Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 30 DE E N E R O D E 3931. N U M E R O S U E L T O 10 C E N T S DIARIO ILUSTRADO. A Ñ O VIGÉSIMO SE PT 1 MO N. 8.767) S F U N D A D O E N i D E J U N I O D E 1905 P O R D. T O R C U A T O L U C A D E T E N A A N T E LA C O N V O C A TORIA D E ELECCIONES Importantes declaraciones del presidente del Consejo Madrid 29, 9 noche. E l general Berenguer nos habla de la nota de- los constituyentes, que ayer publicamos con la referencia de la reunión por ellos celebrada en el Ritz, de las consultas y de la abstención electoral. E l presidente del Consejo nos recibe en sus habitaciones particulares. Acabamos dé conocer la nota oficiosa entregada a la Prensa por los prohombres políticos, partidarios de las Cortes constituyentes, y nos interesa, antes que cualquier, otro, el juicio del conde de Xauen sobre su contenido. Enterado de los acuerdos, se presta amablemente a la conversación. -Lamento mucho- -nos dice -la decisión que acaban de adoptar las ilustres personalidades reunidas en el Ritz. Significa, a mi juicio, un deseo de obstaculizar el camino eme recorre el Gobierno hacia ja normalidad p lena, cuando tantas veces fué incitado por los hombres políticos para conseguirla y asegurarla; y, al mismo tiempo, el anhelo de frustrar la única solución viable para los problemas que España necesita resolver en un plazo brevísimo. Yo, con toda clase de consideraciones para las personas que anuncian el retraimiento en dicha nota, y aun reconociéndoles su alta significación personal y los servicios que prestaron a la Patria desde, sus pasadas s i tuaciones políticas, debo decir que el juicio coincidente que exponen no está contrastada con el de una gran masa de opinión que les siga y aliente. Digo, además, que no s, e puede en una sobremesa torcer el curso de la marcha política de un país, cuando éste pide con urgencia que se le reintegre en el pleno uso de sus derechos de ciudadanía. Si nos fijamos bien en la nota de los constituyentes- -añade el general Berenguer- -veremos que no se especifican los motivos de la abstención. Es fútil y anticipado el de que no quieren el papel de la única oposición parlamentaria, y es demasiado trascendental el de que no hay otra solución que la convocatoria de unas Cortes Constituyentes. Pero si verdaderamente las desean, ¿qué mejor coyuntura que ésta para, imponer en los comicios la propia opinión con los votos, y si no lo consiguieran, la de buscar en el Parlamento los apoyos indispensables para hacer prevalecer la doctrina? En buena democracia no hay otra trayectoria. Desde el año 23 han ocurrido en España demasiadas cosas- -reflexiona el presidente- Se desarticularon las viejas organizaciones políticas, surgieron núcleos de opinión que no pueden encuadrarse en las disciplinas antiguas, hay una aspiración vehementísima á que el Poder público examine y resuelva las realidades nacionales, en el campo social y en el campo económico... Decididamente, ía resolución de los constituyentes no está a tono con esos anhelos del país, expresados cada vez con mayor claridad. E l conde de Xauen hace una breve pausa, L a aprovechamos para preguntarle si conoce la aspiración, ya dibujada por al- gracia de familia; claro que, desde luego, gunos políticos, de que la. Corona abra un cambiaron impresiones sobre el momento período de consultas. político, pero nada más. -Sí- -nos contesta- Yo digo, porque E l Sr. Matos hizo una pausa, y a contipuedo decirlo, que S. M el Rey tiene de nuación se expresó en estos términos: par eri par las puertas de su cámara para todo- -Desde luego habrá elecciones el primeaquel que quiera, exponerle un juicio o una ro de marzo, porque a esto está absolutaopinión sobre el momento presente. Afirmo mente decidido el Gobierno. Esta noche potambién que el Soberano agradecerá el con- drán publicar los periódicos la nota conssejo o la advertencia, porque jamás los ha titucionalista de ayer, que se prohibió por rehuido. Ahora bien, cuando el Gobierno la censura porque sus redactores no la cointenta desplazar de las organizaciones po- municaron al Gobierno. líticas las decisiones definitivas para entre- ¿Hay otras abstenciones políticas? -le garlas a la. voluntad nacional, ¿cómo puede preguntó un periodista. entender que hay otras consultas sobre la- -No, que yo sepa. Mientras ustedes me consulta electoral, la más amplia y pública vean aquí habrá elecciones, porque las absque se conoce? tenciones de determinados sectores políti. Una abstención- -agrega- -se comprende cos no implican una abstención general. cuando el Cuerpo electoral se siente: vejaMuchos elementos no están encuadrados do y atropellado en sus derechos; cuando