Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 24 D E E N E R O D E 1931 EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 19 Trabajo: Ministerio, centros, corporaciones y clases y medallas del Trabajo. Economía Nacional: Ministerio, centros, corporaciones y clases; Cámara de Comercio, con. su presidente, Sr. Praís, que ostentaba además la representación del Consejo superior de Cámaras de Comercio y que iba acompañado por los señores Albericio don Ignacio) y Moreno N i e t o Cámara Oficial de l a Industria, con su presidente, señor M a h o u el secretario general, Sr. Carvajal, y los señores conde de Fontao, Martín de Vidales, Avellaneda y A r t i g a s Cámara de la Propiedad, D. Tomás Allende y otros; comendadores y caballeros del Mérito C i v i l Agrícola. Particulares del Estado civil o eclesiástico, no comprendidos en las anteriores categorías. L a catedrático señorita de la Puerta, y los funcionarios de Economía y otros m i nisterios. Aparte las aristocráticas damas ya mencionadas, y de las damas que por su jerarquía tenía que corresponderles, tomaron parte en la recepción de ayer una catedrático, la señorita García de la Puerta, que, vestida con la toga figuraba entre el profesorado del Instituto de la infanta doña Beatriz, y un numerosísimo grupo de encantadoras muchachas, funcionarías principalmente de los ministerios de Economía, F o mento, e Instrucción Pública, que desfilaron con sus compañeros de las respectivas dependencias. Ellas pusieron en la recepción, a la que por primera vez asistían, una n o ta altamente simpática. Las jóvenes funcionarías se tocaban todas con mantillas negras y algunas lucían altas peinetas, qué favorecían extraordinariamente sus rostros. Representación nutridísima también fué la de los ingenieros civiles, en todas sus ramas. E n ella figuraba el ex ministro de Fomento, conde de Guadalhorce. E l rector de la Universidad Central, don Blas Cabrera, presidía el grupo de catedráticos de aquel Centro, del que formaban parte, entre otros, aparte del ex ministro Sr. Yanguas, los señores Sáinz Rodríguez, Casares, Clemente de Diego, Gascón y Marín, Fernández (D Obdulio) Ibarra, Ballesteros y Amat. L a Santa y Real Hermandad de Nuestra Señora de la Esperanza, los milicianos Nacionales, los Exploradores de España y otras muchas entidades y asociaciones tenían también lucidas representaciones. E l padre Torres iba al frente de la comisión de padres Jesuítas: el padre Perancho, con los dominicos; el director general de Seguridad, con varios altos funcionarios de aquel Centro; D Pedro Muñoz Seca, con los miembros más destacados de la Comisaría de Seguros; D Mariano M a r f i l y don Carlos Caamaño, respectivamente, presidiendo las comisiones cíe las direcciones generales de Aduanas y la Deuda; el duque de Francavilla, el ex gobernador Sr. M a r tín Alvarez, el alcalde Sr. Alcorcer, doctores Pulido, Luque y hermanos Mejías; López- Dóriga (D. L u i s) conde de Vallellano, Fernández Llana, A g u i r r e de Carcer, marqués de Valdeiglesias, marqués ele Siívela, conde de Casal, marqués de la Hermida, conde de la Cimera, marqués de Arriluce de Ibarra, etc. D e s p u é s d e la r e c e p c i ó n H a c i a el Salón del T r o n o Terminada la recep. ción en la Cámara se formó una comitiva análoga a la de las capillas públicas para trasladarse al Salón del Trono. E n ella figuraban, por este orden, los gentileshoinbres de casa y boca, mayordomos de semana, grandes de España, infantes, S S M M los Reyes y las infantas, presidente del Consejo y los ministros, de uno en uno; clamas ele la Reina, ele dos en dos; generales y jefes de la Casa militar y oficiales mayores de Alabarderos. L a Banda de este Real Cuerpo interpretó la Marcha Real fusilera. L o s Reyes, los infantes, el Gobierno, los. jefes de Palacio, los grandes ed España (no primogénitos) las damas y loe mayordomos penetraron en el Salón, ocupando Sus Majestades los altos sitiales. Detrás pusiéronse el comandante general de Alabarderos y los jefes de Palacio, y a l a derecha del Trono, en la primera grada, el gentilhombre de guardia. También a la derecha se situaron el Gobierno y los grandes de E s paña, y a la izquierda los infantes e infantas, sentados; detrás de Sus Altezas, la camarera mayor ele Palacio y las damas de la Reina. Los miembros del Cuerpo diplomático extranjero acreditado en Madrid, que con su decano, el nuncio de Su Santidad, se habían ido congregando en la saleta, vinieron a formar una línea frente al Trono. Monseñor Tedeschini sintióse algún tiempo después, en el transcurso de la recepción, ligeramente indispuesto, y hubo de retirarse. Desde la saleta presenció toda la ceremonia la princesa Iris, hija de los marqueses de Carisbróoke. También en dicho l u gar formó en círculo la Banda de música de Alabarderos, para dar un concierto mientras durase la recepción. El desfile a n t e S u s Majestades. E J elemento militar Después del elemento civil desfiló e! m i litar, por el orden siguiente: Capitán general, generales en situación de disponibles, reserva y asimilados residentes en esta Corte, y cuantos accidentalmente se encuentran de paso en M a d r i d Estado Mayor de S. E ayudantes de campo y personal de oficinas militares de esta Capitanía general, inspector general de las fuerzas y servicios de Artillería, con el personal de la Inspección; inspector general