Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E E N E S 6 D E F E B R E R O D E 19 31 EDICIÓN D E ANDALUCÍA, P A G 28. M 1 SS F R A N C I A S E TRANSFORMA EN MISS E U R O P A Detalles de la elección París 5, 10 noche. E l jurado procedió a ítaa primera eliminación, de la. que resultaron seleccionadas las señoritas representantes de Alemania, Austria, Bélgica, Estonia, Francia y Turquía. U n a segunda selección favorece a las señoritas Alemania, Austria y Francia. Tanto al principio como al final del acto el Jurado permitió a los representantes de la Prensa que interviuvaran a las reinas de la belleza. Sus declaraciones son las corrientes en esta clase de soberanas: l a mayor parte, y entre ellas l a señorita España, sueñan con llegar a estrellas cinematográficas. E l público comenta diversamente l a decisión del Jurado y se muestra generalmente favorable en sus juicios a las Señoritas Turquía e Italia. Todas las bellezas lucieron magníficos trajes, modelos inéditos. de los más afamados modistos parisinos. Puede decirse que la más sencilla ha sido l a Señorita España, y únicamente a su belleza se debe el magnífico efecto que ha producido. París 5, 12 noche. E l vino de honor organizado por la Casa de España en honor de l a señorita Emelina Carreño ha sido suspendido, y en su lugar se organiza una paella, que se celebrará el próximo sábado. Miss Italia declara ser una ferviente aficionada al alpinismo. Algunas, pocas, piensan en casarse y constituir un hogar. Mientras el Jurado se reúne de nuevo para proceder al escrutinio definitivo, los periodistas descienden al salón de fiestas, atestado de público. Poco después de las cinco y treinta, el S r D e Waleff aparece en el escenario, con todas las reinas de l a belleza, y declara que por decisión del Jurado ha resultado elegida Mus Europa l a señorita Francia. Añade que le siguen en orden de méritos Miss Austria y Miss Alema- cabríá decir correctísimo, si l a montura de sus dientes no fuera irregular. L e falta, sobre todo expresión. L a Venus perfecta podría ser acaso l a misma señorita Francia, con la expresión de l a señorita Alemania, l a sonrisa de l a señorita Italia y la dentadura de la señorita España. D e todos modos, ante el eclipse de las quince aspirantes, determinado por l a elección, hay que gritar, por galantería y ante l a elocuencia de los hechos consumados: L a s reinas han muerto; ¡viva la reina! se retraten designios más inocentes, uña muchedumbre del sexo feo, en la que hay de todo, hasta periodistas. A lo largo de las recepciones y exhibiciones en curso, l a marca de automóviles X l a joyería Z el modisto o el perfumista H p r i van, espectacular o secretamente, sobre el rango de las reinas y a sus expensas. I n cluso en el baile de la Opera, las dieciséis señoritas semejaban, uniformemente sentadas en una fila de butacas bastante lejos del espectáculo, casi todas sin saber francés, ni poder hablar con la del lado, una teoría de E l acontecimiento necesitó este año, como convidadas de piedra. U n o se explicaría la los anteriores, rimeros de cuartillas y planas resistencia, de un novio o de una madre de de periódicos. S i Afrodita surgió en la antifamilia a que la elegida de su corazón, o l a güedad clásica del mar, Miss Universo surge hija de sus entrañas, fuese admitida a l condel fondo democrático del siglo x x de una curso mundial. montaña de papel. Papel escrito con, de, en, Pero no en atención a que el papel resulta por, etc. de estos concursos en un sentido demasiado ostentoso, demasiado importante, todavía, más qu eelogioso, ditirámbico, aposino por todo lo contrario, porque tiene tologético. dos los inconvenientes y ninguna de las venCelebrado ya, convendría enjuiciar, con la tajas de la función de reinas de belleza, porautoridad que confiere ser testigos de visu, que so pretexto de su improvisada coronaunos entusiasmos que frecuentemente obeción, son los consejeros de éstas, los subdidecen a miras interesadas. E n el formidatos quienes realizan y gobiernan a costa de ble reclamo en que consiste el acontecimienla Soberana. to, el gusto estético o sexual de la belleza feE n suma, si se trata de un contraste de menina entra en muy poco, y l a galantería en razas, en. aras de la selección de un tipo úni. mucho menos. Las reinas sólo son un pretexco y ejemplar de belleza femenina, los conto para l a publicidad de hoteles, de modistos, cursos no deben prosperar tal y como están de perfumistas, de joyeros, de playas y balorganizados. nearios, casi siempre pertenecientes a una Y si prosperan, a partir del año qué viene sola y misma nación. Y para que con ellas cada reina debería exigir, por lo menos, una parte de los beneficios que de su belleza reporta a los demás, y contar con un administrador, un cuidador, un manager, a semejanza de los boxeadores, divos y caballos de carreras. Programas. Contestaciones Preparación, Editorial Reiis Preciados, 1, Madrid. L a señorita Italia, saludando al modo fascista la señorita Alemania, pidiendo el titulo con una tanto más terrible cuanto inconsciente afirmación pangermanista para la señorita Australia; la señorita España, reclamándolo vagamente para