Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A BC. SÁBADO 24 D É E N E R O D E 1931 EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 34 LA FAMILIA REAL CORTE L a huelga de A r t e s Gráficas, en Madrid Madrid 24, 1 madrugada. E n la reunión celebrada por la Federación Patronal M a drileña de Artes Gráficas, y después de amplio debate, se acordó, por 200 votos contra diez, rechazar la fórmula propuesta por la Conferencia Nacional de Artes Gráficas. Por su parte los huelguistas, en vista de esta actitud, persisten en la suya, de paro, y desisten de reunir su proyectada Asamblea. S Y orí C Í A S S u M a j e s t a d el R e y a Andalucía Como en años anteriores, los propietarios del famoso coto de Oñana han organizado en éste una expedición- cinegética, a. la cual los duques de T a r i f a han invitado a Su Majestad el Rey. Asistirán, además, entre otros, seguramente el infante D. Alfonso de Borbón, y, desde luego, el duque de Medinaceli, el príncipe de Hohenlohe y otros aristócratas de Madrid, Sevilla y Jaén, y varias poblaciones más de Andalucía. E l Soberano emprenderá viaje esta noche en el expreso, para regresar a M a d r i d a mediados de la semana próxima. Antes es muy probable que realice una visita de carácter extraoficial a su augusto hijo el infante D Juan, alumno de la Escuel a Naval M i l i t a r de San Fernando. del Círculo que la Juventud Monárquica de Barcelona ha establecido en la calle de Pelayo. H a n asistido el capitán general y el gobernador civil, representaciones de la Juventud Conservadora, Juventud de Unión Monárquica Nacional, Centro Maurista, Centro Cultural Obrero Monárquico, Peña Ibérica y Unión Española. Después de visitar las autoridades e i n v i tados los locales del Círculo, el presidente de la Juventud Monárquica, D. L u i s de F o r o n da, pronunció un discurso agradeciendo la asistencia de los Sres. -Despu. jql y. Márquez, de quienes hizo grandes elogios, saludando a los representantes de la Juventud Monárquica de M a d r i d y dando vivas a España y al Rey. Le contestó el Sr. Cincunegui, saludando a los monárquicos barceloneses en nombre de la Juventud Monárquica de Madrid, y hablaron luego en tonos patrióticos los señores Márquez Caballero, Despujol, conde d Montseny y los señores V i d a l Saibó v G a sols. E l acto resultó muy brillante y entusiasta. Las izquierdas radical y radicalsocialista París 23, 4 tarde. E n una reunión celebrada esta mañana por los grupos de la izquierda radical, la izquierda social y radical, se aprobó una orden del día expresando el deseo de que no se dicte ninguna exclusiva que impida la concentración republicana. CONSEJO DELA SOCIE) DE NACIONES E n t r e v i s t a r e Jos señores H e n d e r son y Curtíus Ginebra 23, 4 tarde. E l Sr. Henderson recibió esta mañana al doctor Curtius. E l ministro de Negocios Extranjeros inglés, de acuerdo con el Sr. Briand, se esfuerza en conciliar los intereses contrapuestos en la cuestión de las diferencias alemanas relativas a A l t a Silesia. E l Sr. Briand, retenido por las importantes cuestiones que todavía figuran en la orden del día del Consejo permanece en Ginebra. S i los acontecimientos lo permiten, marchará a París mañana por la noche. O t r a manifestación de los extremistas contra el canciller Chemnitz 23, 9 noche. A la llegada del canciller Bruning a esta población, se han registrado violentos incidentes. Como se sabe, el canciller iba a hablar hoy en el Consejo de Industriales Sajones. U n numerosísimo grupo de comunistas y de nacionalistas, difícilmente contenido polla Policía, invadió la estación y sus inmediaciones, haciendo objeto de manifestaciones de desagrado al canciller, cuando se apeó del tren, y en el trayecto de la estación al hotel. U n a carta del marqués de A m u n i o Vitoria 23, 12 mañana. Los periódicos publican una carta, dirigida por el marques de A m u r r i o al abogado D. Francisco Ortiz, expresando que tanto él como sus amigos renuncian a representar un gran distrito de la provincia de Álava. E n el distrito de la Guardia, la lucha se presenta reñidísima. Los jaimistas acordaron no votar. LOS H A B E R E S CLERO DEL E l Gobierno tiene en estudio- -y creemos que en uno de los próximos Consejos se ocupará de ella- -la exposición, firmada por el cardenal primado, reproducción de la elevada al Poder público el año 1928, en demanda de que sean aumentados los haberes del clero. Se trata de un documento claro y