Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A E C S Á B A D O 10 D E E N E R O D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. PAG. 1 0 para la trágica sensación a un rebuscado y extravagante desenlace. VIBRATIONS, por A u b i n Rieu- Vernet. -Tomo de composiciones del poeta francés Rieu Vernet. Género lírico, perfumado por el dejo melancólico en su mayor parte, con frecuentes delicadezas de pensamiento y de expresión y con mucha fuerza emotiva en algunos trozos. Manuel Machado, nuestro gran poeta, traza un breve prefacio rimado. L a primera parte, que su autor titula Libro de amor, sostiene, como puede presumirse, la nota femática amorosa. Otra parte dedica el fondo al pensamiento y la Humanidad. Y la segunda tiene por motivos de inspiración evocaciones de España: Toledo, Andalucía, E l Escorial, etc. L a edición del volumen está bien presentada, con dibujos de cabecera y con apéndice en que se da la traducción castellana de numerosos vocablos. E L CORTEJO DE MINERVA, por L A s t r a na Marín. -Contiene este tomo, bajo su título de influyente sugerencia de clasicismo, estudios de crítica literaria sobre Cervantes, Quevedo y otros autores inmortales hispanos y extranjeros. L a docta competencia del autor, el crédito de su firma en este género de trabajos, excusan el elogio. E l índice nos guía para enfrentarnos con figuras tan sobresalientes como las citadas, Jorge Manrique, Baltasar de Alcázar, Góngora, Gracián, etc. entre las nuestras; Shakespeare, Voltaire, Florio y otros, entre las universales. A b u n dan las notas curiosas, como algunas composiciones inéditas. Pmdaro, ya a Anacreonte. Qué bien, qué bien visto está el proteísmo en que abundó la interesante Exposición de Barcelona! Adornan el libro muchas fotografías de los palacios, fuentes, pérgolas y paseos. E l Comité directivo de la Exposición premió la benemérita obra del poeta D Ricardo García Prieto con una importante recompensa en metálico. HISTORIA DE LA LITERATURA ESPAÑ DLA (con grabados) por D Ángel L a c a l l e -E l nombre del autor, catedrático de Literatura, y el haber alcanzado esta obra su sexta edición son garantías más que suficientes de la bondad de la misma. Queda dicho, pues, y entendido, que la Historia da la Literatura española, del señor Lacalle, cumple a maravilla la finalidad para que fué hecha. Desde luego se advierte en ella, condición indispensable en este género de producciones, una gran serenidad en los juicios y una absoluta imparcialidad, si bien hay- que notar, y esto no es defecto, ni mucho menos, la predilección que el docto catedrático siente por las obras de VéIez de Guevara, acerca de las que aporta datos valiosísimos y de inapreciable valor. Con método admirable y con una gran claridad, más admirable todavía, ha logrado el profesor S r Lacalle la realización de su obra. LA LEY DEL PECADO, por Ramón María T e n r e i r o -U n joven de familia aristocrática seduce a una zagala, v a y se ausenta. Cuando vuelve, la moza v a a ser madre. E l seductor no tiene conciencia ni valor para afrontar el problema: prefiere eliminarse de un modo definitivo; esto es, mor i r pero no de un pistoletazo, sino de una pulmonía, a fin de que, 3 a en trance de muerte, su madre le perdone y tutele al nieto legítimo. Pero una pulmonía no puede adquirirse en una botica, como un v e n e n o hay que atraparla Y el repugnante pollo pera, para quien es preferible la tumba a los deberes de la paternidad, discurre meterse vestido en el mar, conservar durante un rato, a la intemperie, las ropas mojadas, y luego irRAMÓN M ¿T E N- se a casita en espera de lá c o n g e s KÍ. IRO tión. E l mar se encarga de abreviar el método, y se lo traga. Sobre este asunto, y con tal personaje central, h a compuesto el Sr. Tenreiro su novela. E n ella, afortunadamente, hay algo más que el manido conflicto de la mujer engañada y del seductor innoble y cobarde, y algo más también que la novedad de ese suicidio por entregas y frustrado: hay escenas de sabor, ambiente bien compuesto, y, en conjunto, un cuadrito social muy entonado y acertadamente visto, sobre el fondo del paisaje y de las costumbres. Todo lo cual hace honor a las reconocidas dotes literarias del Sr. Tenreiro, suficientes para ¡interesar a los lectores sin necesidad de I extremar el tono dramático ni de estrujarse la mollera en la persona del protagonista BARCELONA. E N LOS SALONES D E L HOTEL R 1 TZ B A I L E D E ETIQUETA, CELEBRADO CON, A S I S T E N C I A D E L Á T A Ü T O R I D A D E S A B E N E F I C I O D E L H O S P I T A L V I C T O R I A E U G E N I A j- j R O J A ESPAÑOLA. (F O T O B R A N G U L l) E l A C R 1 z
 // Cambio Nodo4-Sevilla