Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A. B C. V I E R N E S 2 DE E N E R O D E 1931 EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 35 EL PROBLEMA DEL CAMPO ANDALUZ EL PRESIDENTE NACIONAL DE DE LA ASOCIACIÓN OLIVAREROS mente, deben situarse los verdaderos agricultores, los que al campo están vinculados por sus intereses, por su tradición y aun por su condición social. L o que se necesita es una política de realidades, la única que puede traernos la paz y tranquilidad; ninguna lo es tanto como la que se ocupe de la riqueza agrícola, de que viven tantísimas familias en España. L a aguda crisis que existe actualmente en Andalucía es una prueba de ello, pues sólo es debido a la pésima cosecha de aceituna del año actual. U n ministerio de Agricultura Dice el duque de Fernán- Núñez Preside la Asociación Nacional de O l i vareros el jpven duque de Fernán- Núñez. L a importancia de esta representación y el prestigio no sólo del abolengo, sino el de la formación de su personalidad en abierto contacto con las realidades del mundo moderno en cuya alta sociedad vive, -dan interés a la entrevista que puede contribuir a fijar la actitud de. una clase frente a los problemas de este momento andaluz. -E l problema principal cuya resolución hay que acometer- -nos dice el duque- -es el de los mercados. D e nada sirven las mejores cosechas si no hay posibilidad de colocar el producto. L a esterilidad de este año, que tan gravemente lesiona la riqueza olivarera, está agravada por la depreciación de la anterior cosecha, y esa depreciación se produjo por falta de mercados para el aceite producido. L a Cooperativa Nacional de Aceites será una realidad, en breve tiempo; ya funciona su primera célula, constituida por la Cooperativa de Olivicultores de Jaén, y dentro de muy pocos meses, quizá días, estén constituidas las Cooperativas en Córdoba, Badajoz, Ciudad Real, Toledo y alguna otra provincia. L a Asociación Nacional de Olivareros prosigue una política activa de propaganda. E s a es su salvación, y obteniendo un rendimiento remunerador podrán disponer de reservas económicas para hacer frente a situaciones como éstas y cumplir, sin presiones, ampliamente con todos sus deberes sociales. Soy, pues, por todas estas razones, un convencido de las excelencias del cooperativismo. E l aceite puro de oliva española tie. ne un gran mercado. E n el Norte de Europa e l aceite de olivaes aún poco conocido; pero con una activa propaganda puede llegar a ser un gran mercado consumidor. E s indudable que hay que procurar educar los mercados para que consuman aceite puro de oliva, de los que en España se producen, finísimos, pero no debemos olvidar que de la enorme cantidad de aceite que se produce (la última cosecha fué de unos seiscientos millones de kilos) sólo una parte es aceite fino, y que, para poder competir con las demás grasas. es indispensable ofrecer al público aceites de similares condiciones, único procedimiento de poder llegar a tener un predominio en los mercados. N o hay que olvidar que a los consumidores más les interesa la bondad c ¡gj producto que rió su precio. H a y un gran mercado- consumidor que precisa conquistar para que los olivareros obtengan la justa compensación a sus afanes. Necesidad de una política agraria del momento y que nuevos procedimientos se imponen, yendo directamente a la lucha por los mercados. L a propaganda ha de ser activísima, sin regateos ni desmayos. H a y que tener noción de lo que es la propaganda, sin que asuste su precio, v buscar la forma de revelar directamente, de manera viva, lo que es el aceite español, puro, para la alimentación y el gusto. Y o confío en el buen sentido de los olivareros, y relacionando con el estado comercial de la riqueza estos fenómenos de hoy, espero que, en una nueva estructura agrícola no revistan tan agudas formas. España debe tener un ministerio de A g r i cultura que no sea un centro burocrático más, sino un organismo técnico y directivo, unificado del que únicamente dependan los i n tereses del campo, que son los generales de España. E n Europa, con España, sólo Turquía y Rusia carecen de ministerio de Agricultura, y bien lo merece la nuestra, que es la riqueLA E S T A F A D E QUIza básica más importante del país, figurando los productos agrícolas a la cabeza del coÑI E N T A S M I L P E S E T A S mercio de exportación. E l régimen de alojados con el que actualEN ECHA mente se atiende al paro forzoso, es una carga que pesa con exceso sobre los patronos del campo, pero que cumplen gustosos, como Quiénes son los perjudicados hacen siempre que tienen que atender a las Ecija. Los perjudicados hasta ahora coclases trabajadoras y más menesterosas en nocidos por la estafa cometida por D P e los momentos de crisis; pero es régimen que dro Encinas, son los siguientes: ha de desaparecer para sustituirlo por moD. Alfonso A r i z a por 55.000 pesetas; don dernos métodos de previsión para estos caFernando Fernández Ledesma, por 30: 000; sos. L a indemnización de paro tiene serios Banco de España (Sevilla) por 45.000; don inconvenientes- cuando se trata de- paro de José Cantero, por 15.000; D Manuel E s carácter- permanente y duradero, como ocucudero Rodríguez, 12.700; Banco Hispano rre en Inglaterra, no así cuando obedece a Americano (Ecija) 30.000; doña Josefa L u circunstancias y condiciones excepcionales y que, 10.000; D Eduardo González Díaz, temporales, como ocurre ahora en A n d a 10.000; doña Rosario Fernández Pintado, lucía. 