Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
fin (la más frecuentemente observada) que se acompaña de un comienzo brusco, simulando una pulmonía, con escalofrío inicial intenso, que dura cerca de una hora, seguido de una reacción febril de 40 grados, dolor de costado, y que por auscultación señalan de un modo claro los síntomas ele neumonías bronconeumónías, edemas de pulmón, etc. y, además, tos y cefalalgias i n tensas; en esta clase de enfermos vemos dos subclases, l a primera en que todo este cortejo sintomatológico desaparece al segundo o tercer día sin dejar más que un estado de irritabilidad o hiperestesia en mucosa traqueal que produce una tos muy duradera y persistente; en la segunda subclase desaparece únicamente la fiebre y el resto sintomatológico de aparato respiratorio evoluciona más o menos lentamente. E s frecuentísimo que, después de varios días de estar bien, sin causa ni motivo que lo justifiquen, reaparezcan los síntomas con mucha mayor intensidad. L a s panaceas de Ja g r i p e ¿Son eficaces los remedios populares? -E s peligroso conceder escaso interés a la aparición de los primeros fenómenos de la invasión gripal, pero aún lo es más propugnar el uso de panaceas populares. A l gún periódico ha lanzado la idea de que la gripe se cura con alcohol y antineurálgícos. D e donde resulta que los enfermos puedenencontrar su curación sin más prescripción facultativa. Pero esto es erróneo totalmente y se presta a una desorientación popular que acarrea graves consecuencias en no pocos casos. Y esto tienen obligación de decirlo los médicos sin temor a la picara callejera que suponga móviles crematísticos en sus advertencias, esencialmente, humanitarias. L o que sucede es que las formas benignas de la gripe pasan por un ciclo rápido que evoluciona hacia la curación a pesar del alcohol y del antincurálgico en boga. Yugular la fiebre en una infección, sobre todo en su fase inicial, no deja de ser improcedente, cuando se sabe que la fiebre representa una defensa orgánica, una reacción del organismo contra el microbio invasor; los copazos y antineurálgicos, que a la vez son antitérmicos, pueden acarrear grandes trastornos. RADIOGRAFÍA DO PLEURAL DE PECHO ELEVA SU DE U N ENFERMO OCULTANDO PARTE C O N PLEURESÍA PULMONES POST- GRIPAL. Y EL LIQUI- NIVEL, GRAN C O N S U SOMBRA O B S C U R A COMPACTA DE AMBOS -L a Medicina tiene estudiados perfectamente esos estados de déficit de defensas orgánicas (anergia) que siguen a la gripe y sabe la facilidad con que dentro de ellos estallan enfermedades tan terribles como la tuberculosis, sobre todo en los jóvenes. U n tratamiento racionalmente impuesto por el medico que examina atentamente las características personales de cada enfermo evita los peligros y complicaciones derivados de un tratamiento erróneo o insuficiente. E l alcohol y sus pretendidas v i r tudes terapéuticas -I Es cierta la virtud terapéutica que se atribuye al alcohol en estos casos? -H e m o s visto estos días algunos casos graves en individuos que estuvieron resistiéndose a la infección a fuerza- -como ellos coñac. S i tiene cuenta que L o s estados anérgicos de Ja post- dicen- -de se eliminasecasi enensu totalidad el alcohol por las vías respiratorias y que a su paso gripe provoca, no efectos antisépticos, muy proble -i Se ha investigado acerca de la post- máticos, sino fenómenos de irritación que se traducen en tos y reacciones congestivas del gripe? aparato respiratorio, veremos lo enormemente perjudicial que resultaría para una invasión neumónica (pulmonía) una espina i r r i tativa como la que representa la eliminación alcohólica. Si a esto se añade un consumo exagerado de antineurálgícos, peligrosos manejados ciegamente, veremos más tarde presentarse complicaciones de pronóstico sombrío en el curso de un proceso g r i pal, que de haber sido bien tratado se hubiera resuelto favorablemente. Fie aquí un caso visto hace tres días: un niño de ocho años, en estado agudo de alcoholismo y con un proceso cardíaco cercano a! síncope. L a madre había oído decir que el coñac y el antitérmico X curaban la gripe, y prodigó de tal modo la terapéutica que actualmente el enfermito padece un cuadro gripal con localización pulmonar c i n suficiencia cardíaca, de pronóstico grave, con fuerte disociación del pulso y de la temperatura. Insisto en la gran facilidad que tiene la gripe para tuberculiza! -a las personas débiles. H a y que hacer comprender al público que el problema de la gripe no es un problema de coñac y antitérmicos, sino algo más serio, no ya por el propio episodio g r i pal, sino más aún por las graves complicaciones que pueden presentarse en enfermos tratados ligera o erróneamente. ¿Tratamiento que debe seguirse? L a complicación es p e o r que Ja enfermedad -En suma: ¿qué tratamiento debe seguirse para la curación de la gripe? -Deberá establecerse según la particular sintómatología de cada paciente y atendiendo, ante todo, a su estado respiratorio y cardíaco. Bien tratado. el enfermo, el pronóstico de la gripe no es grave. Pero no conviene olvidar el aforismo alemán que dice: E n l a gripe tened más miedo a la complicación que a la enfermedad P o r ello debe estrecharse la vigilancia en los enfermos cardíacos, respiratorios, renales, en los diabéticos y en todos aquellos, en fin, que padezcan enfermedades crónicas. Esto es, en suma, lo que en la rapidez de un diálogo periodístico expone la autoridad del doctor Noguera acerca de esta g r i pe, a la que, debido a su convivencir. en. rc nosotros, hemos acabado por perder el respeto, ponerla motes y darle coñac. ¡T e m i í dad suicida! RADIOGRAFÍA CADENADA DE PECHO DE U N ENFERMO EN CON TUBERCULOSIS BACILO PULMONAR DESEN- LEANDKQ B L A N C O (Fotos V Muro. E N LA CONVALECENCIA D E U N A GRIPE. D E KOCH COMPROBADO LA EXPECTORACIÓN
 // Cambio Nodo4-Sevilla