Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 13 D E DICIEMBRE D E 1930. E D I C I Ó N DE A N D A L U C Í A P A G 20. Juña, sería inexorable en corregir y castigar las desviaciones desleales que en Cataluña hubieran surgido. Y dejando de hablar de Cataluña, he de afirmar que hay otras regiones españolas que pueden alegar el mismo derecho a su autonomía. Y aún puedo y debo añadir, que uno de los escasos síntomas del despertar de la conciencia pública, después de la anestesia de la Dictadura, lo ofrece el sentimiento regional que en mayor o menor intensidad surge en la mayoría de las regiones españolas. Donde hay una realidad regional que a sus fundamentos técnicos, geográficos e históricos sume hoy la voluntad consciente y reiteradamente expresada de la inmensa mayoría de los habitantes, no veo peligro alguno, y sí muchas ventajas para España, en acordarle un régimen autonómico. Y aun en los territorios españoles donde no se produzca síntoma alguno de sentimiento regional, habrá que pensar en su día- -los momentos actuales no aconsejan afrontar otros problemas que los más urgentes- -en la conveniencia de crear agrupaciones administrativas mucho más extensas que ¡as actuales provincias, ya que el desarrollo de los medios de comunicación lo permite y la necesidad de suprimir gastos inútiles en el presupuesto lo aconseja. Pero tengo interés especial en hacer constar que para estar conmigo no es necesario sentir el regionalismo; basta con aceptar el principio de que este sentimiento, donde realmente exista, debe ser respetado, y donde se convierta en voluntad debe ser atendido con todas las garantías, tanto para evitar la creación de regiones artificiales, como para no mermar n i las prerrogativas esenciales del Estado, n i los fueros de l a cultura. E s indispensable dar al Ejército un espíritu y una ilusión militar que desarraigue en sus miembros, con mayor eficacia que todas las coacciones, toda veleidad de i n tervención en política, como es necesario adoptar su volumen y su estructura a las necesidades y a la capacidad financiera, cosa que no es incompatible, ni mucho menos, con darle una eficiencia muy superior a la actual. E l Ejército ha de estar al servicio de la nación y de nada más que de la nación, y ello quiere decir que ha de obedecer, sin reservas ni vacilaciones, a los Poderes legítimos, que son los Poderes constitucionales del Estado. E l principio de la soberanía absoluta del Poder civil en el Gobierno, y gestión de los negocios del Estado, es postulado necesario, no sólo en las democracias, sino en todo país que rechace la anarquía como fórmula de vida colectiva. Así ha de ser en un país burgués, como en un país socialista, como en un país de régimen comunista, y ha de serlo en una democracia republicana, como en una democracia monárquico- constitucional. Responsabilidades N o se puede borrar el recuerdo de los años en que los españoles han vivido sin ley y sin libertad. Nadie puede oponerse a que se depuren sin odio n i rencor y con espíritu de justicia las responsabilidades de EL CULTIVO D E L ALlos que, suprimiendo leyes y garantías, proclamaron el imperio exclusivo de su voGODÓN EN ESPAÑA luntad. Y los que menos pueden oponerse a ello son los que participaron en el GobierU n a conferencia nacional no dictatorial. Madrid 12, 6 tarde. P o r el ministerio de Cuando se gobierna dentro de la Ley, soEconomía se ha dictado una Real orden que metido el gobernante a la crítica de la opipreceptúa lo siguiente: nión y al examen de los organismos fiscaliPrimero. Se convoca en el ministerio de zadores, hay que suponer, mientras no se Economía Nacional una conferencia para pruebe lo contrario, que su gestión- -acerestudiar el problema del cultivo de algodón E l Ejército y la supremacía del tada o no- -está exenta de responsabilidad. en el territorio nacional, en su relación con Pero cuando se suspendió el imperio de la P o d e r civil el desarrollo actual de la industria textil alLey, y se asfixió la crítica, y se suprimió togodonera, que deberá reunirse el 12 de enero Como en España, desde que se instauró da fiscalización, y se consagró el imperio de el régimen constitucional, los hombres po- la libérrima voluntad de algunos hombres, de 1931. Segundo. Asistirán a l a conferencia, líticos se preocuparon más de la importacabe la sospecha, mientras no se pruebe lo como industriales y agricultores, seis repreción de fórmulas y constituciones exóticas contrario, de que pudieron obrar mal, y sósentantes de la industria textil algodonera, que de la creación de una ciudadanía, el rélo después de juzgados y absueltós por órdesignados por el Comité regulador de la gimen constitucional, falto de su natural gano adecuado pueden estimarse libres de industria algodonera, y otros seis, represensoporte, tuvo que apoyarse en la fuerza de culpa. Los hombres que encarnaron el rétantes que nombrará la Comisaría algodonelas bayonetas. P o r