Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
i e d a LA ESMERALDA -Carretas, 39 Rótulo registrad o. CAZADORES N. 26. -Sortija. 3 brillantes, oro v platino, 425 pesetas. N. 2 8. -Sortija. 3 brillantes, oro y platino. 500 pesetas. N. 29. -Sortija. 3 brillantes, oro y platino, 550 pesetas. N. 27. -Medalla rosas, oro y platino, 165 pesetas. N. 30. -Sortija. 3 brillantes, oro y platino. 600 pesetas. La mejor como alumbrado supletorio y para casas de campo. Lámparas ininflamables, cocinas, hornillos, etc. Catálogo gratis. CASA LAORDEN, Fuentes, 9, Madrid. Escopetas garantí- p n n zadas, desde 15 pe- O U U setas al mes. Hanv merles finísimas de gran alcance y plomeo. Además, al C f l n contado, desde 200 UU pesetas en adelante, regalo utensilios 400 por valor de 20 pesetas. Modelos económicos de gatillos a la vista, desde 25, 40, 55, 65, 90 y 125 2 50 pesetas. Descuentos especiales a los in 150 termediarios. José Cruz Múgica, Eibar. Bea- rde Segura jr, J sfsS APARTADO Razas: Castellana negra, Leghorn. Prat y Rhode. r 1 ÉÜÉÉ- AJÍ (U 9 ftláriEHP 0 rDfKERü? ADQUIRIENDO P 0 LLU LOJ (HUEVO DEE TJRPE CAMPILLO PIDA M A I CUATÍ) AVÍCOLA CAMPILLO Vendo central eléctrica, compuesta de dos motores Diesel 250 HP. cada uno, con sus alternadores, transformadores, cuadro, etc. Grupos de máquinas de vapor y motores de gas pobre, con sus alternadores, formando grupo o por separado. Calderas de vapor de todas clases. Se compran grandes partidas de maquinaria, tanto útil como inservible. SALVADOR PATJ. PI Y MARGALL, 25. VALENCIA eíromax Harán su industria integral, económica, de beneficio seguro y máximo, trabajando sus orujos en aparato AUTO- EXTRACTOR. Instalación modelo 1930. JOSÉ P. B E GRACIA. PI Y M A K G A L I i 9, MADRID Compañía danesa de Seguros. Incendios. Cosechas. Marítimos. Capital suscrito: coronas danesas 17.000.000 (pesetas 35.000.000) Capital desembolsado: Coronas danesas 5.100.000 (pesetas 10.500.000) Admitimos ofertas de representación en todas las poblaciones donde no estamos representados. Nunca se imita lo malo. Sólo lo bueno. E l PETROMAX se imita. Cuidado. Las Lámparas PETROMAX para gasolina y petróleo se encuentran en todas las partes del globo. A KI AEBlSCH Claris, 69 71, Barcelona. Solicito agentes. químicos. Análisis. Industrias. INST A L A CION COMPLETA. MATERIAL Y qui Para epvio inmediato. Pídanse catálogos y proyectos: E S T A B LEdMTENCasa central: PRINCIPE, 7, Madrid. TOS J O D R A micos puros pero verdad; una oportunidad: en 5 pesetas solamente, un corte traje cafo a 1 estambre, también colcha de seda tamaño matr. y muchos más artículos. Pedid nuestra circular de los artículos. CASA GALAZKA. V a lencia, 214, Barcelona. CASI INCREÍBLE Lea usted BLANCO Y NEGRO 738 E RODRIGUEZ- SOLIS ljQS- -GUERRILLERO ir E i8o8 vm chazase y jurara tomar ae ellas cumplida justicia en un plazo más o menos lejano. Resueltos a todo los ministros de José, publicaron un decreto por el cual disponían de las cosechas sin permiso de sus propietarios. Jamás sufrió un ataque tan descarado el derecho de propiedad. Podrá tener disculpa el general que en campaña, para racionar a sus tropas, se apodera de cuanto encuentra; pero el Gobierno que, llamándose a sí propio regular; y ordenado, lleva a cabo semejantes despojos, sólo puede ser el Gobierno de un Rey intruso y formado por traidores. ¿Cómo exigir que respete la propiedad el que no ha respetado a su madre patria? Por otro decreto se obligaba a presentar un substituto, o en su defecto pagar cierta cantidad como