Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID. U N A COMISIÓN EN PALACIO E L CONDE D E COLOMBÍ, E L RECTOR D E LA IGLESIA D E L CABALLERO D E GRACIA, D. MIGUEL CASTILLO, D E L TRIBUNAL D E LA fcOTA, y E L PRESIDENTE D E LA A U DIENCIA, D. EDUARDO D E LEÓN RAMOS, QUE FORMAN LA COMISIÓN D E LA H K R- MANDAD D E LA VIRGEN D E LOS REYES, D E MADRID, QUE AYER ENTREGO A SUS MAJESTADES LAS INSIGNIAS D E PRESIDENTES HONORARIOS D E LA MENCIONADA HERMANDAD. (FOTO DUQUE) había sido l a política francesa durante 1 3 a ñ o s anteriores a l a guerra. U n a política sectaria, de furibundo antimilitarismo por parte de casi todas las izquierdas parlamentarias, al propio tiempo que los Gobiernos de l a República decretaban l a implacable cruzada anticlerical o, m á s bien, anticatólica. Todos los medios se emplearon para desorganizar y desmoralizar al Ejército francés, desde l affaire Dreyfus, con su ambiente de traición y de espionaje. Recordemos las famosas fichas de delación contra los militares católicos, puestas en práctica por aquel abyecto general A n d r é entonces ministro de la Guerra, al servicio de las logias masónicas. Recordemos los presupuestos del E j é r c i t o reducidos a su mínima eficacia, año tras año, por l a ceguera de los radicales y los socialistas en el Parlamento, ya casi en vísperas de la i n vasión. Acaso n i n g ú n otro E j é r c i t o en el mundo hubiera aguantado, como aguantó el E j é r c i t o francés, tan continuos ataques contra su prestigio moral, su tradición gloriosa y sus medios defensivos. Y ello fué debido al espíritu de disciplina de sus jefes, a su idea del cumplimiento del deber y a su ejemplar vocación profesional. E n ía gueira como en l a paz diríase que tuvieron el mismo patriótico pensamiento: Nada contra el Estado. Todo por F r a n cia Entre el E j é r c i t o y la vida política, un abismo de indiferencia. Y la victoria final, los honores tardíos, la gratitud del pueblo francés, no han variado esta norma de conducta. N i aun aquellos generales conocidos por sus sentimientos adversos al régimen republicano se han prestado a maniobras, intrigas o conspiraciones. Es que éso ya no se estila en n i n g ú n gran país c i vilizado. ALVARO ALCALÁ G A L I A N C En los dios crudos y practicando el deporte de nieve frolando con ella las manos y la cara, antes de salir al aire fresco. La Crema Nivea penetra fácilmente en la piel, sin producir brillo. 1 cutis auedará siempre suave y, sobre todo, resistente a los efectos perniciosos de ia temperatura. La Crema Nivea evita que la piel se ponga áspera y agrietada. Cuando íaéas las noches, antes de acostarse, se froten bien ia cara y las manos con la Crema Nivea, se verá con asombro que el cutis adquiera Suavidad, sutileza y limpieza, proporcionando un aspecto sano y juvenil Ninguna otra crema- cual sea su fama- podrá sustituir ia Crema Nivea, por ser la única que contiene la Eucérita, producto afín a los tejidos cutáneos. La Crema Nivea desprende un delicado olor. En cajas metálico Pts. 1. -y 2. fabos de estaño 2.50 tarros d vWh- te 3 -y 6. c u -uCfiHEMA NIVEA (Timbra J De vejiHe n toda buena perfumería, droguería y farmacia E bondo n l Laboratorio Reder, Madrid LA P A S T A D E N T Í F R I C A P BCO por su aroma fuerte refresca el aliento. Pts. 2. el tubo grande, Pts. 1.25 el tubo mediano
 // Cambio Nodo4-Sevilla