Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AGRICULTURA COLONIAL Cultivo del plátano en Fernando Póo L a agricultura en Fernando Póo ha dedicado toda su actividad en la creación de plantaciones de cacao; como consecuencia de esta actividad, ha llegado a producir 10.000 toneladas métricas de cacao anuales. L a mano de obra no existe en la isla, hay necesidad de importarla; esto encarece de tal manera el factor trabajo, que el precio de coste del kilo de cacao asciende, en ocasiones, a 1,50 pesetas, y no baja nunca de una peseta. E n Costa de O r o el precio de producción es solamente de 0,50 pesetas, y aún menos. Fernando Póo se encuentra, pues, en condiciones muy desfavorables para competir con los demás países productores, principalmente los de l a costa occidental de África. P o r esta razón, Fernando Póo no exportaamás que en contadas ocasiones su cacao al extranjero. Pero España consume alrededor de 9.000 toneladas métricas de cacao del tipo Fernando Póo, el exceso de producción sobre estas 9.000 toneladas métricas no se puede enviar a España, y los agricultores se han visto obligados, en a l gunas ocasiones, a quemar el cacao que excede al consumo español. Esta crisis tal vez tenga soluciones (selección de razas productoras, mejora de cultivo, elaboración del cacao más a gusto de los mercados extranjeros, intensificación de la tracción mecánica y del uso de maquinaria, etc. etc. Pero es el caso que todas estas probables soluciones exigen un aumento en el capital de explotación que no todos los agricultores pueden soportar. Por otra parte, el aumento de producción registrado en los últimos años sigue su curso, y en el plazo de un quinquenio se a l canzará la cifra de 12.000 toneladas métricas en la producción. E n la necesidad de implantar nuevos cultivos, muchos agricultores han pensado en 1 El dí (T 7; ha sidv ivauguracre grandioso certa me ti agrícola anual conocido con el nombre de La Semana Verde Re- producimos dos aspee- tos interesantes de ella uñar c oluicnü gigante y itti- estabí modelo. (Fotos Mai el plátano para la íutura expansión de Iá agricultura colonial. Los agricultores de Canarias se han alarmado últimamente con estos intentos de l a colonia, y, con motivo de un cargamento de bananas enviado por una Empresa española a Barcelona, procedente de T i k o (no de Fernando Póo) dieron la voz de alarma, pidiendo al Gobierno protección para su producción, que consideran arruinada si Fernando Póo les hace la competencia. Creo erróneo este temor, y, creyéndome obligado a hacerlo desaparecer, publico este artículo, procurando demostrar que no hay tal competencia ruinosa y, por otra parte, que el negocio del plátano en Fernando Póo, aunque de buenos rendimientos si se organizan bien los transportes y la venta, no es fabuloso n i tan pingüe como parece a primera vista. E s corriente oír el siguiente remedo del clásico cuento de la lechera: E n una hectárea se pueden plantar m i l pies; cada pie produce tres racimos, el racimo puede venderse, en la misma finca, a tres pesetas, y los ingresos brutos serán 9.000 pesetas por hectárea. L o s gastos de cultivo se reducen a unos cuantos chapeos, y en l a recolección, cfiíe tío ascenderán nunca, por mucho que