de las tropas y servicios de Ingenieros, personal de la Intedencia y de la Intervención; inspector de Sanidad M i l i t a r auditor, jueces instructores, teniente vicario castrense, jefes de Veterinaria y Equitación, general gobernador militar, Cuartel general de la primera división, brigada de Infantería, segunda brigada de batallones de Montaña, media brigada de la misma, Cuartel general de la división de Caballería, b r i gada de Caballería, regimiento de Cazadores de Calatrava, Escuela de Equitación, Depósito Central de Remonta y Compra, segundo regimiento de Artillería Ligera, regimiento de Artillería a caballo, brigada de ferrocarriles, primero y segundo regimientos brigada topográfica de Ingenieros, segundo regimiento de Zapadores Minadores, regimiento de Telégrafos, regimiento de Radiotelegrafía y Automovilismo; servicios de Aeronáutica y Aviación, Aeródromo de Cuatro Vientos, Aeródromo de Jetaíe, primeras Comandancias de Intendencia y Sanidad Militar, Depósito de la Guerra y B r i g ada Obrera y Topográfica de Estado M a yor, Parque Regional y Reserva de A r t i l l e ría, Comandancia de Obras, de Ingenieros, Zona de Reclutamiento de Madrid, número I con el personal de la Junta de Clasificación y Revisión; Prisiones Militares, Carabineros, Guardia civil, personal de los demás servicios de los Cuerpos y dependencias de Intendencia, Intervención y Sanidad. v Las representaciones civiles Con muy ligeras variantes, la recepción general en el salón del Trono verificóse con arreglo al orden establecido por disposición de Su Majestad el Rey, el 15 de enero de 1908. Como siempre, los mayordomos de semana fueron los encargados de ir congregando a unos y otros en las estancias de Palacio, de antemano designadas, para efue desfilasen después ante él Trono, previa la llamada de los ujieres; Nutridísimas todas las representaciones, fué la de ayer una de las recepciones palatinas más brillantes. N o se recuerda, desde hace bastantes años, tanta aglomeración de personas civiles y militares. Baste decir que comenzaba a las tres de la tarde y, sin que la ceremonia sé interrumpiese, como es natural, ni un sólo momento, duró el desfile ante Sus Majestades hasta las seis. E l l o da idea de la enorme afluencia de gente, deseosa de testimoniar su adhesión al Rey. L a puerta principal y la puerta del príncipe de Palacio, fueron, durante la tarde, verdaderos hervideros humanos. Inicióse la recepción en el salón del T r o no, con el desfile de la representación del Consejo de Estado, que presidió el ex m i nistro D r Cortezo. De ella formaban parte el también ex ministro general A i z p u r u y los Sres. Soler, Vallespinosa y D u r a n de Cottes, entre otros. Siguieron: el Tribunal Supremo, con su presidente, Sr. Ortega Morejón, y muchos magistrados, que habían Uegado al Alcázar, ocupando doce coches; Consejo Supremo del Ejército y Marina, en pleno, presidido por el general Burguete; Tribunal de Cuentas dei Reino, con D Pedro Seoane, el Sr. Allendezalazar y otros; Consejo y T r i bunal Metropolitano de las Ordenes M i l i t a res; Supremo Tribunal de la Rota, en el que figuaba e l Padre Valdepares, con otros ilustres sacerdotes; Diputación provincial, forttiada por el presidente. Sr. Sáinz de los Terreros; el vicepresidente D H i l a r i o Crespo, y los diputados Sres. Díaz Agero, Fernández Florez, y Prietos Pazos, y A y u n tamiento, con el alcalde marqués de H o y o s los Sres. Regúlez, Rueda, De Miguel (don Fulgencio, Finat, Fraile, Muñoz, Beruete, Largo y. Sáinz de Robles, éste por el secretario. L a Diputación y el Ayuntamiento, que llevaban sus respectivos maceras, habían llegado a Palacio en sus carrozas. r L a comisión de jefes y oficiales de A v i a ción fué, especialmente, muy numerosa. E l capitán general, mientras desfiló el elemento militar a sus órdenes, después de saludar a las Reales personas, permaneció junto a la puerta de salida del Salón del Trono. L o mismo habían hecho los subsecretarios de los ministerios o altos funcionarios que hacían sus veces, mientras desfilaban Sus respectivos ministerios y entidades a ellos agregadas, y el mayordomo. mayor, sumillers de corps de Su Majestad, el caballerizo 3 1 montero mayor de Su Majestad y el intendente general de la Real Casa y Patrimonio, mientras lo efectuaban las clases y Centros que de ellos dependen. De los generales que, formando parte de unas representaciones o presidiendo otras desfilaron ante Sus Majestades, recordamos, aparte de los ya citados, los nombres de los señores Millán- Astray, Barrera, Fanjul, Ruiz del Portal, Sánchez Ocaña, -González Jurado, Goded, duque de- Santa Elena, Sousa, Jiménez Castellanos, Navarro y Alonso de. Celada, Ardanaz, Borbón (D. Francisco) L o r i g a K i r k p a t r i k Orgaz, Vaxeras, Termens, Casanovas, Salas; Ruiz Tornells, Rodríguez de Rivera, García del Moral, Castro, Cabrerizo, Sánchez, Labrador, M a nella, Serna, Patxot, Martínez de la Vega, Masferré y Pérez de Lema. E l p e r s o n a l d e la R e a l casa Desfilaron ante el Trono a continuación los miembros de la Real casa por el siguiente orden: Mayordomo mayor, sumiller de corps. de Su Majestad; caballerizo y montero mayor de S u Majestad y congregados previamente en el salón de columnas, gentileshombres de Cámara y de entrada, gentileshombres de casa y. boca, monteros de Cámara y guarda.
 // Cambio Nodo4-Sevilla