadie le ha pedido y que aparece acom- de Rivera, no obstante l a hostilidad que el pañada de una explicación de patriotismo Ateneo recibió de l a Dictadura, se atrevió y de algunas consideraciones sobre los cien a suprimir l a subvención, antes l a aumentó mil hijos de San Luis, y sobre la actitud un poco cuando despojó a l Ateneo de su lede los partidos en tiempo de Femado VII. gítima Junta de gobierno e instaló otra nomTodo ello nada tiene que ver con lo que brada de Real orden. nosotros hemos dicho sobre el Ateneo. NaCuarto. Que en el ánimo de las Cortes, die aquí le ha pedido que enseñe su contaal votar año tras año l a subvención, n i en bilidad, nos explique su patriotismo y diel de los Gobiernos dictatoriales que se han vague sobre el Congreso de Verona- Nadie sucedido desde el 13 de septiembre de 1923, aquí tampoco ha desencadenado campañas ni, mucho menos, en el ánimo del Ateneo, coníra el Ateneo. Es el Ateneo el que se entraba n i podía estar que l a subvención ha desencadenado. Su misión no es el pase concediese como premio o cebo de m i triotismo ni el antipatriotismo, sino el esnisterialismo, n i que estuviese pendiente del tudio de las Artes y de las Ciencias. Lo color de las opiniones dominantes en el que se le pide es que no hiera el patriotisAteneo (cualesquiera que fuesen) ante los mo de- muchos de sus socios y de una inproblemas de interés público. mensa mayoría de españoles, ni ofenda a laQuinto. Que no obstante desempeñar el Historia nacional, equiparándola a una ministerio de Instrucción Pública el señor keredosífilis según palabras de su preTormo, ateneísta antiguo y con historia en sidente. la. casa, y l a Subsecretaría del mismo, el Lo que se ha pedido es que no se meta Sr. García Morente, también ateneísta codonde nadie le llama, y donde nadie llama, nocido, que ocupa actualmente un cargo en ningún país civilizado, a instituciones en l a sección de Filosofía, l a subvención ha científicas y literarias de esa naturaleza. sido disminuida en veinte m i l pesetas, sin que dichos señores hayan encontrado, en su No tiene, pues, por qué constituirse m calidad de ateneístas, el menor obstáculo custodio de la democracia ni de la antide para adoptar aquella determinación, y sin moer acia. que el Ateneo haya hecho cerca de sus dos Todos esos manejos y menesteres pasiomencionados. socios l a menor indicación ennales de club subpolítico superfino degracaminada a influir en su criterio. Esto pruedan, en primer lugar, a la cultura en cualba que el Ateneo no aprovecha l a presencia quier dirección que se produzca. de sus miembros en los altos cargos del Hemos dicho que el Ateneo tendría que Estado para mejorar sus intereses materiacambiar su constitución y renunciar a la les, conducta que no han seguido n i siguen subvención, si quiere continuar de esa ma- otros Institutos, Corporaciones y gremios, nera. El Ateneo es una Sociedad científiya de carácter público o y a de carácter ca, literaria y subvencionada para que esprivado. tudien allí, libre y tranquilamente, gentes de todos los partidos, y todos los partidos Sexto. Que la subvención del Estado asallí han de ser respetados. ciende a cincuenta m i l pesetas, y el Ateneo No puede, por lo tanto, consentirse que gasta cada a ñ o allí se vea un sólo socio herido en sus conE n compra de libros, veinte m i l pesetas; vicciones o turbado en su pura y estricta en suscripciones a revistas, catorce m i l en labor de cultura por el barullo de los acuerencuademaciones, seis m i l en la escuela de idiomas (donde se presta gratuitamente a dos políticos por aclamación los llamamás de doscientos alumnos enseñanzas de r, úentos exaltados a la democracia extranlenguas clásicas y modernas) catorce m i l jera, las votaciones sobre la legalidad o en los trabajos de catalogación y en el perilegalidad de los Gobiernos y otras iniciasonal, que desde las diez de l a mañana a tivas perfectamente bufas cuando se toman la una de la noche sirve libros, treinta m i l por entidades que no. son las ttamades ai quinientas. T o t a l ochenta y cuatro m i l quitomarlas. nientas pesetas, sin contar los gastos aneLo que se pide es que el Ateneo estudie, jos de luz, calefacción, papel, etc. cobre subvenciones y se esté en su sitio, a condición de no incurrir en confusiones proDel empleo de la subvención se rinde cuenpias, precisamente de los días de D. Fernando VIL CONTRA U N ACUERDO ta justificada al ministerio de Instrucción Pública. P o r último, en cuanto a los acuerdos mismos, pretexto de esta