Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CENTROS CULTURALES D E M A L A G A El Museo Provincial de Bellas Artes Cuantos lo visitan coinciden en afirmar que el local que ocupa en el viejo edificio de San Telmo es insuficiente para la ordenada y discreta colocación de las obras, objetos artísticos y otras mil preciosidades que conserva. E l director del Museo, D Rafael M o r i l l o Carreras, artista meritísimo, a cuya genero- w GALERÍA D E LAS ESTATUAS R E T R A T O POR MORENO CARBONERO sidad debo los informes para esta crónica y las admirables fotografías que la ilustran, se lamenta de la falta de salones, que obliga a hacinar cuadros, tallas y muebles. H e aquí el problema que m á s preocupa, de antiguo, a la Junta del Patronato. Y es a ú n m á s sensible tal deficiente acondicionamiento, porque también perjudica a la Real A c a demia de Bellas Artes, instalada en la misma planta que el Museo. N o pueden lucir en éste lo debido cuadros, tallas y damascos, ni la Academia puede desenvolverse holgadamente, pues n i de sitio para secretaría, biblioteca y otras dependencias i n dispensables dispone. Y a se ha tratado reiteradas veces de l a necesidad de amplitud sentida por ambos organismos, y no hay solución posible, sino habilitando una casa ad hoc para el Museo y cediendo los salones que éste ocupa e n la actualidad a la Academia. Urge resolver el conflicto, cada día m á s apremiante. L o piden los académicos, los elementos de la Junta del Patronato, los visitantes del M u seo lo exige la importancia de Málaga. E l Musco malagueño, si no excesivamente copioso, es interesantísimo ñor l a calidad de las ioyas que atesora: lo que ocurre es que muchas pasan inadvertidas para el visitante que no escudriña demasiado. L a galería de entrada parece pequeña polla cantidad de cuadros, vitrinas y estatuas que la decoran. H a y en ella lienzos de M o reno Carbonero, de Sáenz, de F e r r á n d i z de Reina, etc. A la izquierda, en un salón GALERÍA D E LAS VITRINAS DESPUÉS D E LA CORRIDA CUADRO D E DENIS