Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
loformactóiifes! y reporlajes. clocó T a s d e f i n d e a ñ o Fsle año h a s u b i d o e l precio d Ia uva Y h a bajado e l consumo. QUINIENTAS. BARRICAS Y M A S D E M I L CAJAS COMO L A S Q U E AQUÍ. A P A R E C E N C O N S U M E N L O S M A D R I L E Ñ O S E N E S T O S A Ñ O QUÉ A C A B A DÍAS DEL ¡Baya redonda y jugosa que brota de la vid apiñada con otras y adherida al vastago común como miembro de perfecta organización social! ¡Deliciosa materia contenida en un hollejo que hizo con su zumo inapreciable la alegría de un patriarca harto de agua! tú verás hoy el tema de un informador que, náufrago en el mar de l a originalidad, entra por uvas y se acoge con ansia a l a actualidad palpitante que te prestan los últimos estertores de un año y los primeros vagidos del que le sigue. bién por esta época. A l fusilarse del fran- -Q u e gran parte de la que se vende escés la costumbre se pensó en una fruta cu- tos días está conservada en cámaras frigoyos doce ejemplares constituyeran el símbo- ríficas. lo dé la buena suerte. Doce melones por ca- -Q u e se reciben también uvas de M u r c i a beza resultaba un poco exagerado; se ape- y de Novelda. ló entonces a l a traducción literal, y desde- -Q u e en época normal- -en verano- -se aquel momento los ciudadanos tragan uvas adheridas a campanadas de reloj, creyendo consumen en M a d r i d más de 50.000 kilode buena fe que ingieren la felicidad en com- gramos de uvas diariamente. -Q u e en invierno se calcula en 1.000 k i primidos. logramos el consumo diario. -Q u e en el día último de año no pasan E n el mercado de la Cebada, donde se dis- de 20.000 los kilogramos consumidos. -Q u e los precios en época de uvas son tribuye l a fruta que llega a Madrid, los vendedores, preocupados por l a venta de otros de 30, 40 y 50 céntimos el kilogramo. Una pequeña alarma se adueña clel infor- géneros, no dan importancia a la expendi- -Q u e en esta época se vende el kilogramador al empezar a tratar sobre el tema de ción de uvas. Cuantas preguntas hace el i n las uvas de fin de año. Esta costumbre de l a formador relacionadas con el asunto se es- mo ¡a pesetas 5,50 y 6! -Q u e este año hay escasez de uvas, debiingestión de las doce uvas sincronizada trellan ante la indiferencia de abastecedores, con las doce campanadas no es española... asentadores y demás tratantes del mercado. do a las tormentas del pasado verano en Almería. ¡y, sin embago, figura como t a l! E s una A l fin, tras infinitas indagaciones y repeti- -Q u e como es natural, la escasez ha oricostumbre francesa, traducida al castellano. ¿Quién firma l a traducción? ¿Quién la co- das instancias, se pueden sacar en limpio las ginado la elevación de precios. -Q u e esta elevación de precios engenbra? N o se sabe. L o s misterios de este ga- conclusiones siguientes, de las que respondra la disminución de consumo. licismo quedarán sin aclarar, como tantos den los vendedores: -Q u e la mayor parte de las uvas viene otros que invaden los escenarios. Sea como- -Q u e las cajas que el año pasado se sea, el hecho es que en España no se acos- en esta época de Almería. vendían a 15 pesetas cuestan este año 25. tumbraba a comer las doce uvas. Los racimos- -Q u e se transporta en barriles de 28 k i- ¡Nada más que eso! de cuelga que se conservaban hasta fines de logramos, cuidadosamente envuelta en se- -Y que la venta en el mercado se realizó iiño se consumían indistintamente y sin so- rrín de corcho. desde el día 26 al 30, porque el 31 es el lejtnnidad ninguna. C o n las uvas se colga- -Q u e también se hacen los envíos en ca- día en que menos uvas se venden en el merban asimismo melones, que se comían tam- jas de una arroba. cado de la Cebada, T- T -nrr- -i- rnipírrüm 1 i i ¡uini: n! -ir r rr-
 // Cambio Nodo4-Sevilla