Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Ayer ha habido misterio en el campo del Betis. Pero nosotros lo hemos penetrado, gracias a un parlero pajarillo que nos lo cuenta iodo. Previamente hacemos constar que el ave no es amarilla, o séase del color futbolístico de moda. Según el pajarraco confidente, un inglés, que no es precisamente de Londón, sino de Tánger, o por mejor decir, un tangerino que estuvo en Londres, se ha probado como delantero centro, dando la prueba a satisfacción del cliente- -en este caso el Sr. Sampere- -por lo que se le ha colgado la matrícula provisional R. B. B. número, el que sea. También nos han picoteado al oído que el Betis tiene en cartera la traída de unos hermanos de rasa del célebre Butina, con su pelo rizado y todo. Y que la Directiva del Club pepino se ha reunido acordando añadir a las cincuenta mil pesetas ofrecidas, para caso de clasificación, la promesa de una excursión a la Meca. Y por último, que Padrón, enterado de todo, se ha hecho bélico, y ha tomado el mixto de la Arabia, donde espera la llegada del combinado hispano- inusulmán. Esto último no nos lo ha dicho el pajarito: nos lo ha contado D. José- -ustedes saben quien decimos que es el amo de los noticio- nes y de los misterios. La Peña sevillista es una cosa seria. No se rían ustedes, que es verdad. Y como a nosotros nos gustan las cosas formales, hemos ingresado en la susodicha Peña, con el ceremonial acostumbrado. ¿Ustedes no lo conocen? Pues se lo vamos a explicar. Primero, D. Ramón, retiñido él sólo en Jimia general, acordó nuestro ingreso por aclamación; después el otro D. Ramón nos dio una palmadita en el homóplaío- -no recordamos si derecho o izquierdo- -a manera de espaldarazo, y a continuación, D. Enrique nos llamó conspicuo, por tres veces. Esto fué lo único que nos escamó un poco, pero cuando vimos en el Diccionario que conspicuo equivale a ilustre, ¡nos piísimos más contentos... Afortunadamente, ahora los que envían las cartas son los que pagan los cinco céntimos de la recepción postal. Sin esas circunstancias no nos hubiera sido posible conservar- -por no poder atenderla su dueño- -esa sección L a voz del pueblo, materialmente asaltada por los que sienten la necesidad de vocear sus convicciones deportivas. El cartero es monstruosamente torrencial pars L a voz del. pueblo. Y el problema consiste en encontrar sitio en ABC para todo eso. Tenemos, pues, que exagerar las condiciones de publicación de dichos escritos, dando preferencia: A los más breves. A los más concretos. A los que se ciñan exactamente a. las de más condiciones de la cursiva. Los otros tienen escasas probabilidades de sentir la emoción de las calles cabalgando sobre la extraordinaria difusión de un gran periódico... Es triste, pero el trayecto de la mesa al cesto- -de la caoba al mimbre, si prefieren ustedes- -s- e recorre en menos de un quinto de segundo. Un poco, pues, de disciplina, y de no creer que uno es el eje del mundo, y nos entenderemos todos. O casi todos. El domingo último, en Chamartín, las cosas no tuvieron tanta importancia como la hubieran tenido en los días sin gripe. En primer lugar, porque se puede suponer que aquella nonchalance de algunos de los gladiadores pudo ser consecuencia de la extraña ráfaga catarral. Y en segundo término, porque gran parte del público, provisto de frascos de coñac, se dedicó a un régimen profiláctico de tal clase, que a última hora todo era optimismo entre los que se defendían de la epidemia. No sabemos qué cantidad de cirilas se llevaría la gente de Chamartín. Pero la calculamos inferior, por ejemplo, a la de los casos de profilaxis exagerada. Y marítima. La vida no es, ni mucho menos, tan desagradable como se cree, o la pasión por el golf llega a tales extremos en algunos países, que, hace muy poco tiempo, una, dama inglesa, cuyo esposo vivía maritalmente en los links de un club de Londres, le hiso esta pregunta a su médico: ¿Y cree usted, querida doctor, que el golf es incurable? -J. M. de dos o tres meses en el extranjero, aprovechando las semanas que quedan libres después de terminado el período del servicio militar, y sabemos también que Maier no irá a París, sino, probablemente, a Brasil, República Argentina y Uruguay, en compañía de los jugadores italianos De Bono, Stefani y Bolfi. Esta excursión, se realizará el próximo mes de octubre. FIGURA DE ACTUALIDAD, L a actitud de Padrón Barcelona 20, 12 noche. Esta tarde continuaba en Barcelona el sevillista Padrón. E l sábado por la noche le encontraron varios amigos del. Español, entre ellos el defensa de M u r aconsejándole que marchara a Castellón para jugar el partido del domingo con su club, pero, como ya había salido el tren, el mismo de M u r le ofreció un coche para hacer el viaje. Padrón rehusó el ofrecimiento, alegando que no ha de volver a Sevilla, mientras este club no cumpla lo convenido con él. Parece que uno de los proyectos que acaricia con más entusiasmo es el viaje a América, con el cual amenazó ya muchas veces en sus frecuentes desavenencias con el Español. GUILLERMO CAMPANAL, VISTO POR MARÍN F E R I A TENNIS E l campeonato de España Barcelona 20, 12 noche. Se había dicho que el campeón de España de tennis, E n r i que Maier, se iba a estudiar a París. Sabemos que no se trataba sino de una estancia Discutidas sus últimas actuaciones, fué a Castellón, por considerarlo conveniente el entrenador del Sevilla, Sr. Quirante. Y allí, ocupando el centro de la delantera sevillista, hiso un buen partido, arrebatando a los del Deportivo castettonense la victoria, cuando faltaban unos minutos para terminar el encuentro. El tercer goal que dio el preciado empate al Sevilla, fué conseguido por Campar nal, de un cabezazo soberbio. se v e n d e en t o d a E s p a ñ a a l p r e c i o de 11 n L a lesión sufrida por Adolfo I en el par tido contra el Athlétic tiene más importan cia de la que se le concedió en un prirt cipio. P o r tal razón no podrá ir a Oviedo cata S equipo hético.
 // Cambio Nodo4-Sevilla