campaña, sometida, como todos los actos de l a vida pública, a l a libre discusión, conviene tener presente que el acuerdo cuarto no es delictivo, puesto que el ministerio fiscal no lo ha tomado en cuenta en su querella, l a cual se. funda en el acuerdo tercero, donde se quiere ver un delito de desacato. E l Ateneo no ha podido herir los sentimientos en lo que tengan de respetables. Disentir de las opiniones del A t e neo es legítimo, pero no lo de acusarle de antipotriotismo. E l patriotismo no es código de doctrinas n i se encierra en un programa político; es una disposición del ánimo. E n este sentido el Ateneo está seguro de que sirve los verdaderos intereses de España tan bien como cualquiera, y seguramente mejor que sus apasionados adversarios. Y sin menguar en nada el éxito periodístico que el S r Royo V i l l a nova ha conseguido a l dar ocasión a esta campaña, en virtud de haber dimitido públicamente en A B C l a vicepresidencia primera del Ateneo antes de que sus compañeros de l a Directiva y la Junta general de socios tramitasen l a dimisión y votasen sobre su fondo y su forma, es lamentable que un veterano ateneísta, que blasona de liberal, haya buscado, para fundar su aptitud, comparaciones desmentidas, como si el Ateneo hubiese tenido la ridicula pretensión de llamar en su ayuda a los Gobiernos y a los Ejércitos extranjeros. L o s cien m i l hijos de San Luis fueron traídos a España por el Rey, en contra de los liberales, y otras invasiones a mano armada, pero no menos atentatorias a la soberanía e independencia de España, no han sido tampoco patrocinadas ñor la opinión general del país n i por sus órganos más preclaros. Una nota de Ja Federación de Amigos de Ja Enseñanza Se nos ruega publicidad para la siguiente nota: L a Comisión técnica de la Federación de Amigos de la Enseñanza (F A E se ha enterado de que, por algún periódico se quiere defender la subvención del Ateneo de Madrid, la cual asciende, como es sabido, a cincuenta mil pesetas anuales. P a r a ello se trae como argumento que es una vergüenza el que el Estado subvencione tan poco a dicho centro, cuando gasta tantos miles de duros en centros privados católicos de enseñanza. Pues bien, l a Comisión técnica de la F A E hace constar que, en los actuales presupuestos de Instrucción pública, para las escuelas privadas primarias hay consignadas sólo 140.000 pesetas. Sabido es que en d i chas escuelas se educan, en gran parte g r a- tuítamente, más de un millón de niños, hijos muchos de ellos de obreros y campesinos. E l Estado contribuye, pues, con catorce céntimos anuales, por niño, cuando, si tuviera que costear la educación de ese millón de niños, debería gastar cada año en total, unos veinte millones de pesetas. E s de notar que en Inglaterra, Irlanda y Holanda, por no citar otros países, se fomentan estas iniciativas privadas, contribuyendo el Estado con más de cien pesetas anuales por alumno. Para los centros secundarios privados, en los presupuestos de Instrucción, no figura ni un céntimo, a pesar de que son m u chos los alumnos que en ellos se educan gratuitamente, y de sostenerlos le supondrían al mismo Estado unos veintiocho m i llones de pesetas anuales. Holanda contribuye cada año para fomen- ¡to de los centros libres de segunda enseñanza, con unos treinta millones de pesetas, y algo parecido hacen Inglaterra, Hungría e Irlanda. Una nota del Ateneo L a nota cuya inserción se nos ruega, y á que se refiere nuestro anterior comentario, es l a siguiente: L a campaña que algunos periódicos de la extrema derecha han desencadenado contra el Ateneo, incita a varias personas (que seguramente no han leído los acuerdos de su protesta) a pedir al Gobierno que suprima la subvención asignada a nuestra Sociedad en los presupuestos del Estado. F á cil sería demostrar que esta campaña obedece a los mismos móviles de otros ataques contra el Ateneo, renovados periódicamente, y reproduce casi a la letra sus argumentos. pero no corresponde al Ateneo entrar en tales polémicas, y para mejor ilustración de los que secundan la campaña, hace hoy constar Primero. Que el Ateneo vive primera 3 principalmente de las cuotas de sus socios, representando ¡a subvención del Estado la sexta parte de su presupuesto de gastos, Píldoras Zecnas vegetales son Laxante de efectos sin igual. Estomacales, Antibiliosas. Caja, 0,40 y 1,60. Peías. Remite Correo reembolso, envía prospectos gratis. Farmacia Rey, Infantas, 7, Madrid, EL M A S LUJOSO Y ARISTOCRÁTICO
 // Cambio Nodo4-Sevilla