Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CALLE PRINCIPAL D E LA PARTE NUEVA EL O ENSANCHE QUE ASOMAN D E LA VILLA. A L FONDO, CRUCES E L PEÑÓN INGENTE DEL CEMENTERIO DONDE ESTA SE ASIENTA Y SOBRE LOS CIPRESES Y Por tierras de Sigüenza. C a s t e l l d e G u a d a l e s t n i d a l de b u i t r e s Gabriel M i r o Gabriel Miró, atento y meditativo; Gabriel Miró, jrie ea como una montaña, como u n río, como u n valle de la. provincia, de Alicante. (Azorín. jue han crecido en el claustro de breña, y el fondo de dos azules; azul celeste y azul de Mediterráneo, u n Mediterráneo de urna de consola de los señores de Guadalest. Túnel con puertas, clavadizas y poyo de cal. E n c i m a un balcón clavado. Galerías que corren por rocas verticales, donde se descuelgan los cactos, los algarrobos... A r r i ba, sólo, en u n prisma de pedernal, el campanario con esquilones que se cogen de las manos abiertas... Y ya estamos junto a la casa de T o r r e s Orduña, señor de señores edificada en u n repliegue del b r e ñ a l entre el castillo y la iglesia. Desde este hogar, T o r r e s- O r d u ñ a m i r a las leguas y s i glos de s u h e r e d a m i e n t o que c o m v. prende casi toda la extensión del valle h o n do fresco y quema, do de colores Sigüenza n o s d i c e también q u e u n d í a- -1905- -se quedó convidado a comer con la Señora soltera, grande y demacrada, en su sillón de anea que, sin alzar los párpados, sonreía desde lo lejos de su vida y de su desgana del entusiasmo del forastero por los sabores de este mundo... Y por las ROCAS MAS ALTAS ventanas del comedor p a s a b a n ráfagas de TENTO y m e d i tativo frente al mar, frente a los a n chos viñedos de la costa, frente a los neg r o s pinares, sobre los extensos valles taraceados de cornijales y labrantíos; departiendo ami d a b l e mente, con humildad de anacoreta, con el lunático de Mascarat, con el leproso de P a r cent, con el buen c a pellán de Calpe, con el sepulturero d e G u a dalest... ¡Guadalest... U n a rampa por el borde de un jardín escalonado. Las rosas, los jazmines, los n a r d o s s i n nadie. Unas palmeras A Sigüenza y ei paisaje. E LA ATALAYA MORA, Q U E D O M I N A EL VALLE Y DESDE UNA D E LAS SALEDIZAS