dentro de la disciplina política de los paren el Poder actúa un Gobierno de partido tidos tradicionales y con su significación que intenta sacar a flote una mayoría por ideológica irán a la contienda electoral. Esté cualesquiera, procedimientos; cuando la pre- Gobierno no tiene una representación polísión en. las altas esferas es tal, que todas, tica, sino que cada uno de sus componentes las garantías peligran y los candidatos se ostenta sólo su propia significación. encuentran a merced de la voluntad oficial. Hay un gran núcleo de opinión- -sigue ¿Sucede así ahora? L a responsabilidad que diciendo- -que comprende que sólo en lasse le asigna al Gobierno se funda- -lo oigo Cortes pueden resolverse los infinitos problea diario- -en la inhibición de que da mues- mas que España tiene planteados y ese nútras ante lá contienda electoral. Yo no conoz- cleo en masa irá a los Colegios electorales a co la lista de los, aspirantes a la investidu- votar a aquellas personas a quienes deseen ra parlamentaria. Del ministerio de la Go- transferir su representación. Si hay alguien bernación no ha salido, una orden, una re- qué cree que no debe ir a las elecciones, que comendación, un, nombramiento que pueda no acuda a ellas, y con ello satisfará su coninfluir en la próxima lucha. Todas las ¡ga- ciencia. Por lo pronto- -añadió- -los repurantías están en la mano de quienes quieran blicanos catalanes no se abstendrán, pues he usarlas. ¿Entonces... Yo sé que los parti- leído varios artículos en la Prensa catalana, dos extremos de España han ido a las elec- orientados en ese sentido. Otro informador ciones con alcaldes de Real orden hasta, en preguntó al ministro si creía que de las los últimos villorrios, con delegados guber- próximas elecciones saldrían nuevos partinativos interviniendo en los Colegios, con dos políticos v contestó que lo que pase en Ayuntamientos legales suspendidos y- sus- España tendrá su origen en, las Cortes. Estituidos por interinos. Que recorran ahora paña pide un Parlamento y el Gobierno o- los distritos y observen. Por qué la absj- constituirá convocando las elecciones nara tención? ¿En qué se fundan? el primero de marzo de este año. E l Gobierno- -que no favorece ninguna tendencia, ni presta calor a determinadas orDeclaración del Gobierno ganizaciones, ni tiene otro interés que el supremo de España- -no puede ni quiere reLas garantías electorales. Los problemas troceder. inaplazables de España No le mueve un interés bastardo al someEn el ministerio- de la Gobernación faciter a la sanción regia el decreto de convocatoria. N i siquiera el deja permanencia; litaron anoche ía siguiente declaración miYo, que no soy político ni aspiro a serlo, nisterial. entregaré al país un Parlamento para que Firme el Gobierno en. su propósito de de éste salgan los gobernantes. Y habré cum- normalizar la vida constitucional de Espaplido un deber. Lo negaría, en cambio, si ña, ha proclamado en toda ocasión y reiteel día uno de marzo permanecieran cerrados ra ahora la imperiosa necesidad de la aclos colegios electorales. tuación dei Parlamento, para resolver todos los problemas pendientes, hoy estacioCategóricas manifestaciones del nados con grave quebranto de los intereses públicos. Parecía lógico que quienes se maministro de la Gobernación nifiestan deseosos de exigir las responsabiMadrid 29, 5 tarde. Los periodistas fue- lidades de. gestión durante el período dicron recibidos a ¡as dos y media dí la tarde tatorial, se aprestasen a procurar sus repor el ministro de la Gobernación. Pregun- presentaciones en Cortes, donde pueden táronle aquéllos qué impresiones traía de- aquéllas demandarse; que quienes niegan la su viaje a Barcelona y contestó que sólo crisis de los antiguos partidos políticos aprohabía pasado unas, horas en la capital cata- vecharán la ocasión para demostrar que aún conservcoi arraigo en la opinión y fe en lana, pero que le bastaron para saber que el trabajo es la preocupación general de la ¡sus ideales, y aue, en suma, los que todo lo ciudad. Se. ocupan más de sus problemas que; critican, se decidiesen, al fin, a reconstituirlo todo por la única vía en que es posible de la política, añadió. Como- uno de los informadorcs; de; pregun- hacerlo legalmente. Sin embargo, se protara si había tenido alcance político, la én- paga como panacea de todos los males el treyista que- celebró ayer con el Sr. -Vento- criterio de la abstención, comprensiva en sa, dijo que, le unía con dicho ex ministro -elementos ácratas, y aun circunstanciaruna antigua amistad, y, la. visita tuyo por mente, por despecho, en los participantes objeto darle el pésame por su reciente des- de los intentos revolucionarios, cero total; t