Francia... en fin, el fallo mismo, reproducen el mapa político de Europa. Incluso el deseo de mademoiselle Juana A Jullia, de que la compañera de Alemania fuese l a elegida aparece como una sugestión del Quay D Orsay. Apariencias que no deben, empero, ilusionarnos demasiado acerca de la problemática eficacia que a l a política de la paz aportan todas las más bonitas criaturas de las distintas naciones. L a mujer, por naturaleza pacífica, se encona y revuelve en cuanto se parangona desventajosamente su hermosura presunta o real. Cada una regresará a sus patrios lares con el resquemor de una humillación, naturalmente ficticia. N o sería aventurado afirmar, que la elección de la Señorita Europa constituye el más serio obstáculo imaginado hasta hoy al proyecto de los Estados. Cuanto a España, l a celebración de los concursos sucesivos demuestra una vez más la escasa capacidad cosmopolita de sus mujeres. A h o r a la señorita Ciudad Real, como antesala señorita Valencia, desisten de la i n vitación formulada a las dieciséis reinas para que. visiten l a Costa A z u l y otros lugares de amenidad, ocio y bienestar, y anuncia que el sábado regresará a su rincón provinciano. Apenas había atravesado la frontera, hace días, Emelina Carreño, nos exponía sus deseos de abdicar. L a circunstancia de que tanto en un año como- en otro haya sido precisamente la señorita España, la única defección en la fastuosa j i r a subsiguiente a l Certamen, dice lo bastante para comprender que su reinado está más cerca del hogar que de la calle. L a mujer española va perdiendo entereza en la medida que se aleja del fundamental trono hogareño. Será, es posible, un anacronismo, un resabio de pedagogía y costumbres seculares, pero es también, según testimonio, de propios y extraños, l a afirmación de una moral que define a una ra a que mantiene incólume el sentido prestigioso cié la familia. -Daremos. L a gripe o influenza se ha presentado con carácter epidémico en casi todo el Continente europeo y ha invadido algunas regiones de nuestro país. Esta dolencia no solamente produce una gran postración, sino que con frecuencia es. causa de graves Crítica de la nueva reina. Secrecomplicaciones bronquiales y pulmonares. Algunos órganos vitales del cuerpo quedan tos del concurso muchas veces perjudicados de manera perParís 6, i madrugada. (Crónica telefómanente a causa de la gripe. Los. médicos nica de nuestro redactor. Desde esta tarconocen los peligros de tal enfermedad, y así las más eminentes autoridades médicas de, Europa tiene su reina de belleza, o su recomiendan con insistencia el que cada señorita internacional. L a señorita Francia uno procure aumentar y conservar sus reciñe desde hace algunas horas l a corona de servas de fuerzas mediante una alimentabella entre las más bellas muchachas del ción conveniente y otras medidas higiécontinente. E l Jurado estableció, con escasa nicas. diferencia de puntos, una clasificación defiLa Ovomalíina es el alimento más adenitiva, de tres concursantes, que fueron recuado para tal fin, por contener, en forma concentrada y de fácil asimilación, los princomendadas por este orden: Francia, Alemacipios esencialmente nutritivos y fortificannia y Austria. tes de los mejores alimentos que nos ofrece Apresurémonos a discrepar, sin mayor porla Naturaleza: malta, leche, huevos y cafía, más bien que del fallo, de su prelación, cao. La Ovomaltina no contiene drogas ni materias pesadas para el organismo. Sus siquiera las dieciséis señoritas, conforme decomponentes están asociados por un proclararon antes de l a votación, hubieran adcedimiento único y original que permite judicado el título a l a proclamada en los presentarlos en forma concentrada, granusalones de Le Journal. Según la mayoría, lar, inalterable, de preparación instantánea entre ellas l a española, la beldad francesa y delicioso sabor. debía, en efecto, ocupar el primer puesto. í Protéjase- usted, y proteja, a los suyos E n cambio, esta última prefería a Alemacontra los peligros de la gripe tomando todos los días, en el desayuno, la merienda o nia, y Alemania a A u s t r i a pero en materia la cena, una taza da Ovomaltina. Alimente de belleza femenina, las mujeres, como los usted a sus enfermos o convalecientes con Monarcas constitucionales en política, n i tieeste poderoso alimento nen voto n i apenas deben tener voz. Son aumenta las fuerzas de natural tónico, que resistencia contra parte interesada. P o r consiguiente, no hay las enfermedades. que atribuir demasiada importancia al hecho Latas de 250 y 5,00 gramos en farmacias, de que las señoritas Inglaterra, Bérgica, FIodroguerías y buenas casas del ramo de alimentación. landa, Rusia, Rumania y Yugoeslavia no hayan tenido una mención de sus compañeras. Sobre que, en términos generales, del criterio estético de ellas habría mucho que hablar. N o Madempiselle Juana Julia, notableconstituyo un rico museo de arte, por sus mente alta, aunque sin desproporción, modeartísticas portadas y planas sn color y en radamente rubia, de ojos claros, constituye, huecograbado, debidas a los m á s reputasin duda, un tipo de belleza correcto. Y aun dos artistas. v
 // Cambio Nodo4-Sevilla