Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 13 D E E N E R O D E 1931, EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 16 paisa ele los espectadores son para esa clase de películas. Desde su proceso ascendente a la explicación de su técnica, todo queda vulgarizado en la obra del notable escritor. Kokó, Mutt y Teff, -el gato Félix, ei conejo Blas y el ratón M i c k e y se destacan por su importancia del conjunto de sus compañeros. Y también sus autores, los dibujantes M a x Fleische r, Pat Sullivan, W a l t Disney e Iweeks. L o lamentable es, como dice Gómez Mesa en el ca. r- ítulo que titula Horizonte hispánico, que nuestros dibujantes desaprovechen, imperdonablemente, sus grandes posibilidades de éxito c i el género. E l inteligente autor de este libro, que posee una gran cultura en materia cinematográfica y un gusto depurado, va a realizar algunos films. ¿No se le ofrecerá la ocasión de dar a la pantalla española algunas muestras de dibujos animados? Diversas ilustraciones de conocidos films aumentan el agrado de esta reciente aportación a la bíwjrrafja cinematográfica, cada día más solicitada y numerosa. ABC E N BERLÍN Cinematografía y política L a actualidad política de los últimos días- -de las últimas semanas- -se ha concentrado- en la pantalla de ios cines berlineses. Primero, -la película, de Remarque, Sin novedad en ei frente. Después, otra película sobre episodios de la vida de Federico el Grande. Sería superíluo quere -analizar en A B C -en las mismas columnas donde aparece la versión esparlo de la segunda novel- de Remarque, continuación de Sin novedad cu el frente- -la tendencia y la atmósfera de la primera de dichas películas. Contra elia protestaron, en forma poco elegante, según su costumbre, ios nacional- socialistas. Contra ella manife- tó moíinescamente por las calles y plazas de Berlín una jr. -ventud exaltada y azuzada por agitadores sin escrúpulos, que de la guerra no tiene ia menor idea, porque durante ia guerra n j tuvo que sufrir, en tocio caso, más dolores citu. los de la dentición. Contra la película de Remaraue surgió tambfé; i- -la smceridad nos obliga a reconocerlo y a registrarlo- -en la conscicncia de no pocos r. lemp- es que nada tienen de militaristas, que de ia guerra conserva. un recuerdo tan poco lisonjero como Remarque mismo, un impulso de malestar y de desagrado, comprensible si se tiene en cuenta que para Alemania los sufrimientos y las consecuencias de la guerra están muy lejos de haberse extinguido todavía. ¿Es oportuno, -es siquiera humano- -se han preguntado muchos- -evocar la imagen de la derrota, con la máxima crudeza, ante un pueblo que de las consecuencias de la derrota no ha logrado reponerse, que atraviesa actualmente una agudísima crisis, material y espiritual, económica y psicológica, industrial y política? U n sentimiento de respeto hacia este punto de vista, tanto como las consideraciones de orden público en una época amenazada ya de disturbios por otros conceptos, contribuyó, sin duda, a suscitar la prohibición dictada contra la película de Remarque. ¿Correrá la misma suerte, como piden a coro los periódicos de ia izquierda, la película sobre Federico ei Grande, cuyo estreno provocó asimismo algunos escándalos de menor cuantía? N o es probable. E n primer lugar, porque las protestas contra esa película tienen algo de artificioso. Les falta la espontaneidad, elemento primordial para la eficacia de una protesta. Nadie hubiera protestado contra la película de Federico el Grande si la de Remarque no hubiese sido prohibida. E n segundo lugar, porque se traita R e s i l i e n t e de un film del género fehstó- rico, análogo a otros m i l del mismo tipo, l Día r. Charles Bickford, WíKíísm Haines. anodino en el fondo y sin ninguna eficacia, 3, Eddie Gribbon, Marión Davies. para la propaganda militarista, a pesar, del 1 6. T o m M i x Loreíta Y o u n g brillante desfile; militar -final. Federico el 8. Alexaridér Gray. Grande, sus ministros y sus granaderos es o. V i l m a Banky. tán demasiado lejos de nosotros para que su 10. Fauline Starfce. representación en las pantallas cinematográ 11. Monte Blue, Chester Conklin. ficas pueda provocar conflictos políticos. Los 13. K a y Francis. soldados de Remarque, en cambio, están- -to 14. Bebe Daniels. davía- -demasiado cerca. 15. Charles K i n g ¿Pero es que en Alemania- -podrá pre 16. H a r r y Carey (Cayena) guntarse- -no existen otras preocupaciones 17. N i l s Asther, Noah Beery, Patsy políticas que las derivadas de la cinematoRuth M i l l e r Crant Withers. grafía? Remarque es, sjn duda, un escritor 18. Oliver. H a r d y considerable, y Federico el Grande fué- -todo 19. V i r g i n a V a l l i el mundo lo sabe- -el creador de Prusia. 