ello la historia constitugimen dictatorial han disfrutado en España, ra del Estado, y como representantes del cional de España es la historia de los proal derrumbarse la Dictadura, de una consiEstado, dos ingenieros agrónomos, designanunciamientos militares. deración de la que no hay ejemplo en otro dos por la Dirección General de Agricultupaís, en circunstancias análogas. S i tan triste realidad tuviera que subsisr a dos representantes de la Dirección de t i r si el Ejército, en vez de ser una garanCreo que esta consideración, que aplauIndustria, designados por la misma, y dos tía de paz, tuviera que ser un constante do y que honra a todos los españoles, debefuncionarios de la Dirección General de C o motivo de inquietud para el país y de prería obligarles a abstenerse de todo acto, de mercio y Política Arancelaria, nombrados ocupación para los gobernantes, habría que toda intervención en la vida pública espatambién por la Dirección correspondiente. renunciar a toda esperanza de que España ñola, mientras no se haya declarado que no L a conferencia será presidida por el subllegase a ser un pueblo fuerte y un pueblo contrajeron responsabilidad en su gestión. secretario de Economía Nacional, y tomarán libre. Y o creo y espero que podrán demostrar que H a y que reconocer, no obstante, que de en la inmensa mayoría de los casos peca- parte en ella los directores generales de A g r i cultura, Industria y Comercio y Política lo dicho no tiene el Ejército toda la culpa, ron acaso por incompetencia o ilusionismo Arancelaria. n i siquiera la mayor parte: han sido los de causas que pueden merecer el perdón, Tercero. L o s funcionarios designados por políticos los culpables de sus desviaciones, aunque no el olvido. ya directamente, excitándole a la indiscipliPero interesa a todos ellos no verse en- las Direcciones Generales prepararán el cuestionario y materias de discusión sobre que na, ya indirectamente, creando situaciones vueltos en un estigma que, probablemenversará la conferencia, remitiéndolos, previa difíciles y teniendo flaquezas y complacente, tendría que aplicarse sólo a algunos de aprobación del ministerio, con anticipación cias culpables que han estimulado al Ejérlos hombres que personificaron el régisuficiente, a las personas nombradas por las cito, con impulso tan sincero como equimen dictatorial. entidades industrial y agrícola para partivocado, a cubrir el frente que el Poder c i v i l dejaba descubierto y a recoger funcioE l ex ministro regionalista c o n- cipar en ella. nes de Poder que el titular legítimo dejaversa con los periodistas ba abandonadas. Pero mucho más que todo ello ha influido en el relajamiento de l a DE SOCIEDAD A l entregar la precedente nota, el ex minisdisciplina militar l a falta en España de un tro regionalista D. Francisco Cambó, congran ideal nacional al que el Ejército tuECOS D 1 VERSOS versó breves momentos con los periodistas viera vinculada su misión primordial. que habían acudido para saludarle. Como ésH a dado a luz una niña, primer fruto N i las tristes luchas de Marruecos potos le dijeran que lo encontraban muy bien de su matrimonio, la distinguida señora dían ser este ideal, n i puede serlo el estar doña Matilde García Fernández, esposa del preparado para revistas y paradas mienDr. D. José Conejo M i r tras suprimen los ejercicios y maniobras en que se ¡repara la eficiencia de los ejércitos E n Córdoba ha sido pedida la mano de se vende en toda España a! creció fle moderaos y se invita a la oficialidad y clala señorita María de la Concepción de M u r o ses a perder el tiempo en las corruptoras Riobóo para el ingeniero de caminos don U T t n l h s de los casinos militares. Joaquín Bollo Candalija. de aspecto, contestó que, afortunadamente, se encontraba mejor que nunca. -E n mayo- -agregó- -estaré en situación de cantar en cualquier teatro y aceptar las contratas que se me ofrezcan. Explicó que para evitar confusiones y sentar bien sus juicios, había querido dar una nota tan extensa. Se mostró muy agradecido a las atenciones que para él tiene la Prensa madrileña. -Pienso- -añadió- -venir a M a d r i d con frecuencia. Pondré casa aquí y estaré en frecuente contacto con ustedes. H e vivido tres o cuatro meses en camelo, porque yo no quería que se enteraran de mi enfermedad. L o hacía porque, de este modo, no me vería forzado a dejar de cumplir cualquier compromiso que contrajera. Confirmó que el domingo, probablemente, regresará a Barcelona. -L o que no sé, señores- -dijo- -es de dónde ha salido esa noticia de mi visita a S u Majestad el Rey, porque no he tenido ese propósito. Uno de los informadores aludió al suceso del día y dijo que era seguramente motivo de preocupación para el Gobierno. -Y para todos- -interrumpió el Sr. Cambó- P a r a ustedes también, porque verán rebajados sus sueldos; y lo mismo para los obreros, que verán mermados sus jornales por la baja de la peseta.
 // Cambio Nodo4-Sevilla