10.000; D. Manuel Freiré Herrera, 8.000; Todo lo que el campo necesita de previsión doña Matilde Martps A i r e por 8.000; don social, y que si existiera prestaría ahora i n Manuel Armesto, por 8.000; D Alejandro apreciables servicios, radicaría en ese minisHernández, por 7.500; D Eduardo dé Saaterio, que, al funcionar previsoramente, evivedra Gómez, por 6.000; Banco Español de taría a los labradores- -patronos y obreros- -Crédito (Ecija) 5.900; D. L u i s Benavides, conflictos como el de ahora, que tanto prepor 5.500; D. Manuel Garay, por 5.000; don ocupan a todos y que requieren la constante Enrique Ortiz, por 4.000; doña Teresa Pasintervención de las autoridades gubernativas cual, por 3.500; doña Dolores Melilla, por en cuestiones que la economía debía tener 2.500; D. Antonio Soto Martínez, por 1.500; resuelta, con previsión y estudio. D. R- fanuel de la Mata, por 10.000; D. A n H a y que evitar situaciones económicas, tonio Martínez Isla, por 10.000 pesetas. crisis como la que ahora se ha planteado a los agricultores andaluces, y, cuando ineviCuando conozcamos más perjudicados, i n tablemente surjan, como casos de fuerza formaremos a nuestros lectores. mayor, en forma de verdadera calamidad pública, por la intensidad del daño que a la riqueza se ocasiona, debe ser el Estado el EN FAVOR D E L PATROque acuda en socorro de los agricultores, remediando la situación de unos y otros, NATO D E SAN 1 OSE con trabajos en obras públicas y con disSe han recibido últimamente los siguienposiciones que levanten el tono del mercates donativos: do en beneficio de los que de la tierra viven. D. Luis Noval López, 5 pesetas; señora H a y que implantar- -sigue diciéndonos el L a unión de los olivareros viuda de Echevarría, 15 pesetas; D. Cánduque de Fernán- Núñez- -una política agraria seria y continuada, fruto del estudio de E s imprescindible que los olivareros es- dido Sánchez Fernández, un pollo; doña E n riqueta Barón, un pollo; rector del Colegio la producción y de las circunstancias de tén unidos y que la Asociación Nacional de Jesuitas de plaza Villasís, 4 pollos; doña los mercados consumidores. sea el reflejo de esa unión, para que, cuanBlanca Barón, una collera; doña A s u n Durante el anterior período se dictaron do se actúe, se tenga la unanimidad, con ción Toro, una botella de vino; don José cerca de ochocientas disposiciones en mateel máximo asentimiento y con el alto e i n María López- Cepero, un pollo; R R M M I r ria de Agricultura. Naturalmente, muchas discutible prestigio de ese unánime pensalandesas de Castilleja de la Cuesta, un de esas disposiciones eran contradictorias, -y miento, influya debidamente la Asociación pollo. l a inseguridad de la política agraria produjo cerca de los Gobiernos. la general desorientación, y peligrosas osciCreo firmemente- -añade el duque de F e r laciones en los precios. nán- Núñez- -que el porvenir se presenta desE l director y la Junta directiva del PatroFíoreso, estimo que lo que hay que hacer pejado para la riqueza olivarera de España. nato Obrero de San José quedan muy agraa la. vista de crisis como la de ahora, es orN o hay que olvidar que ocupamos el primer decidos a todos sus bienhechores, y ruegan ganizar una acción serta y constante, con de- lugar en esta producción, y qye el mercado a Dios derrame sobre ellos abundantes graCisiones firmes y ordenadas, una política mundial nos espera. L a conquista la reputo cias de paz y felicidad durante este nuevq agraria, en fin, al frente de la que, naturalfácil si los olivicultores aprecian los signos año de 1931. Termina la entrevista. Estimamos las manifestaciones del duque dé Fernán- Núñez, cuya buena voluntad es un ejemplo digno de recogerse. Que cada uno trabaje, desde el nivel social donde le colocó el destino, por la riqueza general de España. Esta es la fórmula de colaboración que puede llevarnos a inteligentes soluciones sin que a nadie le sea permitido apartarse de los problemas del campo, colaborando al bien común con el músculo y con el rango, esfuerzo corporal, ejemplo de las altas categorías de la tradición y la fortuna. -M. Sánchez del Arco. Córdoba, diciembre.
 // Cambio Nodo4-Sevilla