detallado, en el que, a primera vista, resplandece la justicia de la petición y el fundamento con que los sacerdotes españoles piden que el. Éstedó acuda a remediar en parte la situación de manifiesta inferioridad económica en que se hallan respecto de todos los funcionarios y es preciso tener en cuenta al tratar de este ¡asunto, no ya la jerarquía i n telectual, oficial- y letrada- de los sacerdotes, sino, en primera término, l a alta misión social y moral que por su sagrado ministerio les está confiada. E n las grandes ciudades y en- las humildes aldeas, el clero lleva a cabo una actuación de patriótica paz, de generosa abnegación, sembrando el bien y ponien- do en los espíritus la nota dulce de la resignación ante el infortunio, del amor al prójimo en los momentos que el corazón de los hombres se siente entenebrecido por el fiero zarpazo de la ira. Allá en los muchos rincones del suelo patrio, el cura párroco es el único cons ejero y también- -no obstante su pobreza- -quien más súbitamente acude al socorro material de los desvalidos. ¡Cuántas lágrimas enjugadas y cuántas hambres desvanecidas por las venerables manos del buen c u r a! r L a Juventud Monárquica de B a r celona Barcelona 23, 11 noche. Esta tarde, a las cinco, se ha verificado el acto inaugural D e! santo del R e y Barcelona 24, 1 madrugada. E n el hotel Kitz se ha celebrado la cena organizada ñor el Real Cuerpo de la Nobleza de Cataluña para conmemorar el santo de Su Majestad el Rey, y a la que habían sido invitadas las clases de etiqueta. E n el amplio salón se coloco un retrato de Su Majestad, sobre una bandera española. E n la mesa presidencial tomaron asiento el capitán general, el gobernador civil, el alcalde, el presidente de la Audiencia, presidente de la Diputación, presidente del Real Cuerpo de la Nobleza, decano del Cuerpo consular, gobernador militar, comandante de M a r i n a grandes de España, miembros del Comité organizador, el secretario del Cuerpo de la Nobleza, rector de la U n i versidad y otras personalidades. A l final del banquete se levantó a hablar el conde de Güell, quien, como alcalde de Barcelona, se asoció- al acto, diciendo que representaba al pueblo y a la Barcelona monárquica, expresándose en términos de gran elogio para el Soberano. Terminó levantando su copa por España y por el Rey. Seguidamente el capitán general pronunció un elocuente brindis, expresando su convicción de que una Monarquía representa la mayor garantía de orden y de seguridad p a r a l a nación, y afirmando que todos se debe agrupar en torno de ella, prestándole su leal colaboración. Terminó también dando vivas a España y al Rey. L a orquesta ejecutó la Marcha Real, que fué escuchada en pie por todos los asistentes. A media noche comenzó el baile organizado por l a Juventud Monárquica, y al que asisten numerosísimas familias de la alta sociedad barcelonesa. CONSEIOS. PARA PREVENIRSE CONTRA LA Su tratamiento. -Esta enfermedad, infecciosa y eminentemente contagiosa, tiene un enorme poder de difusión, bien comprobado desde que se la estudió con detenimiento en todas las epidemias gripales. A l notarse los primeros síntomas de la enfermedad, los cuales se reflejan por enfriamiento, dolor de cabeza, cefalea, quebrantamiento de cuerpo, debe instituirse, sin per dida de tiempo, el tratamiento, que consistirá en la administración de un ligero purgante, y, acto seguido, tomar un sello Y e r cada seis horas, permaneciendo en cama y alimentándose únicamente a base de café con leche, al que es conveniente adicionar una o dos cucharaditas de un buen coñac. Este tratamiento debe continuarse hasta que la convalecencia aconseje el aumento en la alimentación, reduciendo entonces el número de sellos a uno o dos por d i a uno, a la noche, y otro a la mañana. Se recomienda que, inmediatamente después de haberse administrado el sello, se tome una taza de café con leche, con el coñac que se deja indicado. Este tratamiento, experimentado con éxito en mi propia persona, me fué aconsejado por algunos compañeros, que habían confirmado su eficacia en múltiples casos. -Doctor Casimiro Torre, catedrático de la Facultad de Medicina de Santiago, 1 E s necesario, sí, que, según solicita el virtuoso e ilustre cardenal Segura, el E s tado atienda la justísima petición del clero, y confiamos en que el Gobierno se rendirá ante la razón y adoptará el favorable acuerdo por. tantos y tan hondos motivos reclamados.
 // Cambio Nodo4-Sevilla