Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
En el más profundo recato... Almuerzo sencillo a l a una y media y después nuevas lecturas o un pequeño paseo. Y luego... L u e g o e n e l más profundo r e c a t o que yo v o y a i l u m i n a r ahora, acaso indiscretamente, con los reflectores de la publicidad, el conde de R o manones se consagra a lo que define, con señero carácter, su pers o n a l i d a d e l sentimiento caritativo y el ejercicio de la filan tropía. S o n horas s i gilosas, de meditación sobre el dolor humano al a l c a n c e de l a vista y de l a mano; horas casi místicas en que el espíritu del bien purifica el alma elevando, s u t o n o sobre las miserias de la v i da y las afanosas t r a pacerías de la política. Inefables h o r a s tanto m á s f e c u n d a s cuanto más calladas... Son las horas en que el conde d e R o m a n o nes suele visitar las obras e Instituciones que s u c a r i d a d sostiene. E l e j e r c i c i o de la beneficencia e n v i d a en vez de legar la m i sión a otros para que l a cumplan después de la muerte del benefactor, r e v e l a u n excelente s e n t i d o del fin benéfico. Practícalo así el conde de R o m a nones, q u e r i e n d o él mismo dirigir y autointerpretar su propia voluntad. E n el Instituto R u bio, el pabellón Conde de Romanones es una de las obras benéficas a que p r e s t a más atención su ilustre y generoso patrono. S a bido es que allí tienen acogida y c u i d a d o s e j e m p l a r e s u n buen número de p e r s o n a s que padecen el mismo defecto físico que al conde de Romanones ha valido- ¡y a costa, sin duda, de c u á n t a amargura c o n t e n i d a ser blanco fácil de toda una grosera y estólida campaña de h u moristas sin ingenio y sin educación. Pero donde la c a r i dad del conde de R o manones adquiere sentido más conmovedor es en el A s i l o de San Rafael, en donde sostiene una sala de diez niños, los diez niños más desgraciados del mundo los que no IflÉp 9 SÜ f si. V- f r EL, C O N D E D E R O M A N O N E S E N U N A CACERÍA V I S I T A N D O A SUS D E S G R A C I A D O S NIÑOS PROTEGIDOS E N E L ASILO D E SAN RAFAEL t Á.