23. Sally Starr. L a historia y la literatura- -no hablemos de 28. Ernst Lubitsch. la cinematografía- -figuran entre los entretenimientos más distinguidos a que puede C o r a z o n e s y contratos entregarse el hombre. ¿Será que los alema- nes no tienen más motivo de preocupación y de ocupación que la historia, la literatura M a c k Sennett desmiente los rumores que han circulado sobre su proyectada boda y el cine? Todo lo contrario. Los incidentes con Marjorie Beebe. literario- cinemáticos de estos últimos días- -N o es verdad- -añade- pero nunca me son, como ahora suele decirse, un producto subsidiario del estado de agitación política y ha parecido tan bien una mentira. de malestar económico (la primera en gran M i c k e y Neilan y yo somos. buenos parte consecuencia del segundo) que desde amigos- -dice Sararí Blanche Sweet Neilan- aunque estamos divorciados; pero yo quiehace algunos meses prevalece entre vastas zonas de la opinión pública alemana. Muchas ro que el juez me devuelva m i nombre de de las manifestaciones a que esa fermentasoltera. Blanche Sweet a secas. ción de los espíritus da lugar son difícilmenPorque no quiere escribir tanto cuando te comprensibles- -y a menudo mal comprentiene que firmar. didas- -en el extranjero. Así ha ocurrido con Inmediatamente después de converl a prohibición de la película Sin novedad en tirse Dolores del Río en esposa de Cedric el frente. E l canciller Brüning, personali- Gribbons cayó enferma de gravedad y per- dad de gobernante que se agranda y se afirdio su contrato con Artistas Asociados. ma ante las dificultades- mezcla de geneA los pocos días la antigua mujer de ral y cardenal ha dicho alguien; en todo Cedric pleiteaba con su ex marido por una caso político de gran talla- no ha querido fuerte indemnización para alimentos. someter a una prueba la autoridad y la exis- -T o d o esto me ha sorprendido mucho tencia misma del Gabinete a causa de una- -dice él. película, aunque ésta fuera tan notable y L i l a Lee y Johnny F a r r o w se casatan poco antialemana como la de Remarque. rán -dicen los periódicos de Hollywood. Y esta actitud, vista de cerca, se explica y L i l a acaba de salir de un Sanatorio desse comprende perfectamente. E s muy posipués de muchos meses de sufrimiento por ble- -es casi seguro- -que en el curso de las una grave enfermedad. E n el presente año próximas semanas toda la energía y toda la obtendrá su divorcio definitivo con James habilidad del canciller serán requeridas por Kirkwood. problemas de primera magnitud, en la política exterior y en la política interna. ¿Quién Johnny F a r r o w es un escritor australiase acordará entonces de los incidentes pono que ha sido novio de L i l a Lee, Dolores lítico- cinematográficos de estos días? del Río y, últimamente, de Mauren O Suihvan. A h o r a ha vuelto a L i l a otra vez. ALFREDO M A N E S Y se casarán en cuanto ella quede en l i bertad. Berlín, diciembre, 1930. Una muchacha llamada W i l m a Wyatt y un muchacho conocido por B i g CíoSby se han casado. Y hasta unos cuantos días C 1 NÉGRAMAS después no se lia sabido que ella es D i x i e Lee. la rubia estrelle de la pantalla, y él uno L a timidez de G r e t a G a r b o de los muchachos de la orquesta dé Paul Wilheman. Hace pocos días estaba comiendo ia Estrella del Norte en un restaurante de Los Cineciiíb popular Angeles. Acostumbrada a que nadie la conozca fuera de la pantalla, Greta no se preE l domingo, 4 de enero, inauguró el C e ocupaba de lo qae pasaba a su alrededor. Pero, contra lo acostumbrado, aquella no- mité Español de Cinema Educativo sus propagandas sociales en el Monumental Cinema che hubo unos cuantos clientes que la cocon una primera sesión de Cineclub popular nocieron. Y en seguida se enteraron tocos presentada por el secretario del Comité, selos que llenaban el comedor. ñor Giménez Caballero, y en la que el viceCuando la actriz sueca observó que todo presidente, doctor Piílakiga, ilustró con sus el mundo la miraba pidió apresuradamente explicaciones un gran film biológico. la cuenta y se marchó. E l público acogió con fervoroso aplauso Todas las. estrellas presentes alabaron su todos los films. conducta; pero Ramón N o v a r r o- -e l otro gran tímido de Cinelandia- -protestó E l próximo día 11, el C. de C. E dará- -N o estoy conforme- -dijo- Cuando se su segunda sesión de Cineclub popular en el obtiene la celebridad hay que aceptarla con Cinema Europa, Cuatro Caminos, con el todas sus consecuencias. siguiente programa: Primero. Industria: L a linotipia. P a r a los admiradoSegundo. Biología e higiene: L a vida de Pasteur. res de las estrellas Tercero. F o l k l o r e Esencia de verbena. Cuarto. Ciencias naturales: V i d a de ia mariposa. Datos para un fichero. H e aquí los artistas de la pantalla que han nacido en Quinto. Viajes y turismos: T S, F (sonora de yac guardia) el primer mes del año; 77
 // Cambio Nodo4-Sevilla