indemnización, a toda familia que tuviese algún hijo en los ejércitos nacionales. Según otro, quedaban confiscados y debía procederse a la venta de los bienes y propiedades de cuantas personas se hallasen fugitivas y residiesen en las provincias sublevadas, i Sublevadas llamaban los ministros del invasor a las provincias leales! Por otro decreto quedaban abolidos todos los títulos y Ordenes de Caballería, salvo la del Toisón, que no obtuviesen la rehabilitación del intruso; y de igual modo se mandaba suspender el sueldo o la pensión a todo empleado, viuda o huérfana que no lo solicitasen de José. ¿Qué importaba que por nuevos decretos quedase abolido el Voto de Santiago- -que nuestras Cortes de Cádiz abolieron también- ni que por ellos se procurase mejorar la enseñanza, el estado del ejército y la situación de los Municipios, si tales decretos procedían de la mano misma que había dictado los anteriores, que rechazaban de consuno la lealtad y el patriotismo? Respecto a la supresión de todas las órdenes monásticas, el país vio en semejante decreto, no un adelanto de la época, no nina reforma sincera, sino un acto de venganza. Los franceses maltrataban al Clero porque éste les hacía la guerra; le perseguían como invasores y no como reformistas, y; s i el Clero se hubiese colocado al lado suyo y erí fcontra de la Patria, le habrían llenado de privilegios 7- 4 e honores. 1 Pasemos de la parte política a la económica. E l ministro de Hacienda, conde de Cabarfús, decretó un empréstito forzoso sobre las personas pudientes, harto recargadas ya con las contribuciones que en todas partes les imponían los generales franceses. Luego mandó presentar al fisco toda la plata labrada, sin exceptuar, la de Palacio y la de las iglesias, para acuñarla. No satisfecho aún, creó, con fecha 9 de junio de 1809, las Cédulas hipotecarias, prohibiendo el curso de los antiguos Vales Reales en las provincias sujetas a la dominación de los franceses, si no llevaban el sello de José. Tras de las Cédulas hipotecarias lanzó las de Demiiización y Recompensas, aumentando así las emisiones de papel y haciéndolas perder en valor. Sus productos se destinaban para la extinción de la Deuda pública; pero como llegó un momento en que ese papel moneda no circuló, y en que la venta de bienes nacionales nada produjo, la Deuda no se extinguió, fracasando de este modo todas las combinaciones financieras de Cabarrús. Tales llegaron a ser los apuros del Rey intruso, a pesar de los esfuerzos de su ministro de Hacienda, que su hermano Napoleón tuvo que enviarle dos millones mensuales de francos para su sostenimiento y pago de las atenciones del Tesoro. Era España la primera conquista, dice un ilustrado escritor, que en lugar de producir imponía tributos y exigía sacrificios al coloso del siglo. Estos sacrificios impuestos al orgulloso Napoleón nacían principalmente de la actitud del país, y muy especialmente de las guerrillas. Con las guerrillas les era casi imposible a los franceses cobrar tributo ni contribución alguna. Sabido es el amor que el campesino y el pequeño propietario tienen a su dinero, amor justificado por los grandes trabajos que representa, porque es el iruto de largos años de privaciones y de miserias, y porque es la herencia de sus hijos. E l campesino, puse, enviaba su hijo a engrosar 3 as guerrillas para salvar su escaso capital, y le avisaba de la próxima llegada de los destacamentos encargados del cobro de esas inicuas contribuciones, IX 9312 S rrillas se componían generalmente