Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
desintegración de los átomos radiactivos o de cualesquiera o t r o s átomos es de tan exigua e n t i d a d que no creemos que haya que temer nada de los experimentos de Brasch y Lange. Cosas del Cielo. Eí t a m a ñ o de nuestro planeta. E n una nota anterior liemos hablado del l u g a r q u e ocupa l a T i e r r a en el Cosmos. E n ésta deseamos hacer ver su tamaño en comparación con otros cuerpos celestes. E i i el conjunto del sistema solar que nos ha tocado en suerte en! a d i s t r i b u c i ó n del u n i v e r s o damos el nombre de planetas inferiores a los que se mueven en órbitas menores que la de la T i e rra, y se hallan, por tanto, entre ésta y el Sol, y el de planetas exteriores a l o s que giran en ó r b i t a s de EL SOL COMPARACIÓN D E L P L A N E T A S A T U R N O C O N E L S O L C E N T R O D E N U E S T R O S I S T E M A mayor diámetro y se hallan, con relación al astro central, más allá de la T i e r r a E n tre los planetas interiores (M e r c u r i o y V e nus) Venus tiene un volumen casi igual a l de nuestro globo; entre los exteriores, Júpiter es 1.295 veces mayor; Saturno, 745 veces; Urano, 63 veces; Neptuno, 78 veces. E l Sol, centro del sistema, es más de un millón y trescientas m i l veces mayor. E l volumen de la T i e r r a pasa de un billón de kilómetros cúbicos. Si suponemos el diámetro ecuatorial de ésta 12.756 kilómetros) igual a la unidad, el diámetro solar equivale a 103. diámetros terrestres; el de Júpiter, a 11.14 diámetros; el de Saturno, a 9,4; el de Urano, a cuatro; el de Neptuno, a 4,15. Entre las diversas comparaciones, algunas muy ingeniosas, establecidas para dar idea de la magnitud del Sol comparada con la de la T i e r r a la siguiente es bastante sensible. U n litro de trigo contiene, poco más o menos, ío. oco granos; 14 decalitros contendrán 1.400.000. Nuestro planeta, con relación al cuerpo central, viene a ser como J. un grano de trigo- relativamente al montón de los 140 litros. Pero este cuerpo central es, entre la i n contable pléyade de soles, uno de los más modestos, Betelgeuse y Rigel. de la- constelación de O r i o n Vega, de la L i r a A r t u r o del Boyero; Sirio, del C a n m a y o r Aldebarán, del T o r o Cánopo, de A r g o s o el N a v i o Antares, del Escorpión, y otras muchas estrellas que se cuentan por millones son soles gigantes comparados con el nuestro, que es un enanillo cósmico. Betelgeuse es trescientas veces m a y o r Antares es mayor que Betelgeuse; Cánopo viene a ser como un millón de veces el Sol. ¿Cuál es el tamaño comparativo de la T i e r r a en ese abismo poblado de colosos? S i nos damos un poco a la meditación teniendo delante, de los ojos los grabados adjuntos que reproducen, en escala comparativa, la T i e r r a Saturno, el Sol y Antares, podremos tener una idea aproximada del tamaño de nuestro planeta, que a nosotros, hombres, nos parece en magnitud un gigantazo descomunal. COMPARACIÓN D E L S O L C O N ANTARES LA MAGNIFICA E S T R E L L A D E L ESCORPIÓN FECAYO VIZUETE
 // Cambio Nodo4-Sevilla